Videojuegos de cine: “Divinity 2: The dragon knight saga”, el mágico mundo del rol te hechiza una vez mas

Videojuegos de cine: “Divinity 2: The dragon knight saga”, el mágico mundo del rol te hechiza una vez mas

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

La saga Divinity no ha conseguido, y lo ha intentado, llegar a los jugones. Al menos no a todos los necesarios para convertirse en un juego de referencia, en lo que a rol se refiere. En 2002 Larian Studios se embarcó en un proyecto arriesgado y no es que le saliera mal del todo, pero no les ayudo a tener más prestigio a nivel mundial. Los belgas sabían donde se metían, llegaban otras desarrolladoras con más presupuesto, más afianzadas, o simplemente con un proyecto mejor elaborado. En el menú inicial, podemos ver la generosidad de la gente de Larian Studios, dos juegos en uno, pero no sólo eso, a parte de haber incluido la continuación de “Divinity 2: Ego draconis“ (“Flames of vengeance” ) han remasterizado el material por completo. Ofreciendo a los jugones un juego mejorado y con el doble de duración, es de agradecer y más viendo los tiempos que corren. Sí tomas la decisión de empezar por “Ego draconis” saborearás desde el principio una historia de aventuras, magia y fantasía. De elegir “Flammes of vengeance“, ya pillarás la historia medio empezada, pero la base es en la que se asienta la secuela es la misma.

Aviso, tomate tú tiempo, es un RPG, y ya sabemos lo que pasa con este tipo de juegos, sabes cuando empiezas, pero nunca cuando vas a acabar. La primera impresión que tendrás, es la de jugar a un juego sencillo. En parte lo es, sus controles son muy básicos, tanto en pelea cuerpo a cuerpo, como en combates aéreos. La parte más enrevesada, es la evolución de nuestro personaje, conforme pasen los acontecimientos. Lo más complicado es saber compensar la mejora de habilidades y elegir bien hacia donde encaminamos a nuestro personaje, dominando el arte de la magia, la lucha con espada o con el arco. También debemos saber elegir las opciones correctas a la hora de hablar con los personajes influyentes del juego, aunque esto es menos trascendental, nos ayudará a labrarnos buenas opiniones por las tierras de Rivellon.

Aspirante a Matadragon

Ese será nuestro destino, pero por el camino hay que aprender mucho y aprehender más. Para comenzar nuestra historia en el mundo de Rivellon nos crearemos un personaje, pero será algo muy simple, eligiendo nuestro nombre, el sexo, tipo de pelo y color, tipos de barba y la voz con la que queremos que nos conozcan por las tierras de Rivellon. Ese es nuestro principal objetivo, ser conocidos y respetados, hacernos un hueco entre los mejores matadragones.

Eso tiene un precio, años de enseñaza, años de impaciencia. Años ya pasados y ahora empieza lo bueno, no sin antes terminar de prepararte para tu objetivo en la vida. Nuestros últimos maestros nos enseñaran nobles artes para enfrentarnos a un dragón, entenderle, dominar su fuerza y estas enseñanzas también nos servirán para el continuo desarrollo de nuestra vida en la tierra de trolls, esqueletos vivientes, espíritus inquietos y demás criaturas fantásticas.

Las lecciones son básicas pero fructíferas, desde blandir una espada, pasando por utilizar el arco con sus flechas hasta acabar con tropas enemigas utilizando la magia. Todo, o casi todo, nos ayuda a crecer en las tierras de Rivellion. Nuestro personaje está en continua evolución y así tenemos que pensar constantemente. Cada combate, cada descubrimiento, cada misión secundaria nos dará puntos de experiencia, canjeables por mejoras de habilidades y aumentos de salud, inteligencia y demás apartados necesarios para combates y el funcionamiento de la vida cotidiana.

La inexperiencia de un aspirante hace que los demás no confíen en ti hasta que no les demuestres algo, por eso debes ser buen chico y realizar las misiones encomendadas para ir ascendiendo de responsabilidad. Todo el mundo sabe que no se nace siendo matadragones, hay que ir poco a poco. Una de las habilidades que obtenemos es la de la posibilidad de leer la mente de todos los personajes que nos encontremos, a veces siendo totalmente innecesario, ya que gastaremos experiencia para escuchar tonterías o que simplemente las personas a las que intentamos leer la mente están curadas de espanto y son ellas las que te pueden hacer a ti el lío.

Los valores inculcados durante el principio de la aventura están dotados de filosofía arcaica y olvidada por muchos de los habitantes de Rivellon. La valentía debe estar presente en un matadragon pero esta no debe de hacer perder el respeto a nada ni a nadie. El poder de la mente es superior al de la fuerza bruta. Son enseñanzas sabias que, poco a poco, irán pasándonos por la cabeza.

Se un dragón

La importancia de los matadragones en esta sociedad fantástico/medieval es inimaginable para cualquiera que no sabe cual es la labor de un matadragones. Gracias a los matadragones se puede vivir mejor en todo Rivellon, son los principales responsables de la estabilidad y paz en el reino. Un apartado genial dentro del juego es la posibilidad de convertirte, en algunos momentos y para realizar alguna misión, en un dragón. Volar, apuntar y disparar fuego, puede parecer cansino pero si lo haces después de haber escuchado cientos de diálogos y tras realizar varias misiones secundarias, te resultará divertido acabar con esos sucios bichos voladores. Este es un toque peculiar que dota al juego de una vía de escape, par que no se haga repetitivo y pesado, ya que su duración es brutal. Los combates contra dragones también son entretenidos, ya que te permite establecer otra vía de escape ante los continuos y repetitivos combates contra enemigos inferiores a ti.

La vida en Rivellon

Eres un ciudadano mas, entre todos los que hay, destacas por querer ser matadragones, destacas por ser un temerario. Tu situación no es privilegiada, comercias, dialogas, haces recados. Para ir ganando experiencia, muy necesaria durante todo el juego y de especial manera conforme te acercas a los compromisos finales.

Se podría decir que hay dos maneras de hacer las cosas, la fácil y segura, y la arriesgada y temeraria. Para hacer una misión principal difícil podemos hacer antes varias fáciles, para subir el nivel y las habilidades. O bien podemos pasar de las misiones secundarias y enfrentarnos temerariamente a la principal, la decisión es cosa nuestra.

Las misiones secundarias, como las de ir de A-B llevando un objeto, recado. Matar a unos cuantos trolls que no paran de molestar. Misiones simples, pero que permiten ascender de nivel. Los personajes de Rivellon te darán muchos datos, algunos interesante, otros para olvidar. Pero has de saber elegir las respuestas, las preguntas, todo importa incluso la posibilidad de leerle la mente. Los personajes están para ayudar y para ser ayudados.

Otro punto que destaca en el juego es la facilidad que tienen por los toques humorísticos. Aunque acabe de morir alguien delante de tus narices, otro alguien soltará un chiste o un chascarrillo, que nos harán esbozar más de una sonrisa simpática.

Explorador, aventurero y misionero

Son tres palabras que definen muy bien lo que somos dentro de “Divinity 2: Dragon knight saga”. Si algo prima en un RPG es su duración, debido a sus extensos diálogos de preguntas, respuestas y historias de ciudadanos de a pie, nobles y reyes. Los diálogos nos harán entrar en contacto con nuevas misiones, aceptarlas o no ya es decisión nuestra.

Algunas son insignificantes, sobre todo al principio del juego, pero a partir de nuestra toma en contacto con las mas feroces criaturas de Rivellon, que es cuando ya ha pasado bastante del juego, empezaremos a tomar parte en misiones mas fundamentales para el normal desarrollo del videojuego.

En la segunda mitad del juego, “Flames of vengeance” tomaremos nosotros las decisiones importantes, no quiero revelar nada, pero se puede decir que aquí las misiones son altamente relevantes de cara a la historia base del juego, habiendo también las típicas misiones de relleno.

Dentro de la misión principal hay misiones secundarias que nos sirven para ir aumentando nuestras habilidades. En ellas tendremos que estar muy atentos para encontrar comida, pociones, guaridas secretas, un sinfín de objetos escondidos que solo pueden encontrar los exploradores mas avispados.

La jugabilidad que hay, pese a no ser un juego de mundo abierto, es muy alta, permitiéndonos cantidad de acciones y gozando de muchísima libertad a la hora de ir escogiendo las misiones secundarias, los modos de actuar y la diversificación que podemos encontrar a la hora de combatir. Ya que pese a hacerse repetitivos los combates contra enemigos claramente inferiores a nosotros, los contrarios que están parejos a nuestro nivel, nos harán pasarlo mal, dándonos la oportunidad de demostrar todo lo que sabemos con hechizos, usando la espada corta, recuperando salud estratégicamente y de nuevo sacar todo nuestro arsenal. Una de las cosas en contra del juego es la poca variedad de movimientos al principio, cuando tenemos poca calidad en el manejo de la espada, esta bien que sea un intento de emulación de inexperiencia, pero eso hace que el juego se haga repetitivo en la peor parte, cuando todavía le estamos cogiendo el ritmo entre dialogo (largo) y dialogo (largo). La lentitud a veces hace que estemos hartos del simple control de nuestro personaje, pero casi siempre sucede algo que nos hace volver a meternos de lleno en el juego, una cinemática estupenda (durante todo el juego son excelentes) o una misión principal del juego. Pese a que las misiones secundarias pueden parecer pesadas, son tremendamente graciosas por sus consecuencias. Por poner un ejemplo, en una misión secundaria hay que entregar cartas de amor entre hombres y ellos se creían que quien le escribía era una mujer. La reacción de estos es divertidísima.

Las maravillas de Rivellon

Los gráficos, pese a haber dicho ya que pertenece a una versión mejorada, siguen estando lejos de lo que se espera de un juego de las características. Las texturas se muestran apagadas, en ocasiones es razonable puesto que así lo requiere la situación lúgubre/funesta y en otras, muchísimas, no se logra entender del apagado de los entornos que deberían ser más vivos y más coloridos. Ya que estamos en un mundo de fantasía y magia. La repetición de la cara de los personajes es algo frustrante, puesto que siempre hay alguien que te recuerda a otro. Debido a ser un juego con un guión larguísimo debería también de contar con algo mas de personificación, es decir más variedad de caras, entornos etc.

El sonido durante todo el juego esta presente, desde el principio hasta el fin. Dotando al juego de alma para animar, desanimar, acompañar, contrastar. La música épica reina en nuestras aventuras, siendo éstas un acompañamiento de nuestras emociones y sensaciones. Por otro lado los efectos no esta a la altura, poco creíbles desgastados en algunos momentos. A veces el sonido de las pisadas se oye y otras no, los personajes tienen las mismas voces etc. El juego viene en versión original subtitulada, con el audio en ingles, puede suponer un contratiempo para algunos, pero para aquellos que no tengáis problemas con los subtítulos no resulta ningún inconveniente, ya que el doblaje es bastante acertado.

Conclusiones

Por ir concretando, “Divinity 2: The dragon knight saga” es una genial aventura que merece ser revisada y jugada con calma, su relación precio duración invita a ser jugado. Cuenta una historia, que no os queremos contar ya que seria un crimen, de una manera desenfadada, muy emocionante y que nos hará quedarnos empapados de el mundo “Divinity” y con ganas de probar y jugar más y más. A la genial historia contada a modo “2 por 1″ en “Divinity 2: The dragon knight saga”.

Le concedemos un… 8/10

Garoz

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Dave65Soler - 22.06.2011 a las 21:02

Esta muy bien, y mucha gente no ve la calidad porque la mayoria de gente solo ve los gráficos y poco mas que tiene el juego.

Garoz - 22.06.2011 a las 21:36

Dave65Soler que razón tienes. El Rol no es la grafica es su jugabilidad. Aunque tambien hay que reconocer que durante todo el juego los entornos, personajes y demas esta muy bien recreado.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario