Todo es cine: Pedos delatores

Todo es cine: Pedos delatores

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Mi vecino de la celda de arriba, Reinman López, lleva horas dándome la matraca con el cálculo en metros cúbicos del metano que sueltan las reses de Nueva Celanda porque ha visto la información de hace días en un recorte que algún psico le ha metido entre los barrotes. Le he dicho quince veces que no me interesan los gases de ese tipo pero debe de ser hoy el día internacional de esto porque nada más abrir mi correo me encuentro con que el primo Periquín me acaba de enviar esta curiosidad pedoncha. Estamos acostumbrados a ver muchas batallas en el cine. Es el momento en el que muchos extras tienen su instante de gloria, aunque sea en el suelo y desangrados. Nunca se sabe cuando te va a ver un cazatalentos, por lo que sea lo que sea tienes que intentar hacerlo de forma creíble. Eso si, los gases pueden ser muy peligrosos…mira este video y sabrás a que me refiero…

Vídeo

Fue John Waters el que introdujo con todas sus secuencias el primer “gran pedo” en el cine de la mano de su gran estrella, Divine. Fue en una de las escenas que más nos han revuelto el estómago y pertenece a la tan comentada “Pink Flamingos”. También fue el pedo más oloroso de la historia del cine ya que Waters no tuvo ningún reparo en entregar en la entrada del cine unas láminas en las que rascando se podían oler todos los aromas de la película: pedos, carne podrida, vómitos…
Uno de los pocos casos en los que se agradece que la pantalla de cine no sea demasiado interactiva.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario