Sitges 2019: Humanos con superpoderes, hierba alta y el buen nivel lo marca Corea del Sur

Sitges 2019: Humanos con superpoderes, hierba alta y el buen nivel lo marca Corea del Sur

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Empezamos una nueva edición del Festival esperando encontrarnos grandes sorpresas y ninguna decepción. Como cada año mi intención es cubrir la sección oficial y dejar a un lado todas las otras, esto es debido al enorme número de películas que contiene ésta y por tanto no queda tiempo para otras opciones. Veré alguna de especial fuera de competición y alguna de la sección Òrbita (que por lo que observo cada vez me gusta mas y en futuras ediciones tendré que centrarme más en ella).

Al igual que los últimos años, ni he leído ninguna sinopsis (fallan mas que una escopeta de feria con lo que luego vas a ver) ni he visto ningún trailer, se que son de SOFC (Secció Oficial Fantastic a Competició) y con eso me sobra.  Y eso hace que me lleve algunas sorpresas agradables, como la primera película del dia, “Code 8”.

Soy espectador de toda la parte de series de DC que tiene actualmente (“Arrow”, “Flash”, “Legends”, etc…) y las estoy viendo al unísono ya que confluyen entre sí, y cual ha sido la sorpresa que el protagonista de la historia (Robbie Amell) es un secundario de “Flash”, y su mentor y coprotagonista es Stephen Amell, que es primo de Robbie y es quien encarna a Arrow/Oliver Queen en el universo DC. ¡Qué curioso!

Centrándonos ya en la historia, “Code 8” es la adaptación del estupendo corto del mismo nombre que dirigió el canadiense Jeff Chan y que ahora extiende y mejora en un largo.  Nos presenta una sociedad en que existen humanos con poderes y estos han marginados como clase social, tienen que estar registrados e identificados para poder trabajar. La madre del protagonista tiene un tipo de cáncer y al no poder costearle el tratamiento decide unirse a una banda de delincuentes para conseguir dinero y ayudarla.

A partir de ahí todo empezará a evolucionar y de un pequeño golpe se pasa a cuotas ya de otro nivel. Tenemos un poco de drama familiar, tanto de los malos como de los polis, el arco maestro/alumno de los dos, narcotraficantes de líquido extraído de la gente con poderes, las patrullas de policías androides (buenos efectos especiales para el nivel general de la película) y el problema moral de si son buenos o malos por lo que hacen. De todo. En resumen bastante bien, sin llegar a tirar cohetes. Me ha recordado muchísimo a “District 9”, cambiando los alienígenas por humanos con superpoderes. Pero aquella me gustó más.

Después tocaba el film que ha inagurado el Festival, “En la hierba alta” de Vincenzo Natali, el director de “Cube”, esa obra maestra que gano el Festival en el 98. La peli la produce Netflix y ahora ya está en la plataforma, algo raro para mí. Quedan pases por hacer todavía. Natali es capaz de extraer mucho de poco, y con sólo un trozo de campo de hierba te sumerge en una historia que promete mucho y que se queda con eso, luego se le va y ya no vuelve. Es una adaptación de una novela de Stephen King (y a mi me sigue sin gustar este señor, o al menos todo lo que se le adapta), alargada más de lo que hay en papel y ahí donde se pierde.

Empieza con una pareja de hermanos que paran al lado de un campo de hierba muy alta (unos dos metros) y escuchan a un niño pedir auxilio desde dentro, que no puede salir. Ellos se meten y tampoco pueden ya que el campo no es sólo un campo. Y ahí empieza el agobio y la locura. Pero en lugar de seguir y explotar esa senda de la historia, se vuelve rara con paradojas temporales y situaciones que no llegas a comprender por ninguna parte. Al final no sabes que ha pasado con quién ni con qué. Y la parte del subsuelo es para hacérselo mirar. De factura intachable está bien para inaugurar el Festival (han venido los actores y el director) pero no es de las mejores ni será recordada mucho tiempo. Echo de menos una inauguración y clausura por todo lo alto.

La del mediodía era “Bloodline”, la cual me ha hecho feliz al ver en los créditos que era de la productora Blumhouse, eso significa sangre, muerte y calidad. Y no me he ido de mucho. Una pequeña historia familiar donde lo primero es protegerse entre ellos de todo lo que les rodea e impedir que nadie les pueda hacer daño, y para eso se puede utilizar cualquier medio necesario. El padre es consejero escolar por el día y por la noche es un justiciero que actúa sobre las personas que hacen daño a los alumnos que hablan con él. Dicho así queda todo muy bonito (sólo le faltaría la capa) pero no es así, no es bonito, es sádico y retorcido. Mola.

Luego venía el cierre de la trilogía de Rob Zombie, con “Three from hell”, continuación directa de “Los renegados del diablo”. No he visto las dos anteriores así que no las puedo comparar, eso sí, no te hace falta verlas para ver ésta, los primeros 10 minutos son explicaciones de las anteriores y de cómo están ahora. Mucha bestialidad, muchos insultos, mucha sangre y Danny Trejo en un cameo (que procede de la cinta anterior). Poco más se puede pedir para pasar un rato agradable, pero sin más.

Y llegaba la última del día, con la esperanza puesta en mejorar un poco lo visto y ha sido así, y mucho. “Unstoppable” es lo mejor del día, en diferencia, y, espero equivocarme, de lo mejor que veré en el Festival. La proyección ha sido una fiesta y la ovación final que se ha llevado ha sido de las grandes, la cosa curiosa es que no es de sección oficial, es de Òrbita. Partimos de una película coreana, en la que una pareja se dedica a repartir pescado en un mercado. Uno tonto y patoso y el otro bonachón, fondón e incrédulo. Nada pasa hasta que secuestran a la mujer de uno de los dos y éste decide rescatarla por su cuenta tras la inactividad policial. A partir de ahí, un descojone completo en todo momento, risas sin parar y hostias como panes. Cual película de Bud Spencer en sus mejores tiempos. Luego te enteras que el protagonista, Ma Dong-seok, es una estrella en Corea y que es experto en Artes Marciales.

Y mañana más, esperando que algo supere “Unstoppable”, mi reto para esta edición.

Tu primo.
Spooky

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario