“Una segunda oportunidad”

“Una segunda oportunidad”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,50 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web en español.

El argumento: Los amigos Andreas y Simon son dos policías que viven de forma muy diferente. Andreas es feliz con su mujer y su hijo; Simon acaba de divorciarse y se emborracha regularmente. Todo cambiará cuando intervienen en la pelea de una joven pareja de yonquis y descubren a un bebé en un armario. Andreas, el hombre estable, obligado a enfrentarse a su impotencia, empieza a perder su idea de lo que la justicia significa. El rebelde Simon deberá restaurar el equilibrio entre el bien y el mal.

Conviene ver: “Una segunda oportunidad” es un dramón en toda regla de Susanne Bier que cuestiona éticamente las relaciones paternofiliales de sangre o de adopción cuando un policía descubre a un bebé en el armario de la casa de una pareja de drogadictos y a partir de ahí viene el enredo, el trauma familiar y la posibilidad de que el protagonista imparta (autonombrado para ello) su particular sentido de la justicia a la hora de decidir qué dos parejas se merecen más el rol de padres y los privilegios de cada clase social. A pesar de que la película arranca bien, mantiene el ritmo y también la intriga, la trama acaba enmarañándose poniendo toda la carne en el asador con algunas decisiones y motivaciones claramente ridículas promovidas por un tremendismo que, aun así, no descabalga a la película del buen hacer de su directora. Eso sí, Bier mantiene el equilibrio entre los espacios exteriores de aparente tranquilidad y el tormento interior de unos personajes a la deriva que intentan reconstruir el mundo de su alrededor a su manera en pro más del egoísmo personal que del verdadero sentido de justicia. La película menos sutil de Susanne Bier pero que, a pesar de todo, seguirá convenciendo a los fans de una directora que siempre sobresale por su buen manejo a la hora de moverse en el ecosistema familiar pero que, preocupada por ser tachada de convencional o de repetirse, fuerza demasiado la máquina a costa de un obsesivo Nikolaj Coster-Waldau que ve derrumbarse el castillo de naipes a su alrededor por una decisión equivocada en la diatriba entre el bien y el mal recordando en ello a “Adiós, pequeña, adiós”.

Conviene saber: Película a competición en el Festival de San Sebastián 2014.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario