“Una amistad improbable”

“Una amistad improbable”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,33 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

“Después de la tele y el cine, fueron los editores quienes se interesaron por mí. Esta vez directamente. «Conocemos a Driss y ahora queremos conocer a Abdel», me dijeron. Los puse sobre aviso: «Puede que el morito regordete no sea tan simpático como ese negro tan alto de la sonrisa Profident»”.

Título: “Una amistad improbable”

Autor: Abdel Yamine Sellou

Editorial: Ediciones Salamandra

Nota de la Redacción: “Haría falta que todos los grandes patrones se la pegaran haciendo parapente para que encontraran al otro y respetaran más a las personas tal como son… De acuerdo, puede que también hiciera falta que los tipos como yo dejáramos de ser horteras y chabacanos. Como dice el señor Pozzo, a las palabras solidaridad, serenidad, fraternidad y respeto hay que añadir la palabra humildad”.

Para el lector español casi coincide en el tiempo la publicación de dos puntos de vista de la misma historia, la que dio lugar a la película “Intocable”, y ahora le toca a “Una amistad improbable”, de Abdel Yamine Sellou, inmigrante árabe que cuidó durante diez años al tetrapléjico multimillonario Philippe Pozzo di Borgo.

Es infrecuente que se editen dos versiones del mismo asunto; al igual que es inevitable plantearse cual de los dos libros interesa, gusta o conmueve más. No voy a soslayar la cuestión. Los dos libros valen más de lo que cuestan, tanto en dinero como en tiempo. No dudo en sobre a cuál de los dos protagonistas salvaría antes frente al dilema de tener que elegir: A del Pozzo. Es un espécimen humano mucho más extraordinario, ya que no podemos hacer pasar a todos los poderosos por un periodo tetrapléjico esclarecedor. Tampoco dudo que sería el libro de Abdel el que se salvaría antes de las llamas.

La primera parte del libro resume en pinceladas breves y concretas la infancia y adolescencia de un árabe en los barrios periféricos de París, sin recursos ni más formación que la calle. Es una exhibición de delincuencia y del fracaso policial para evitarla. Abdel evita refugiarse en las circunstancias: “… caigo a menudo en la autosatisfacción, pero no en la autoconmiseración. Detesto esa manía de los franceses de analizarlo todo y perdonarlo todo, incluido lo imperdonable, con la excusa de las diferencias culturales, de una educación deficiente, de una infancia infeliz. Yo no tuve una infancia infeliz. ¡Todo lo contrario!. Crecí como un león en la sabana. Era el rey. El más fuerte, el más inteligente, el más atractivo. Cuando dejaba que la gacela bebiera en la fuente, era porque no tenía hambre. Pero, cuando la tenía, me arrojaba sobre ella. De niño, no me reprochaban mi violencia, como no se reprocha el instinto de caza a una cría de león. ¿Es eso una infancia infeliz?. Simplemente, era una infancia que no me preparaba para convertirme en adulto. Yo no me daba cuenta y mis padres tampoco. Nadie tiene la culpa”.

La narración revela a un joven sin sentido de la responsabilidad hacia los demás, un depredador urbano (Detencion.txt), que irá cambiando lentamente a pesar de si mismo. Aunque se haya leído “Intocable” y visto la película, el material es original. Ha sido interesante conocer parte de la historia de este hombre que se resume así: “Tengo dos padres, dos madres, un doble negro en el cine, mujer, dos hijos, una hija… Siempre he tenido colegas, compañeros, cómplices. Puede que el señor Pozzo sea sencillamente un amigo. El primero. El único”.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario