El cine más erótico: “Malena”, el mito de la mujer italiana en su esplendor

El cine más erótico: “Malena”, el mito de la mujer italiana en su esplendor

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (24 votos, media: 3,25 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Está claro que Malena es un nombre de tango, pero desde 2001 ese nombre nos evoca las imágenes de una espectacular Mónica Bellucci paseando por las calles del típico pueblecito italiano. En “Malena”, Giuseppe Tornatore nos ofrece un viaje iniciático en el que el joven protagonista vive sus primeras aproximaciones al amor, al sexo y a la pasión recurriendo al típico mito de iniciarse en el sexo con la mujer madura despampanante. Algo que los italianos siempre tienen en sus más ocultas fantasías gracias a la adoración de la figura de “la mamma”. Ya Fellini en su “Amarcord” lo reflejaba muy explícitamente en esa especie de sodoma y gomorra a lo mediterráneo.

La Malena de Monica Bellucci tenía todos los mimbres para convertirse en una figura icónica, pero bien es verdad que un desdibujado retrato de personajes hacía decaer al conjunto general de la cinta, quedando finalmente como un trabajo en el que destaca principalmente la impecable realización de Tornatore y la, una vez más maravillosa, música de Ennio Morricone. Junto a “Cinema Paradiso” y “La leyenda del pianista sobre el océano”, la relación director-compositor más exitosa de esta pareja de hecho cinematográfica.

Malena tiene a su marido luchando en la II Guerra Mundial pero su inherente erotismo no pasa desapercibido en el clásico pueblo obrero. Por las calles de Castelcuto (Sicilia) pasea la Bellucci ante la mirada libidinosa de los lugareños, la desdeñosa de las mujeres, y la del joven Renato a bordo de su inseparable bicicleta y su grupo de amigos en pleno despertar sexual. La fábula no puede ser más fallida ya que Malena sólo será aceptada por la comunidad, y no vista como la atracción del lugar, cuando sea afeada y destruida por sus vecinos hasta bajarla al escalafón propio de los ciudadanos de a pie. Una moraleja hipócrita y tremendamente cruel cercana a la incomprensión que llevó a la crucifixión de Jesucristo y que sólo se explica ante el aparente peligro y amenaza que una persona en concreto puede suponer para el día a día de los lugareños cuando se rompe la calma preestablecida.

“Malena” no basa su éxito en su guión o en el contexto histórico sino en una Bellucci en su mejor momento. Sus andares ya son muy sexuales de por si y, por ello, Tornatore no incide en la voluptuosidad de sus curvas desnudas, quedando estas más sugerentes que mostradas, sólo con alguna escena realmente concesiva a esto último como es aquella en la que Renato admira su desnudo a través de la ventana ahumada de la casa de una Malena carnosa y sudorosa, o la del sueño erótico con una Malena dispuesta a ser admirada y tocada…
                                                                            
Nacho Gonzalo (Coronado)

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

elbuscadoractual - 19.11.2010 a las 14:28

¡¡¡ Cuantas veces habré soñado con los pechos turgentesy desafiantes de Monica Belluchi….¡¡¡¡ En esta película está esplendida, como actriz, como mujer y, con perdón, como hembra.

jorge - 25.11.2010 a las 15:08

mmmmmmmmmuy bueno el avance

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario