Funerales de cine

Funerales de cine

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Basta con imaginar una ficción tan corriente como la de que la gente dejara de morirse un día, para comprender que la muerte es imprescindible. Otra cosa es que tengamos el mejor sistema de reciclaje. Es evidente que es mejor el de “Cuando el destino nos alcance”.
Pero lo peor de la muerte ya sabes, diario, que son los funerales, la exposición pública de los que te quieren, porque suelen quedarse hechos polvo, y ahí es donde el humor negro compensa a la tragedia.
Adolfo Bioy Casares en su libro “De jardines ajenos”, cuenta uno de los momentos favoritos del rey del humor negro, Alfred Hitchcock al final de un funeral que terminó en un cementerio de Londres. Contaba el gordito malvado que se reunieron varios actores junto a la tumba de un compañero muerto. Uno de ellos se dirigió a un viejo actor de music-hall, Charlie Coborn,al que conocía desde mucho tiempo atrás.

-.
Cuántos años tienes?

-. Ochenta y nueve. Contestó el anciano bailarín y cantante.

El otro le dijo: “Realmente, Charlie, ¿te vale la pena volver a casa?”

Los funerales pueden llegar a tener tal potencia que se lleven por delante hasta ese cliché tan rotundo y “profesional” de que pase lo que pase el espectáculo debe continuar. Hasta la gala de entrega de los Oscar, la esencia misma del cliché continuador, que no se ha suspendido jamás, se retrasó sólo en tres ocasiones, por inundaciones en Los Ángeles, por el atentado contra Reagan y por un funeral, aunque en este último caso el comité responsable intentó negarse.
En 1968 la entrega de los Oscars estaba prevista para el 8 de abril. El 4 de abril asesinaron a Martin Luther King, Jr. Los vecinos de Beverly Hills respondieron al asesinato circulando con los faros encendidos. El funeral, fijado para el 9 de abril, dio lugar a que cinco miembros de la Academia -cuatro de ellos negros: Louis Armstrong, Diahann Carroll, Sammy Davis Jr. y Sidney Poitier, secundados por Rod Steiger- amenazaran con retirarse si no se aplazaba la ceremonia. Aunque a regañadientes, la Academia aceptó aplazarla hasta el 10 de abril.

Un funeral puede servir para ponerse de wisky hasta las cachas, como en “Con faldas y a lo loco” o hacer nacer el amor, con la polinización posterior y creación de vida, que es mi planteamiento favorito, pero hay muchos momentos donde el cine se concentra en algún funeral….
Funeralesdecine.mp3

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario