Espresso: Helen Mirren sin pelos en la lengua en su autobiografía

Espresso: Helen Mirren sin pelos en la lengua en su autobiografía

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Helen Mirren ya nos lleva demostrando en estos años de popularidad en alza que ni se casa con nadie ni opta por lo políticamente correcto. Es una mujer de ideas claras y con principios a prueba de bomba. Uno de ellos es el de hablar sin tapujos de lo que ella estima conveniente contar. Ya denegó en más de una ocasión la invitación de la reina Isabel II a tomar una taza de te en el Palacio de Buckingham y ahora en su recién publicada autobiografía no duda en desnudar su alma para mostrarnos su imagen menos real y más terrenal.

En “In the frame”, que es como se titula su autobiografía, describe el tipo de vida que solía llevar en sus años de juventud en los que ya comenzaba a despuntar como actriz en la Royal Shakespeare Company.
Su primer contacto con el LSD fue, según cuenta ella, a los 20 años durante una excursión campestre en la que iba acompañada de un grupo de amigos bohemios con los que compartía una pequeña casa de refugio en Stratford. Para Mirren la experiencia inicial fue maravillosa para luego convertirse en una sensación extraña y caótica en la que se juró que nunca más volvería a probar una sustancia semejante. Así lo cuenta ella: “Me tomé un tapón de ácido, mi primer y último tapón, se lo aseguro. Fui cayendo al suelo y pensé no sé qué va a pasar a partir de ahora. Entonces el ácido me hizo efecto rápidamente y fue algo terrorífico. No entiendo cómo la gente puede tomarlo una y otra vez. Mi mejor amiga me decía: ‘No te preocupes, Hel, todo va a salir bien. Solo déjate llevar, disfruta y todo saldrá bien”.
“Fue fantástico, maravilloso. Pero demasiado extremo, puedes percibir fácilmente el peligro”.

Con más palabras de Helen Mirren podemos hacernos una idea de cómo eran esas excursiones con sus compañeros de teatro en las que la bebida era la protagonista. “A los chicos les encantaba vestirse de mujer y a las chicas de monjas o fulanas. Y había, por supuesto, drogas, sobre todo marihuana. También había sexo, pero siempre entre parejas estables. Era algo privado y personal”.

Además de sus coqueteos con las drogas, Mirren cuenta en el libro la primera vez que compartió cama con un hombre entrando en todo lujo de detalles de los que sólo podrás enterarte si consigues la autobiografía.
La Mirren se muestra totalmente explícita a lo largo de todas las páginas del libro desnudando su alma al igual que lo hizo con su cuerpo en los primeros años de su carrera de los que recuerda que se desnudaba sin pudor en los papeles en los que ello era necesario: “Quitarse la ropa ante la cámara es tan fácil como beber un vaso de zumo de naranja”, dice Mirren que durante su temporada en la Royal Shakespeare Company empezó a ser conocida como la Sex Queen of the RSC (Reina Sexual de la RSC).

Tus primos foreros.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario