“La chispa de la vida”

“La chispa de la vida”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (7 votos, media: 4,71 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

No tiene web. Nos quedamos con el trailer para conocer cual es el estilo de la nueva película de Álex de la Iglesia.

El argumento: Roberto, un publicista en paro, es rechazado por todas las agencias en las que solicita trabajo. Su situación económica es desesperada. Ya nadie valora que fuera el creador del archiconocido slogan “la chispa de la vida” de Coca-Cola. Todo cambia cuando de pronto sufre un accidente que le hace debatirse entre la vida y la muerte. Queda atrapado de tal forma que ni el Samur, ni los bomberos, ni siquiera los médicos se ponen de acuerdo en cómo rescatarlo. Lo absurdo y dramático del suceso provoca el interés de los medios de comunicación. El protagonista decide aprovechar su experiencia como publicista para explotar la situación, convirtiéndola en un espectáculo mediático. Para ello contrata a un representante. La idea es simple: Vender la exclusiva a las televisiones y solucionar para siempre el futuro de su familia. Luisa, su mujer, llega al lugar del accidente y asiste impotente al espectáculo que se ha generado alrededor de su marido. Intenta convencerle de que desista de su idea, pero la obsesión de Roberto por conseguir la exclusiva es cada vez mayor. Sin embargo, las negociaciones con las televisiones se eternizan, los intereses afloran y el rescate se complica. ¿Conseguirá el protagonista salvar su vida?. ¿Preferirá dar la vida a cambio del dinero?.

Conviene ver: “La chispa de la vida” es un nuevo ejemplo de comedia esperpéntica de la mano de Álex de la Iglesia. Una buena manera de tratar el momento social que vivimos y es que esta cinta trata, a su manera, la crisis económica en la que todos andamos inmersos. Todo a través de un publicista al que pone voz y rostro un José Mota que va de menos a más en la película. Una cinta que habla sobre el morbo de la ciudadanía, el egoísmo y el poder de los medios de comunicación en encumbrar o hundir símbolos, así como también el papel de los poderes públicos y la mirada a la España más costumbrista. Una cinta que pasea entre la carcajada amarga y la lágrima. Los títulos de crédito del inicio vuelven a ser muy potentes, como en “Balada triste de trompeta”, y el director vuelve a ofrecer esa metáfora del payaso triste con un protagonista que no sabe digerir su nueva fama, conseguida por populismo más que por méritos reales. Una crítica social inteligente y sólida con mucho humor negro y un buen puñado de rostros de nuestro cine en papeles breves pero bien dibujados y característicos. Algo definitorio del cine del director. Estupendos José Mota, Salma Hayek, Fernando Tejero, Blanca Portillo y Juan Luis Galiardo. Una adecuada fotografía, un uso acertado de la música diegética y un final que plantea reflexión y cierta desesperanza, son bazas a favor del nuevo film de Álex de la Iglesia que, no obstante, sufre el ser un proyecto de encargo y las prisas en levantar la cinta se nota en algunos detalles de la realización y el acabado del guión.

Conviene ver: 2 nominaciones a los premios Goya 2012 para Salma Hayek como mejor actriz y para José Mota como mejor actor revelación.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario