“Últimas sesiones con Marilyn”

“Últimas sesiones con Marilyn”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (28 votos, media: 2,71 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Título: Últimas sesiones con Marilyn

Autor: Michel Schneider

Editorial: ALFAGUARA

Título original: Marilyn dernières séances

Nota de la Redacción:

Estamos ante una novela histórica peculiar. Es novela porque no pretende que lo narrado haya sido cierto, pero ha pasado medio siglo apenas desde la muerte de Marilyn en 1962 y los novelistas “históricos” no suelen echar el anzuelo tan cerca. Esa cercanía y el trabajo exhaustivo de documentación para la carne psicológica y emocional de los personajes, convierten esta historia en algo muy personal. Se dice que el escritor de novelas se enamora de sus personajes, pero aquí el amor se confunde entre personaje y personalidad real de la rubia de la que más se habla y escribe en el mundo del cine.
El resultado es inquietante porque esa mezcla de proximidad y personalidad funciona, y es peligroso para nuestra memoria sobre Marilyn precisamente por lo mismo. Un juego malévolo y entretenido. Nuestro consejo es leerla sin detenerse a pensar más allá del relato, lo contrario lo desaconseja el propio autor, aunque sin dejar de sonreirnos con malicia al hacerlo. Esto nos dice en las primeras páginas del libro:

A Marilyn

Siempre hay dos versiones de una misma historia.
MARILYN MONROE

Nueva York, abril de 1955. El escritor Truman Capote asiste con Marilyn Monroe a un entierro.
Necesito teñirme -dice ella-. Y no he tenido tiempo de hacerlo.
Le muestra una huella oscura en la línea de separación de sus cabellos.
Mira que llego a ser inocente. Yo que siempre había pensado que eras rubia al cien por cien.
Soy una rubia auténtica. Pero nadie lo es de una manera natural. O sea, que te zurzan.

Como el cabello de Marilyn, esta novela -estas novelas mezcladas- es realmente falsa. A diferencia de la anticuada advertencia de las viejas películas, se inspira en hechos reales, y los personajes aparecen con su auténtico nombre, salvo algunas excepciones que pretenden respetar la vida privada de personas que siguen entre nosotros. Los lugares son exactos y las fechas han sido verificadas. Las citas extraídas de sus relatos, notas, cartas, artículos, entrevistas, libros, películas, etcétera, son literales.
Puede que el falsario que soy no haya dudado en adjudicar a unos lo que otros dijeron, vieron o vivieron; en atribuirles un diario íntimo que nunca se encontró, así como artículos o notas inventadas; o en prestarles sueños y pensamientos que ninguna fuente ha confirmado.
En esta historia de amor sin amor entre dos personajes reales, Marilyn Monroe y Ralph Greenson, su último psicoanalista, unido a ella por los hilos del destino, no buscaremos ni lo real ni lo verosímil. Les veo ser lo que fueron y acepto la extrañeza del uno y de la otra como si me hablara de la mía propia.
Sólo la ficción da acceso a la realidad. Pero lo que esperamos al final de un relato, como al de una vida, no es la verdad de los seres humanos. El que escribe, que no soy yo, de la misma manera que mis personajes no son Marilyn y Ralph, observa, como si no le perteneciera, esa mano que reordena el tiempo palabra por palabra. Escribe de izquierda a derecha, pero puede leerse lo que deja en el papel como una imagen invertida en un espejo, hasta que en la oscuridad de la pantalla parpadea el mensaje NO SIGNAL.
Me gustaría que este juego de palabras secretas y de actos visibles, esta serie de imágenes borrosas atravesadas por reflejos a contrapelo, termine con un signo de interrogación cuando los personajes se fundan en la incertidumbre, y que la mano del autor se abra, vacía como la de un niño abandonado.

Aquí tienes el arranque de la historia….
LosAngelesDowntown.htm

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario