In Memoriam

In Memoriam: Bibi Andersson, musa bergmaniana

In Memoriam: Bibi Andersson, musa bergmaniana

Querido Teo:

A los 83 años ha fallecido una de las musas del cine de una época, una nacionalidad y un director en concreto. Bibi Andersson fue junto a Liv Ullmann, Ingrid Thulin y Harriet Andersson una de las actrices fetiche del cine de Ingmar Bergman, el director sueco que dejó impronta en el cine europeo y mundial a través de la filosofía, la sensibilidad y verdad en la que retrataba la condición humana a través de sus películas. Comenzó su carrera en 1951 como una bailarina sin acreditar en “La señorita Julie” y que terminaría abarcando hasta la miniserie medieval “Arn” (2010). Entre medias se convirtió en uno de los símbolos de una manera de enfocar el oficio con un cine de autor marcadamente nórdico y europeo, que le daría fama internacional junto a todo un maestro.

In Memoriam: Seymour Cassel, del cine de John Cassavetes al de Wes Anderson

In Memoriam: Seymour Cassel, del cine de John Cassavetes al de Wes Anderson

Querido Teo:

* A los 84 años ha fallecido uno de esos rostros secundarios imprescindibles del cine de las últimas seis décadas, Seymour Cassel. Fue habitual de John Cassavetes con el que debutó en un papel no acreditado en “Sombras” (1958). También estuvo en “Así habla el amor” (1971), “El asesinato de un corredor de apuestas chino” (1976), interpretándose a sí mismo en “Opening night” (1977), o en “Corrientes de amor” (1984). Por “Faces” consiguió la nominación al Oscar a mejor actor de reparto en 1969. Estuvo también en “El último magnate” (1976) y “Dick Tracy” (1990) pero, siempre preocupado por apoyar al cine independiente, fue importante en los inicios de la carrera de Wes Anderson estando en “Academia Rushmore” (1998), “Los Tenenbaums. Una familia de genios” (2001) y “Life aquatic” (2004). No obstante, su mejor papel fue el carismático productor de “En la sopa” (1992).

In Memoriam: Agnès Varda, la mirada femenina y humanista de la Nouvelle Vague

In Memoriam: Agnès Varda, la mirada femenina y humanista de la Nouvelle Vague

Querido Teo:

Triste pérdida la de Agnès Varda, la mirada femenina de la Nouvelle Vague y la abuela de ese movimiento que derivó en una filmografía marcada por el compromiso, la solidaridad y el empuje de los movimientos femeninos ante la necesidad de que la voz de las mujeres también fuera representada. Nos ha dejado a los 90 años tras padecer un cáncer de mama después de conseguir al final de sus días una inusitada visibilidad a raíz de la road movie documental “Caras y lugares”, con la que consiguió la nominación al Oscar 2018 como mejor documental (la persona de más edad en recibir una candidatura) recibiendo también el premio honorífico de la Academia. No ganó la estatuilla por este trabajo pero siempre se recordará como un último gran regalo ese delicioso y juguetón viaje descubriendo a gente anónima e historias cotidianas junto al artista gráfico JR en ese canto al poder de la imaginación y las imágenes.

In Memoriam: Larry Cohen, el inconformista enérgico

In Memoriam: Larry Cohen, el inconformista enérgico

Querido Teo:

* Seguramente el director y guionista Larry Cohen no estará en las enciclopedias cinematográficas pero eso no será porque no se lo merezca. Y es que él, fallecido ahora a los 77 años, hizo grande el género policiaco con tintes de terror opresivo. Siempre en la memoria “El padrino de Harlem” (1973), la trilogía de “Estoy vivo” (1974), “Demon” (1976), “La ambulancia” (1990) y su vuelta a los ruedos los últimos tiempos escribiendo los guiones de las cintas como “Última llamada” (2002) o “Cellular” (2004).

In Memoriam: Richard Erdman, del cine bélico al aula de “Community”

In Memoriam: Richard Erdman, del cine bélico al aula de “Community”

Querido Teo:

* Ha muerto a los 93 años el actor Richard Erdman tras una carrera en la que su duro rostro pudo verse en cintas icónicas del cine bélico como “Objetivo: Birmania” (1945), “Traidor en el infierno” (1953) y “Tora! Tora! Tora! (1970). Además de ello, y mucha televisión, en los últimos tiempos se le vio como el recurrente Leonard en la serie “Community” entre 2009 y 2015, donde era un veterano de la Guerra de Corea que a pesar de estar matriculado en el Greendale Community College desde 1975 no tenía ninguna intención de graduarse siendo habitual sus comentarios sarcásticos que desesperaban a más de uno de sus compañeros.

In Memoriam: Luke Perry, el icono juvenil de los 90

In Memoriam: Luke Perry, el icono juvenil de los 90

Querido Teo:

* “Sensación de vivir” no necesitó de redes sociales para convertirse en un fenómeno tal que era la comidilla de los colegios e institutos al día siguiente. Luke Perry en 1990 se hizo con el papel del rebelde Dylan McKay, después de varios años con papeles alimenticios, el indómito miembro de la pandilla en la que también destacaban la que era su novia (Brenda Walsh) y el hermano de ésta (Brandon Walsh). A pesar de ser unos niñatos snobs preocupados por los “first world problems”, propios de sus lujosas y pijas residencias con piscina en Beverly Hills y despreocupación general más allá del morbo de las relaciones entre ellos, supieron conectar enormemente con el público convirtiéndose la serie en éxito de audiencia. Desdeñada por la crítica pero aplaudida por un público enganchado a las historias durante 10 temporadas abarcando toda la década de los 90 y consiguiendo 4 nominaciones a los Globos de Oro (como mejor serie de drama en 1992 y 1993 y como mejor actor en serie de drama para Jason Priestley en 1993 y 1995).

In Memoriam: André Previn, una vida de cine, música y amores

In Memoriam: André Previn, una vida de cine, música y amores

Querido Teo:

André Previn es una de esas figuras polivalentes, pero en definitiva todo un maestro en lo referente a la música de la segunda mitad del siglo XX. Este compositor estadounidense de origen alemán nos ha dejado a los 89 años de edad tras una carrera en la que triunfó en Hollywood (ganando 4 Oscar) antes de convertirse en un reputado director de orquesta y también saltar a los tabloides sentimentales ya que uno de sus cinco matrimonios fue con la actriz Mia Farrow entre 1970 y 1979, adoptando a Soon-Yi Previn que, más adelante, se convertiría en la mujer de Woody Allen. Su último matrimonio, terminado en 2006, fue con la violinista alemana Anne-Sophie Mutter, a la que dedicó numerosas obras.

In Memoriam: Stanley Donen, ganas de vivir hechas cine

In Memoriam: Stanley Donen, ganas de vivir hechas cine

Querido Teo:

Si hay genios que no necesitan presentación uno de ellos es Stanley Donen, uno de los nombres que hicieron grande el cine musical y que antes de los 30 años ya estaba más que consagrado. Debutó con 24 años con “Un día en Nueva York” (1949) pero lo mejor estaba por llegar y en menos de una década presentó las enérgicas, dinámicas y magistrales “Bodas reales” (1951), “Cantando bajo la lluvia” (1952), “Siete novias para siete hermanos” (1954), “Siempre hace buen tiempo” (1955), “Una cara con ángel” (1957), “Juego de pijamas” (1957) y “Malditos yanquis” (1958). El musical, la comedia, el enredo y el juego de parejas fueron su fuerte pero, a pesar de llevar a tanta gente a las salas, y enamorar tanto a crítica como público, los Oscar sólo le dieron un Oscar honorífico en 1998. Algo que empequeñece y resta valor a estos premios, pero que en cambio no hacía más que hacer grande a él ya que Donen logró que, con su agradecimiento, fuera un momento que nunca olvidaríamos. Ahora nos ha dejado a los 94 años tras regalarnos sus ganas de vivir en forma de escenas de cine, musicales o no, siempre primorosamente coreografiadas con estilo y clase.

In Memoriam: Bruno Ganz, el magisterio de un actor magnético

In Memoriam: Bruno Ganz, el magisterio de un actor magnético

Querido Teo:

Hay actores que nunca alcanzan la fama y otros que, a pesar de una larga trayectoria, son recordados especialmente por un papel. Es lo que le pasa a un Bruno Ganz que pasa a la inmortalidad con su fallecimiento a los 77 años víctima de un cáncer de colón. Con “El hundimiento” (2004) alcanzó la fama por su certero, megalómano, sombrío y decadente retrato de Adolf Hitler en las últimas horas del dictador recluido en su búnker mientras su acariciado imperio se desmoronaba. Ganz lograba humanizar a un demonio a través de los ataques de ira y tics nerviosos de un demente con el que el actor suizo fue nominado en los premios del cine europeo (EFA) y tuvo una visibilidad mayor que nunca en su carrera a pesar de curtirse previamente en el cine de autor con algunos de los mejores directores de su tiempo.

In Memoriam: Julie Adams, la chica del monstruo

In Memoriam: Julie Adams, la chica del monstruo

Querido Teo:

* A los 92 años ha fallecido la actriz Julie Adams, conocida sobre todo por enamorarse de la criatura acuática de “La mujer y el monstruo” (1954) en la cinta que sirvió de inspiración a la oscarizada película de Guillermo del Toro. Fue habitual también del género western en cintas como “Horizontes lejanos” (1952) y “Horizontes del Oeste” (1952) así como “Historia de un condenado” (1953) y “El desertor de El Álamo” (1953). También puso voz a la secretaria de una de las llamadas telefónicas de “Un dios salvaje” (2011).