“Despedidas”

“Despedidas”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (47 votos, media: 2,53 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial es bastante completa y muy cuidada. Tres fotos representativas aparecen en el portal situando en el centro de la página los contenidos de la misma. Trailer, galería de fotos, recopilación de las críticas recibidas e información sobre el reparto.
La web en español no aporta más contenidos de los comentados.

 
El argumento: Daigo Kobayashi, antiguo violoncelista de una orquesta que se acaba de disolver, acaba vagando por las calles sin trabajo y sin demasiada esperanza. Por ello decide regresar a su ciudad natal en compañía de su esposa. Allí consigue un empleo como enterrador: limpia los cuerpos, los coloca en su ataúd y los envía al otro mundo de la mejor forma posible. Aunque su esposa y sus vecinos contemplan con desagrado este puesto, Daigo descubrirá en este ritual de muerte la chispa vital que le faltaba a su propia vida.
 
Conviene ver: “Despedidas” enseña como es necesario entender la vida para así comprender todo el proceso de la muerte. Película oriental que no se hace lenta y en la que reside todo el lirismo propio de esa cinematografía acompañada de algunas dosis de humor negro sobre todo en la primera parte del film que ayudan a que no caiga en un dramatismo innecesario. Un homenaje hermoso a una profesión parodiada y olvidada como la de enterrador que aquí se acompaña de la dualidad entre la vida y la muerte, la tradición y la novedad, así como encarar la vida bien como uno quiere o como la sociedad le impone. Aunque algunos ritos puedan parecernos excéntricos dentro de la cultura occidental está tan bien contado que emociona más que parecernos chocante. Se aprenden cosas, en especial sobre el rito del konanshi (o preparar al fallecido para el entierro) que se entiende como una labor importantísima (especialmente en la cultura nipona) realizada por los allegados del familiar con el fin de que inicie el viaje al otro mundo de la mejor manera posible. La música es excelente combinando temas clásicos de Brahms y Beethoven propios de la profesión del protagonista así como temas compuestos especialmente para el film por Joe Hishaishi que acompañan muy bien a las escenas, algunas de ellas bellísimas.
 
Conviene saber: La película se alzó con el Oscar a la mejor película de habla no inglesa en los pasados premios reportando a Japón su primer Oscar en esta categoría.
 

La crítica le da un OCHO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Ebi - 04.07.2009 a las 07:31

Lamentable que esta cinta se llevara el Oscar. Película previsible, escenas de risa, cuando toca el violoncelo en el prado es patético, personajes irritantes, la esposa es para matarla a hostias. Parece que cuando nos envían churros asiáticos los confundimos con poesía. Esta bien sólo para ver algunas de las plagas de la sociedad japonesa, la soledad, la superficialidad de las relaciones familiares, la incomprensión…

harry - 10.07.2009 a las 18:18

Sí, una basura. Los japoneses nos las meten dobladas cada vez que estrenan una de sus bazofias.

auster - 16.07.2009 a las 00:59

“¿Para matarla a hostias?”… pues va a ser que esta película no es de tu estilo, no…
Igual hay que leer algo sobre lo que se va a ver para evitar estos sustos.

Ebi - 16.07.2009 a las 16:26

Pues fui a ver la película antes que ganara el Óscar, y tras leer sobre ella y ver que recibió buenas críticas en el festival de Montreal, y fui con una predisposición positiva, con ganas de reconciliarme con el cine japonés después de años de decepciones. Por eso salí con tan mal humor del cine, con una sensación de fraude.
El personaje de la esposa es lamentable, tanto el personaje en si, como la actuación. Aún me entran arcadas cuando recuerdo las escenas donde sale a regar las plantas por la mañana. ¡Ni siquiera las japonesas son tan artificiales! El humor, de parbulitos (“huy, tiene pito”). desde que sale cada personaje sabes que va a ser de cada cuál, quién muere… ¡Qué amables somos con los japonesitos!

auster - 16.07.2009 a las 23:49

Imagino el chasco; estas películas no son del tipo que más me llama, la verdad, y es cierto que en ocasiones pecan de dar a cualquier tontería una trascendencia que no tiene.

carmen - 25.07.2009 a las 16:21

Pues a mi la pelicula me ha gustado mucho. Supongo que las críticas negativas se deben a que en esta pelicula no hay acción ni estridencias, solo sensibilidad e humanidad, simple y llanamente.
La muerte vista sin vampiros…

guillermo - 26.08.2009 a las 13:04

Quizá por Europa estamos perdiendo sienta sensibilidad, de ahí viene todo un poco.

A mí me emocionó.

Por cierto, “parvulitos” se escribe con V.

Ebi - 28.08.2009 a las 12:09

Lo que hay por Europa es mucha tontería. Demasiada gente con supuesta superioridad intelectual. Los últimos dos argumentos a mi crítica hacia esta película son que yo no soy una persona sensible. Pues yo creo que a unos les engañan con acción vacía y a otros con sentimentalismos igualmente vacíos. Y parece que todo lo japonés, por definición, tiene que ser el súmmum del refinamiento. Con esta película realmente salí estafado del cine; sosa, pretenciosa y previsible. El único cineasta japonés valioso actualmente es Hayao Miyazaki. Y gracias por la lección de lenguaje.

Antonio - 08.05.2010 a las 06:38

Pues yo la he disfrutado muchísimo. Así que gracias por haberme hecho disfrutar tanto por tampoco.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario