“Un viaje de diez metros”

“Un viaje de diez metros”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 4,25 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Esta historia cuenta con lo necesario para que el cine intente reproducir el éxito de “Slumdog millionaire”. Combina la comedia con la superación, la familia con el trabajo duro, y se siente a menudo el impulso de buscar el mejor restaurante indio cerca de casa.

Título: “Un viaje de diez metros”

Autor: Richard C. Morais

Editorial: Seix Barral. Biblioteca Formentor

Nota de la Redacción: Se prepara la versión cinematográfica a la que esta novela estaba orientada desde su nacimiento. Morais de hecho la escribió como homenaje al productor inglés de cine Ismail Merchant, que murió inesperadamente en 2005. “A Ismail y a mí nos encantaba comer bien y armar jaleo de cazuelas en la cocina y un día, mientras cenábamos en la Bombay Brasserie, en Londres, insté a Ismail a que encontrara una producción literaria donde pudiera combinar su amor por la comida con su afición a hacer cine. Le prometí que yo le ayudaría en esta empresa”.

Algo más de 270 páginas que mueven la historia de restaurante a restaurante, de Bombay en 1975 a París en 2013. Se presenta como un relato autobiográfico de Hassan Haji, nacido en el piso de arriba del restaurante de su abuelo en Bombay, entre el aroma a curry y especias. Una tragedia empuja a su familia al exilio, primero a Londres y luego a un pueblo francés a los pies de los Alpes, para terminar la historia en París.

El autor es muy hábil introduciendo ambientes, ya sea la estación de trenes de Bombay (Estacion,txt) o una divertida visita a los grandes almacenes londinenses (Harrods.txt). Los diez metros del título es la distancia que separa dos restaurantes, la distancia de una calle. El primero es el ruidoso y exuberante restaurante indio que abre el padre del protagonista en un pueblo francés. El segundo es un dos estrellas Michelin de rancia tradición francesa, con una cocinera ya madura, símbolo de la grandeur gala, de su burguesía más infame si se quiere, pero aún capaz de reconocer el talento a su pesar.Atravesar esos diez metros de calle que separan dos mundos, significará el futuro para el joven indio Hassan.

Desde luego no faltan los olores, los mercados y las emociones salpicadas de momentos divertidos, provocados por el choque cultural de una familia india con recursos suficientes para que su mayor problema sea integrarse con su forma de vida y su comida. Tampoco falta una visión crítica, cuando no descarnada, del ambiente estúpido que rodea a la gran cocina francesa a menudo. Frente a esto, la naturalidad y sencillez de nuestro chef protagonista, concentrada en un buen consejo: “Madame Mallory dejó su taza de té en el platillo con un ruido deliberado y levantó la mirada. —Cuando te marches de aquí —dijo con acidez—, es probable que te olvides de la mayor parte de las cosas que te he enseñado. No se puede evitar. Sin embargo, si has de recordar algo, me gustaría que fuera este pequeño consejo que mi padre me dio de niña, después de que un famoso escritor, extremadamente problemático, acabara de abandonar nuestro hotel familiar. «Gertrude —dijo—, no olvides que un esnob es una persona que carece por completo de buen gusto». Yo misma olvidé este excelente consejo, pero confío en que tú no serás tan estúpido”.

Un regalo excelente para leer entre comidas, para los amigos y parientes aficionados a la buena mesa, que no se debe leer estando a dieta, que deja un buen sabor de boca en todos los sentidos.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Sara - 10.07.2012 a las 18:00

Yo también lo he leído, regalado por una amiga cocinera, y es fantástico. Un placer bien escrito.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario