Cine en serie: “Velvet”, she wore blue…

Cine en serie: “Velvet”, she wore blue…

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (8 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Esta pasada noche (lunes) a un horario de gente que no tiene hijos (de 22:30h a algún momento de la madrugada del martes) se ha estrenado una de las series más esperadas por bloggers, fashionistas y “duquistas” de toda España, “Galerias Velvet”. Mejor dicho, “Velvet” a secas, ya que un giro en el último momento (parece ser que una trifulca con Telecinco) ha menguado el título para evitar comparaciones. Y es que existe toda una guerra de parrilla y de mala publicidad entre Antena 3, Telecinco y Paula Echevarría por ganarse al público en la franja horaria de los lunes, pero eso es otra historia.

Ambientada en unos grandes almacenes de la España de finales de los 50 (verbigracia, “Galerías Preciados”), esta rimbombante y ligeramente “extra-glamourosa” visión de la sociedad española del momento recupera uno de los “temas” más clásicos dentro de la maquinaria de ficción dramático-romántica, chico (rico y guapo) se enamora de chica (pobre y guapa).

Por supuesto que las diferencias de clase serán el centro de este “amor imposible” y de la gran cantidad de desgracias que seguro acontecen a lo largo de sus episodios, aunque si algo destaca a primera vista de la serie es un elenco de lo mejor de la nueva y la antigua televisión y cine de España.

En primer lugar, el dúo de guapos y reclamo de la serie, Paula Echevarría (Ana Ribera) y Miguel Ángel Silvestre (Alberto Marquéz), los cuales han demostrado sobradamente que su gancho (y el morbo como pareja de ficción) atraerán a montones de espectadores cada lunes a Antena 3. Detrás de ellos, un elenco de grandísimos actores de los que esperamos que hagan de esta no sólo una serie para veinteañeras sino un gran fenómeno de la televisión. Tito Valverde, Aitana Sánchez-Gijón, José Sacristán, Natalia Millán, es muy difícil que lo que salga de aquí no sea el próximo “Cuéntame” o “Farmacia de guardia” (al menos así lo espero).

En cuanto a lo que hemos visto en el primer episodio, cabe decir que el principio es muy atropellado, da la impresión que necesitan contar desde bien empezada la serie con un drama casualmente extremo y lacrimógeno que convierta desde el minuto cero a nuestros protagonistas en Romeo y Julieta, y que así sea imposible no sentir empatía con ellos.

Madrastras, accidentes de tráfico, oscuros secretos profesionales, rivalidades entre compañías, malos muy malos, machismo exacerbado, algún que otro lío de faldas, estos son los “tags” de una serie que de primeras apuesta sobre seguro.

Da la casualidad que uno de los papeles principales (Paula) forja su vida trabajando en dichas galerías como modista, personaje muy de moda (guiño) últimamente tras el exitazo de “El tiempo entre costuras”, pero no queremos ser malos y pensar en ciertas coincidencias.

El papel de Sacristán, tío y único familiar de nuestra querida protagonista le viene que ni pintado y no importa decirte que lo borda, al igual que Tito Valverde como gran capataz de la compañía. Al igual que estos pesos pesados, Cecilia Freire es simplemente genial, interpretando a la eterna amiga de Ana Ribera y haciendo a su vez de vis cómica y de distensión dramática.

La impresión general es buena aunque hay dos detalles que parecen deslucirla un poco. Uno es la música, no le pegan los pseudoéxitos al estilo british tanto de cabecera como de transiciones, no la hacen creíble. Otro es el montaje, ya te he dicho que un poco atropellado y a veces juega con unos planos de cámara y localizaciones un tanto “improvisadas” y que no nos transportan al Madrid de 1958, sino más bien a la imagen idílica que todos podríamos tener de la moda, París incluso, etc… Mucho Coco Chanel y poco “Bienvenido Mr Marshall”.

He de decir que si bien el papel de los protagonistas está terriblemente estereotipado, si existe cierta química entre ellos (Bustamante mediante) que resulta atractiva para el espectador y engancha. También de agradecer que no hayan bombardeado con anuncios esta “premiere”, al menos para el “enganche”, aunque si ha resultado molesto al principio del piloto la constante publicidad de la plataforma online donde poder seguir la serie.

En cuanto al final del episodio, sin querer spoilear, un tanto forzado aunque acertado para abrir varios caminos a las tramas posibles de la serie.

En conclusión, alguna que otra vez tenemos que defender lo nuestro e intentar dejar de lado el facilón “todo el cine (televisión) español es igual”. Esperemos que la continuación de la serie no tenga tanto de efectista ya que tendrá una “clientela” establecida y no necesitará de tanto cliché, dando un poco de manga ancha a la actuación.

Y a ti ¿qué te ha parecido?

Vídeo

David Volcano

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

MJ - 18.02.2014 a las 13:07

Pues a mi no me parece que sea para tanto, la verdad.
Entre los protagonistas no veo química ninguna son de lejos, los peores actores de este reparto.

Creo que a esta serie la sostendrá los secundarios de lujo que tiene. Contar con Pepe Sacristán y Aitana, Tito y algun más es un auténtico lujo.

Por cierto, me da mucha tristeza b&b, no es buena pero ha sido una humillación.

Ni los buenos son tan bueno, ni los malos tan malos.

neek rivers - 18.02.2014 a las 16:11

A mí me ha gustado. Al margen de eso, coincido en que se nota cierta prisa por contar muchas cosas en el primer episodio y muchos errores inocentes en el guión y puesta en escena ([Spolier]: El protagonista pasa 7 años de su adolescencia/juventud estudiando fuera y no pisa Madrid en todo ese tiempo; Tras un accidente de coche una noche, lleva la cara manchada y no se quita la camisa en casi 24 horas; El tío de Ana quiere evitar que le lleguen las cartas de su amado y en vez de tirarlas las guarda debajo del cojín; etc, etc).
Cierto es que es un papel donde M.A. Silvestre puede lucirse y en este episodio no ha mostrado grandes dotes interpretativas (y yo creo que las tiene). A Paula Echevarría sí la he encontrado a la altura y el rejuvenecimiento de unos 10 años de la actriz al personaje se produce de manera muy lograda.
Por algún motivo que desconozco las series de época (basta con que sea de 30 ó 40 años atrás) están vendiendo mucho. No basta con ponerle unas barbas a los hombres y cancanes a las mujeres y actuar como en “Al salir de clase” o “Física o Química”. Hay que ir más allá y creo que esta serie puede conseguirlo. Me arrepiento de no haber seguido “El tiempo entre Adriana Ugarte” pero de lo poco que he visto es un ejemplo bordado (otro guiño) de buena ambientación de época a la serie.
Comparto el gusto por el reparto y confío en que no sea un renglón en sus currículos, sino un papel que les identifique durante un tiempo.
Por ponerle un reparo, decir que la historia (al menos el primer episodio) ha sido tomada prestada de Billy Wilder en Sabrina. Muy similar y muy predecible. Pero insisto, al menos hasta ahora, creo que cambiará.
Esperemos que sepan mantener su idea firma y que los números del share (de momento 24%…) no sean la inspiración de los guionistas.

lorena - 18.02.2014 a las 18:17

Es muy predecible y quitando a los secundarios que son verdaderos actorazos todo lo demas incluyendo a los pricipales protagonistas no vale la pena!

David Volcano - 19.02.2014 a las 10:21

Creo que todos coincidimos en que se ha querido contar con grandes secundarios para respaldar una historia un tanto sencilla y poco original pero es interesante también que nos planteemos que el “target” de la serie era captar el mayor número de espectadores con una historia sencilla y empática y no hacer un ejercicio de arte y ensayo.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario