“Regreso a la casa de citas”

“Regreso a la casa de citas”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (10 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Título: Regreso a la casa de citas

Autor: Lluis Bonet Mojica

PVP: 16,80 €

Editorial: TB Editores

Nota de la Redacción:

Hace tiempo que el autor publicó la primera recopilación de citas y momentos cinematográficos que llamaron su atención. Se llamó “la casa de citas” y, coherentemente, regresa al mismo sitio para seguir satisfaciendo a dos tipos de lectores: los aficionados a las citas y los aficionados al cine.
Lluis Bonet sabe que no es el único en disfrutar del placer de pensar y comentar usando las citas como motor. Estos libros son un juguete para distraer desde la mesita de noche, o diez minutos de espera tranquila. Son libros para dejar “por ahí encima”, al alcance de la curiosidad. Dan mucho más juego de lo que cuestan.

Para comprobarlo aquí tienes algunas citas de las recopiladas en esta segunda parte. Están ordenadas alfabeticamente y claro , empiezan por la A.

ABRIDOR (de cartas)

“Cuando el tirano de la Columbia, Harry Cohn, entrevistaba a starlettes, a menudo les metía el abridor de cartas en la boca para revisarles los dientes y luego lo bajaba rápidamente para subirles las faldas y echarle un vistazo a sus muslos.”

Todopoderoso mandamás de la Columbia, Harry Cohn (1891-1958) era el terror de las actrices que estaban bajo su contrato y un personaje bastante odiado en Hollywood. Cuando le preguntaron al actor Peter Lorre por qué había asistido al entierro de aquel productor al que odiaba, respondió sin inmutarse: “Quería cerciorarme de que este hijo de puta estaba realmente muerto”. Cohn hizo la fortuna de su estudio al producir las más relevantes comedias sociales de Frank Capra.

Frank Capra, El nombre delante del título (Frank Capra. The Name Above the Title. An Autobiography), T & B Editores, 1999 (traducción: Domingo Santos).

ACABAR

“No saben cómo van a acabar la película. Se han pasado dos años escribiendo esta historia y todavía no está sobre el papel”.

Nota escrita por el regidor cuando ya se llevaban 69 días de rodaje de Noche y día (Night and Day, 1946). Su director, Michael Curtiz (1886-1962) había pasado por una experiencia parecida en Casablanca (1943), pero de este edulcorado biopic del compositor Cole Porter (1891-1964), que se mostraba encantado por aparecer bajo el físico de Cary Grant (1904-1986) no surgió precisamente ninguna película mítica.

William McBrien, Cole Porter (Cole Porter. A Biography), Alba Editorial, 1999 (traducción: Manu Berástegui).

ACRÓNIMO

“…la lectura de la recopilación, firmada por Caín (un acrónimo estupendo), Un oficio del siglo XX, cuando comprendí que otra crítica cinematográfica era posible (me refiero a la crítica de periódico, no a la de Cahiers du Cinéma y demás publicaciones cinéfilas)”.

Declaración de principios a cargo del escritor Guillermo Cabrera Infante (1929-2005), recordando sus tiempos de crítico cinematográfico.

Manuel Rodríguez Rivero, Homenaje a mi Infante favorito. Blanco y Negro Cultural del periódico ABC (21/8/2004).

ACTOR

“No quiera ser actor. Por cada persona a la que contratamos rechazamos mil”.

Cartel que en los primeros años 30 figuraba en el exterior de las oficinas holywoodenses que contrataban a figurantes para las películas. Relatado por el actor David Niven (1909-1983) en el primer volumen de sus memorias.

David Niven, La aventura de m vida (The Moon’s a Balloon), Editorial Noguer, 1973 (traducción: Carlos Casas).

ACTOR (dos)

“Actor es uno que si no estás hablando de él no está escuchando”.

Marlon Brando (1924-2004).

En The Observer, Sayings of the Year (1/1956). Recopilado por Wenceslao Castañares y José Luis González Quiróns en Diccionario de citas. Editorial Noésis, 1993.

ACTORES (clases de)

“Los actores -me diría como si se lamentara de ello- tienen límites orgánicos y psicológicos. Los que dominan alguna técnica lo hacen mejor en la toma 30 que en la 2. Los intuitivos, mejor en la 2 que en la 30”.

Comentario de Pedro Almodóvar (1949) al escritor Juan José Millás.

Juan José Millás, Almodóvar desconocido. El País Semanal (28/3/2004).

ACTORES (porno)

“…es difícil encontrar en el mundo gentes menos dotadas para la interpretación que los actores porno. Algunos han llegado, en Francia sobre todo, a dominar una pretendida técnica del polvo fílmico y mientras ruedan, te asaetan a preguntas.

-¡Mr. Franco! ¿Me sacudo a la derecha o a la izquierda de cuadro?

O bien:

-Ya puedo eyacular, cuando usted me diga.

-Venga, hágalo usted pronto.

-¿En los senos o en la boca?

Y la chica, ocultando la cara a la cámara:

-¡En la boca, tu padre!

Las chicas, en general, algo más coquetas, suelen hablar mientras lanzan ayes de pretendido gozo y resultar lamentables.

-Jess, ¿el culito va bien así?

-Sí, vale.

-¿Ves bien los labios?

-Muy bien.

-¿Los contraigo?

-¡Qué sé yo!”

Experimentada aproximación a la trastienda del cine porno, realizada por Jesús Jess Franco (1930), prolífico e inabarcable cineasta adscrito a géneros como el cine de terror y el erótico, que a lo largo de su carrera ha firmado con numerosos seudónimos: Jess Frank, Clifford Brown, Robert Zinnermann…. Entres sus mejores films figuran La muerte silba un blues (1962) y El secreto del doctor Orloff (1964). Fue ayudante de Orson Welles en Campanadas a medianoche (1965) y en 1964 actuó como actor en El extraño viaje, insólita película dirigida por Fernando Fernán-Gómez.

Jesús Franco, Memorias del tío Jess. Aguilar, 2004.

ACTRICES

“Hay muchas actrices que sólo existen para ser dirigidas o deseadas”.

Afirmado por la misteriosa actriz francesa -hija de padre argelino y madre bávara- Isabelle Adjani (1955), candidata al Oscar por Diario íntimo de Adèle H. (Histoire d’Adèle H., F. Truffaut, 1975) y La pasión de Camille Claudel (Camille Claudel, Bruno Nuytten, 1988). También con notables trabajos en El quimérico inquilino (Le locataire, Roman Polanski, 1975) y La reina Margot (La reine Margot, Patrice Chéreau, 1994).

Rafael Ramos. La Vanguardia (6/2/1995).

ACTUANDO

“A veces, haciendo una escena, miro al director, paro el rodaje de pronto y digo: ‘Lo siento, estaba actuando'”.

Afirmado por Michael Caine (1933), maestro de la actuación. Optó en tres ocasiones al Oscar para el mejor actor por Alfie (Lewis Gilbert, 1966), La huella (Sleuth, Joseph L. Mankiewicz, 1972), Educando a Rita (Educating Rita, Lewis Gilbert, 1983) y El americano impasible (The Quiet American, Phillip Noyce, 2002). En 1986 ganó el Oscar al mejor actor de reparto por Hanna y sus hermanas (Hanna and Her Sisters, Woody Allen) y Las normas de la casa de la sidra (The Cider House Rules, Lasse Hällstrom, 1999).

Michael Caine: ‘Me encanta hacer de golfo’. El País (18/10/1996).

ACTUAR

“La primera interpretación de Katharine Hepburn en el cine fue en Doble sacrificio (1932), donde tenía como compañero a John Barrymore. El rodaje estuvo trufado de tensiones y al final una exasperada Hepburn le dijo a Barrymore:

‘¡Gracias a Dios que no tengo que volver a actuar con usted!’

‘Oh, querida, no me había dado cuenta de que lo hubieras hecho’, replicó el famoso perfil”.

Perteneciente a la ilustre dinastía -teatral y fílmica- de los Barrymore (completada por Ethel y Lionel), John Barrymore (1882-1942) se ganó el sobrenombre de El Gran Perfil, y su fama como dipsómano corría pareja con la de mujeriego.

Peter Hay, Sucedió en Hollywood Ma Non Troppo, 2003 (traducción y adaptación de Rafael Dalmau).

ACTUAR (dos)

“Mis padres, que eran actores, discutían mucho cuando mi hermana, que también es actriz, y yo, éramos todavía niños. Nos aterrorizaba escuchar sus gritos cuando ya estábamos en la cama. Un día, tenía ya 12 años, me decidí y actué de adulto. Salté de la cama, me metí en medio de la discusión y mirando a mi padre, a quien admiraba mucho, le dije: ‘Papá, no te das cuenta que no pueden seguir así, ¿por qué no te vas?, ¿por qué no te separás’. Los dos se callaron. Papá me miró y me dijo: ‘Tenés razón’. Se dio la vuelta y se fue. Supongo que desde esa noche actúo”.

Los padres de Ricardo Darín (1957) fueron Ricardo Darín y Renée Roxana, así que desde pequeño ya estuvo inmerso en el mundo del espectáculo, actuando en anuncios publicitarios, radio y emisiones de teleteatro. Figura escénica en su país, alcanza una enorme popularidad en España al protagonizar -a las órdenes de Juan José Campanella- El mismo amor, la misma lluvia (1999), El hijo de la novia (2001) y Luna de Avellaneda (2004), así como Nueve reinas (2000), de Fabián Bielinsky.

Entrevistado por Carlos Ares, El País (5/11/2004).

ACUMULAR

“Varios escritores fueron contratados para confeccionar el delicado guión de Noche y día, dado que el propio biografiado debía supervisarlo y dar su visto bueno. Se cuenta que un entonces joven Orson Welles (que en el futuro iba a colaborar con Porter en un musical sobre La vuelta al mundo en 80 días, dirigido y protagonizado por él, que constituyó un semifracaso, pues sólo alcanzó las 75 representaciones) comentó con ironía: “¿Qué van a usar los guionistas para crear el clímax? El único suspense reside en saber: ¿Llegará Cole Porter a acumular diez millones de dólares o no?”

Michael Curtiz dirigió en 1946 Noche y día, un biopic del músico Cole Porter (1891-1964), encarnado por Cary Grant, mientras que Alexis Smith interpretaba el de su esposa Linda. La Warner pagó al célebre compositor 300.000 dólares por el derecho a seleccionar 35 composiciones de su repertorio musical que serían incluidas en la banda sonora. Para Cary Grant se trataba de su primera película en color, pero las relaciones con Curtiz fueron desastrosas. En 2004, el productor y director Irwin Winkler filmó De-Lovely, con Kevin Kline, donde se mostraba la homosexualidad de Porter.

Lluís Bonet Mojica, Cary Grant, el capricho de las damas. T & B Editores, 2004.

ADICIONAL

“El director (Robert Altman) estaba reclutando a la gente de Vidas cruzadas, esa película collage que montó sobre los cuentos de Raymond Carver, y necesitaba una actriz capaz de sostener una escena de alta tensión emocional y bajo contenido textil. En otras palabras: la mujer debía aparecer desnuda de la cintura para abajo mientras le confesaba a su marido una infidelidad pasada. Madeleine Stowe, que acabó haciendo otro de los papeles de la película, ya había rechazado éste; Altman llamó entonces a Julianne Moore y le preguntó si podía hacerlo. ‘Puedo hacerlo, y además te ofrezco una prima adicional’, dijo ella. Altman preguntó de qué se trataba, y Moore dijo: ‘Soy pelirroja de verdad'”.

Julianne Moore (1960) ha sido nominada cuatro veces al Oscar por sus admirables actuaciones en Boogie Nights (Paul Thomas Anderson, 1997) y Las horas (The Hours, Stephen Daldry, 2002) como secundaria, y como actriz protagonista en El fin del romance (The End of the Affair, Neil Jordan, 1999) y Lejos del cielo (Far from Heaven, Todd Haynes, 2002).

Juan Gabriel Vázquez, Julianne Moore, la camaleona de pelo rojo. El País (25/8/2004).

ADJETIVACIÓN

“Cuando éramos pequeños y acudíamos al cine de barrio, no teníamos ningún problema en decir: he visto una película de tiros, he visto una película de amor o he visto una película de miedo. Las películas tenían su adjetivación de género, cosa que yo considero muy sana. Muy sana no como reivindicación subcultural, diríamos, sino porque resultaba que éramos capaces, en dos palabras, de dar una referencia perfecta de qué tipo de producto habíamos visto”.

Escritor y director ocasional -en 1989 dirigió la comedia Sauna, con guión propio-, Andreu Martín (1949) rememoraba los géneros fílmicos que podían contemplarse en aquellos cines de barrio donde se formaron las generaciones de la posguerra.

Lluís Bonet Mojica, La mitología del cine en los sueños literarios, Barcelona Metrópolis Mediterrània (otoño 1988).

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario