Venecia 2004: Estrellas, grandes historias y buenos intérpretes.

Venecia 2004: Estrellas, grandes historias y buenos intérpretes.

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

La Clínica está tranquila a estas horas del domingo. El departamento de fugas ha organizado visita a un parque temático, donde pueden pasar desapercibidos los psicópatas y hasta firmar algún autógrafo. Me preparo doce pelis del Oeste para la tarde y conecto el programa extractor instalado en los cinépatas de LoQueYoTeDiga para enterarme de cosas de Venecia, por donde se mueve A/C Martínez. El resultado es este:

“Vivo en mitad de una sobredosis de estrellas como no se conocía por aquí. Una vorágine en la que un colega chino me tiró el equipo de grabación. No dije nada porque ya he visto muchas películas en las que se lían a patadas por cualquier tontería.
Pasó ya Johny Depp, con su película, y le ha salido maravillosa, incluso apuesto un testículo a que estará en los Oscar como candidato al mejor actor. La historia cuenta como llega la idea de Peter Pan a la cabeza del dramaturgo sin suerte que era James Barrie. Depp es un actor irregular y aquí nos ha tocado verle haciendo una de sus grandes interpretaciones. Kate Wislet también está muy bien en su papel de viuda con cuatro hijos que conoce a Depp en un parque. Salí encantado del cine después de haberla visto.

 


También le llegó el momento a “El mercader de Venecia”, otro pedazo de película, muy fiel y muy espectacular, muy bien ambientada y Pacino está que se sale en el papel del judío Shailock. El director es el de “El cartero y Pablo Neruda”, que para aceptar el proyecto de este peliculón puso como condición tener a “el mejor actor del mundo”, Brando. Se entrevistaron y Marlon le dijo que se sentía demasiado mayor para abordar ese esfuerzo pero que le recomendaba que pidiese al “segundo mejor actor del mundo” y así se contrató a Al Pacino. Brando no se equivocó en su recomendación sobre Pacino porque está a la altura. Es una “pasada” de interpretación y aunque Jeremy Irons está excelente la verdad es que Pacino ha hecho uno de los papeles del año. No hizo tan buen papel en la rueda de prensa porque se “tiró el rollo” de que como era medio italiano no necesitaba los cascos de traducción simultánea. Resultó que su parte italiana se había quedado en los USA y al traerse la parte americana tuvo que agarrarse a la traducción cuando vio que no entendía una palabra. Las imágenes de “el mercader de Venecia” son espectaculares si se piensa que no tienen un solo efecto digital, entre otras cosas… ¡cerraron el Gran Canal! La fiesta en el palacio Ducal con el Ministerio de Cultura italiano de respaldo salió bien, se presentó mucha gente disfrazada de la época para sentarse en un comedor donde los cubiertos eran de oro.

A “Mar adentro” no solo la aplaudieron en el cine, eso ya me lo esperaba, pero en la sala de prensa fueron vitoreados por todos los que estábamos allí, puestos en pie, y eso es menos habitual. Pero hubo su momento de tensión con la película, porque corrió el riesgo de ser invalidada. La proyección al público se retrasó hasta las doce menos cuarto de la noche y estuvieron a punto de anular la proyección y según las bases no se puede concursar sin un a proyección pública, no ha ocurrido por muy poco. El director de La Mostra dijo que en el pase de la prensa había algo de público de pago y hubiera valido, y así el “run run” entre los periodistas se acalló. Bardem estaba muy emocionado y los aplausos estallaron hasta el límite cuando en los créditos aparece él. Huele a premio y Bardem continuará sintiéndose muy unido a este Festival que ha marcado siempre los puntos álgidos de su carrera desde “Jamón, jamón”. Belén rueda ha sorprendido bastante y todo el mundo la ha destacado.

“La feria de las vanidades”, un clásico del siglo 19 con la chica de “Una rubia muy legal” está bien. Un folletín lujoso y largo que ha gustado.
Me he quedado con las ganas de ver de cerca a Mónica Bellucci. ¡Pecatto!, como dicen por aquí. Pero está a dos semanas de tener su bebé y no es como Zeta, que se llevó una maternidad móvil a los últimos Oscar. El festival continúa con unos horarios que podrían titularse como “Descontrol a la italiana”, todo empieza tarde, todos los pases se retrasan, Depp llegó hora y media tarde y la puntualidad brilla por su ausencia.
Los de la globalización siguen dando guerra, entrando en las ruedas de prensa e interrumpiéndolas para llamar la atención todo lo posible”.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario