Lo que el viento se llevó

Recordando clásicos: 10 razones para ver

Recordando clásicos: 10 razones para ver "Lo que el viento se llevó"

Querido Teo:

Cuando uno decide hacerse redes sociales descubre muchas cosas, si te haces Instagram descubres que todo el mundo es guapísimo y tiene muchísimo dinero, si te haces Tinder que la gente está muy degenerada y si te haces Twitter que todo el mundo tiene muchas opiniones. Da igual que entiendas del tema o que te sea completamente desconocido, lo importante es expresar tu opinión lo más rápido y categóricamente posible no sea que alguien crea que te mantienes al margen, lo que da como resultado masas virtuales enfurecidas buscando sus próximos objetivos. Lamentablemente el último de estos objetivos ha sido "Lo que el viento se llevó".

Espresso: A vueltas con “Lo que el viento se llevó”

Espresso: A vueltas con “Lo que el viento se llevó”

Querido Teo:

Y como todo parecía indicar, se obró la infamia y la censura: HBO Max, tras las numerosas voces que se han alzado en protesta tras el asesinato de George Floyd a manos de la policía americana, ha retirado de su catálogo “Lo que el viento se llevó”, la mayor película de todos los tiempos. La sublimación del cine y la cinta más popular y taquillera de la Historia.

Conexión Oscar 2017: Todo sobre las campañas

Conexión Oscar 2017: Todo sobre las campañas

Querido primo Teo:

Los Oscar se han convertido en un negocio en el que a lo largo de los últimos años Hollywood ha invertido una cifra aproximada a los 500 millones de dólares, aunque ganar la estatuilla no siempre resulta ser sinónimo de éxito porque no ayuda a atraer nuevos espectadores. El concepto de la promoción ha existido desde que los Oscar se asentaron en la industria, pero las campañas propiamente dichas se iniciaron hace cuatro décadas. Son imprescindibles porque de lo contrario en los premios entrarían las cuatro producciones que se pueden permitir el lujo de acaparar la atención mediática y títulos tan modestos como “Bestias del sur salvaje” ni siquiera se contemplarían como una opción y, tal y como dijo Susan Sarandon en el pasado Festival de Cannes, si no hubiesen hecho una campaña por encima de sus posibilidades por “Pena de muerte” Sean Penn no habría sido nominado al Oscar. En los últimos años, con la crisis de los medios de comunicación tradicionales y la explosión de los multicanales de información, la carrera al Oscar se ha radicalizado y es lo más parecido al camino a la Casa Blanca. Y la ampliación del número de académicos, muchos de ellos viven fuera de los Estados Unidos, va a hacer que la inversión publicitaria que se va a realizar a partir de los próximos meses sea muchísimo mayor.

50 películas que hay que ver antes de morir:

50 películas que hay que ver antes de morir: "Lo que el viento se llevó" (1939), clásico que nunca muere

Querido diario:   “Si Cristo volviera y hablara durante cuatro horas la gente lo lapidaría”. (Louis B. Mayer comentando la duración de las películas al valorar el proyecto de “Lo que el viento se llevó”)   No hay muchas películas …