Espresso: La actriz que ganó un Oscar siendo un hombre

Espresso: La actriz que ganó un Oscar siendo un hombre

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

La noticia que te traemos hoy en el Cinema Espresso es una mezcla de fenómeno paranormal a lo Iker Jiménez y del típico programa de cotilleos de la televisión. ¿Qué me dirías, primo Teo, si te decimos que en realidad una ganadora del Oscar a la mejor actriz era en realidad un hombre?. Esa es la noticia que ha soltado el círculo cercano de la actriz en cuestión y que ya recogen hoy muchos medios usamericanos. Esta es la historia, digna de un gran guión cinematográfico…

Alice Brady, nacida en Nueva York en 1892, era una actriz que tenía muchos problemas de salud, entre ellos cáncer y una variación de la enfermedad que provoca la rotura de los huesos. Eso, como no, además de en su vida diaria le ocasionaba grandes problemas en su profesión. Un día, su padre, conoció a un transformista de gran talento para la imitación llamado Arthur Blake, al cual le ofreció el reto de intentar imitar a su hija Alice.
Blake comenzó a visitar a Alice, a imitarla y a vestirse como ella hasta el punto de ser casi dos gotas de agua. Alice Brady volvió al cine al superar uno de sus achaques, pero a partir de ahora se producía una novedad como era que cada vez que estaba enferma, en vez de ausentarse del rodaje mandaba a Arthur Blake haciéndose pasar por ella.
EssAliceBrady_Chicago.jpgEn “Al servicio de las damas” (1933) , Blake la sustituyo en pocas escenas y en varias películas ni siquiera lo hizo al coincidir con una época de buena salud de la Brady, pero en “Chicago” (1937) ocurrió que Brady enfermó de tal manera a mitad de rodaje que Blake tuvo que sustituirla hasta el final, llegando a rodar secuencias importantísimas y de cara a la cámara en todo momento.
Por esa película Brady ganó el Oscar a la mejor actriz de reparto pero quien lo recogió fue un hombre misterioso del que nada se sabía. Eso hasta ahora, ya que hoy por hoy poco cuesta deducir que fue Blake quien recogió la estatuilla, en realidad un Oscar que recaía en él (aunque nadie lo supiera) ya que había sido quien en realidad había rodado casi todas las escenas de la película.

Brady murió dos años después, en 1939 a los 46 años, y Blake dejó de ser una mujer para volver a su identidad guardando un secreto que hasta ahora permanecía totalmente escondido y que sólo ha sido desvelado gracias a unos documentos y cartas encontrados por familiares de Blake y de la propia Brady. Del Oscar no se sabe nada, ya que no apareció en los objetos personales de Brady o de Blake cuando estos murieron.
Después de todo esto, no me digas que la vida real no nos da jugosas historias para ser llevadas al cine. Un relato que nos ayuda a conocer alguno de los entresijos mejor guardados del Hollywood de aquella época.

Tu primo.
Coronado

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario