Espresso: Darren Aronofsky nos hace beber en la fuente de la vida eterna

Espresso: Darren Aronofsky nos hace beber en la fuente de la vida eterna

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Darren Aronofsky es todo un personaje. Su nombre casi impronunciable guarda dentro uno de los realizadores más personales y oníricos del cine actual. Sólo han llegado hasta el momento tres películas de él a nuestros cines, pero ya le ha servido para conseguir una gran legión de seguidores que te hablarán de él como el gran genio de su generación.

En lo que todos coinciden es que Aronofsky demuestra en sus películas tratar temas con una madurez insólita a pesar de no haber cumplido todavía los 40 años. Siempre ha apostado por un estilo visual muy propio, no dejando de lado la historia y ha sido por eso mismo por lo que Aronofosky se ha convertido en el director preferido por muchos tratando temas como la muerte, la drogadicción o la neurosis. Todos ellos tratados como si fuera un hombre que ya ha visto transcurrir toda una vida y ya es un experto de la misma.

El primer contacto con el cine de este realizador nacido en Nueva York fue “Pi”, una película rodada en blanco y negro protagonizada por un matemático algo perturbado que considera que toda la naturaleza puede ser representada por números, además de poder vaticinar que fenómenos pueden ocurrir en el futuro.
Demostrado el talento que algunas veces recae en los debutantes con oficio, Aronofsky hizo correr el boca-oreja con “Réquiem por un sueño”, una película con escasa difusión que no dejó a nadie indiferente. Allí, combinaba dos historias paralelas en el que las drogas eran el nexo de unión: tanto por parte de dos jóvenes que deciden convertirse en traficantes y por el lado de la madre de uno de ellos que está dispuesta a todo para adelgazar unos kilitos y participar en su concurso de televisión preferido. En su trabajo más maduro hasta la fecha, Aronofsky demostró que cuida todos los detalles, técnicos y artísticos, y sacó lo mejor de unos actores en estado de gracia entre los que brillaba con luz propia la veterana Ellen Burstyn, que consiguió una nominación al Oscar el año que Julia Roberts se alzó con la preciada estatuilla por “Erin Brockovich”.

EssFuentedelavida_Escena.jpg

No ha sido hasta esta semana cuando podremos tener nuevamente la oportunidad de volver a ver una película de este peculiar director en pantalla grande. Se estrena “La fuente de la vida”, película que llega siete años después de su anterior film y que padeció muchos problemas en su preproducción. En un primer momento, iba a estar protagonizada por Brad Pitt y Cate Blanchett pero el recorte de presupuesto estuvo a punto de terminar con el proyecto, ya que Aronofsky había invertido demasiado en el aspecto técnico.
Empezando de cero, y con Hugh Jackman y Rachel Weisz (que pasaría a convertirse en la pareja del propio director) como nuevos intérpretes, Aronofsky pudo llevar por fin a buen puerto el proyecto para contar una trama dividida en tres historias independientes que tienen como objetivo la búsqueda de la fuente que tiene el secreto de la vida eterna, siendo la principal la lucha de un hombre por salvar a la mujer que ama, enferma de cáncer.

A pesar de la expectativa, en Usamérica no recibió la acogida esperada y pasó de puntillas en gran parte de los cines. Pero, no te preocupes Teo, la película no decepcionó a los aficionados al cine de un director de incipiente pero influyente carrera. Veremos como es recibida aquí a partir del próximo viernes, pero seguro que con esta película muchos más cinepatas descubren y se quedan absortos con las propuestas del neoyorkino…para bien…o para mal…

Tu primo Coronado

 

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario