“El despertar de Hannibal”

“El despertar de Hannibal”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 3,33 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Título: “El despertar de Hannibal”

Autor: Tomas Harris

Editorial: Plaza & Janés

Desde la Redacción: A pesar de las primeras renuencias de Harris a continuar con el personaje que le ha hecho rico y conocido, el libro anterior, Hannibal, y aún más este, transforman a un buen psicópata de la ficción, en un personaje comprensible. Sin estas dos últimas entregas la supervivencia de Lecter corría el peligro de desvanecerse en el tiempo a causa de unas súper cualidades inexplicables. La novela se escribió después de pensarse el guión para la película, pero Harris tiene el dominio suficiente de su oficio para que no signifique nada negativo. Los fans de Hannibal disfrutarán. El prólogo que viene a continuación será más comprensible para los seguidores, y el comienzo de la historia que nos ofrece la editorial confirmará que se ha mantenido el estilo directo y reconocible.

Elinicio.htm

Prólogo
La puerta del palacio de los recuerdos del doctor Hannibal Lecter se encuentra entre las sombras que pueblan su mente, y su picaporte solo puede encontrarse a tientas. Este curioso pórtico conduce a espacios vastos y bien iluminados de principios del Barroco, a pasillos y cámaras que rivalizan en número con las del museo Topkapi.
Las vitrinas lo ocupan todo, espaciosas y bien iluminadas, guardan bajo llave recuerdos que evocan otros recuerdos en progresión geométrica.
Los espacios dedicados a los primeros años de Hannibal Lecter difieren de los demás apartados en que están incompletos. Algunos son escenas estáticas, fragmentarias, como restos de frisos atenienses unidos por yeso blanco. Otras habitaciones albergan sonidos y movimientos, enormes sierpes que luchan y cabecean en la oscuridad y desprenden fogonazos. Ruegos y gritos llenan ciertos rincones del sótano, al que Hannibal no puede bajar. Sin embargo, el eco de los chillidos no llega a los pasillos, en ellos, si uno lo prefiere resuena la música.
El palacio es una construcción iniciada en la primera etapa de la vida estudiantil de Hannibal. Durante sus años de encierro, lo mejoró y agrandó, y sus tesoros lo mantuvieron durante los largos períodos en que los celadores le confiscaron sus libros.
Busquemos juntos el picaporte aquí, en la calurosa oscuridad de su mente. Una vez lo encontremos, escojamos la música de los pasillos y, sin mirar ni a derecha ni a izquierda, dirijámonos a la Sala del Principio, donde las vitrinas contienen, en su mayoría, piezas fragmentarias.
Las completaremos con lo que hayamos averiguado en otros lugares, en archivos de guerra e informes policiales, en entrevistas y gracias a los forenses y a la callada postura de los muertos. Las cartas de Robert Lecter, desenterradas recientemente, pueden ayudarnos a esclarecer los detalles esenciales sobre la existencia de Hannibal, quien manipuló las fechas para confundir a las autoridades y a sus biógrafos. En nuestra empresa contemplaremos cómo se desteta la bestia que Hannibal alberga en sus entrañas y cómo, luchando por avanzar a contra corriente, penetra en nuestro mundo.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario