Piercing y un verano sangriento

Piercing y un verano sangriento

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (20 votos, media: 3,35 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido y amado “ex” Teo:
 
Siento no haberte escrito antes, pero he estado muy liada planeando mis vacaciones de verano. ¡Hay tantos sitios por visitar y me falta tanto por ver!. La verdad es que no me resulta nada fácil elegir donde ir de vacaciones, sólo sé que deseba hacer un viaje especial, no típico.
A principios de julio, después de mi último piercing en la oreja derecha, me escondí en casa, cogí mi portátil y me comencé a navegar por la Red. Buscaba algo especial, asombroso, único y, a ser posible, terrorífico…

 
Navega que te navegarás, me encontré con una oferta de viaje en Madrid muy atrayente, al menos desde mi punta de vista, que muy normal no es, por cierto. Me refiero a la ruta por los escenarios de crímenes sangrientos, ¿no se te erizan los pelos del cogote de pensar en el placer de semejante paseo?.
Me puse a investigar y averigüé que se trataba del tour Madrid Tenebroso, gracias al cual se paseaba por calles y plazas que habían sido escenario de los crímenes más truculentos sucedidos en la capital. ¡Un gustazo, Dios!.
 
Claro está, miré las fechas en que se realizaba semejante tour y después de informarme que los días en que se realizan eran el 18 de julio, 1 y 22 de agosto y 5 y 19 de septiembre a las 22 horas decidí que estaría en la capital para el 18 de julio.
El sábado 18 me planté en la capital, preparada para pasar un buen rato, con ganas de ver escenarios de crímenes sin resolver, de aquellos que el pueblo ha hablado durante años… Quizás vería algún crimen relatado en el famoso serial “La huella del crimen”, como el crimen del capitán Sánchez o el asesinato del casanova Juan de Tassis, la muerte del bandido Luis Candelas o los homicidios de los miembros de una familia en la Casa de la Cueva…
A las 10 de la noche estábamos preparados para un viaje al terror. Un guía dio la voz de marcha y nosotros le seguimos como corderitos al matadero. Algunos de mis compañeros de viaje me miraban como si yo pudiese ser también parte de la atracción, claro está, yo no hice nada para que se diesen cuenta de su error, más bien lo aumenté sacando una navaja para limpiarme las uñas, es que soy así de mala.
Seguimos por calles y callejuelas, mientras nuestro guía nos explicaba que aquí habían matado a tal y allá a cual, en cada escenario unos actores representaban el crimen en cuestión, ante los ojos asombrados de mis compañeros de tour.
Rato después, el tour acabó y cada uno se fue por su lado, estoy segura, Teo, que más de uno me miró sin tenerlas todas consigo. Yo no hice caso y me fui al hotel. Todavía me faltaba saber a donde iba a ir de vacaciones. Esto sólo había sido un tentempié podíamos decir, me faltaba saber que hacer en el mes de agosto.
 
La ruta Untouchable Tours te acerca a la parte más criminal de ChicagoDe nuevo en mi habitación, cogí mi portátil y busqué con ahínco una solución al tedio veraniego. Mi vena macabra todavía no había quedado satisfecha. De repente encontré el viaje perfecto: Chicago. ¿No tenía ganas de crímenes?. ¿No es Chicago una ciudad criminal?. Teo, descubrí un tour llamado “Untouchables Tours”, con ese nombre ya se sabe de que va, ¿no?.
 
Rápidamente compré un billete para Chicago. Ya me imagino siguiendo los pasos de Al Capone o John Dillinger, viajar por la Pequeña Italia, la Catedral del Santo Nombre, la Avenida Wabash o el lugar donde sucedió la famosa masacre de San Valentín. Dicen que es una ruta muy atractiva para cinéfilos como nosotros.
 
Ahora ando en Chicago, después quien sabe a donde se dirigirán mis pasos.
 
Me despido con todo mi amor.
Piercing
¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario