Cine en serie: “Glee”, comienza el desafino

Cine en serie: “Glee”, comienza el desafino

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

“Glee” fue la serie revelación televisiva del año pasado. La creación de Ryan Murphy (Nip/Tuck) sorprendió a muchos presentándonos a un coro de estudiantes inadaptados en busca de un sueño, y todo ello con un tono cargado de mucha mala baba que recordaba mucho a la excelente “Election” de Alexander Payne. Esa primera temporada la podríamos dividir en una muy buena primera parte, y en una segunda parte que aún teniendo momentos buenos baja el nivel. La segunda temporada comienza con pocos cambios en la historia, Will Schuester (Mathew Morrison) sigue al frente de Nuevas iniciativas, Sue Sylvester (Jane Lynch) sigue intentando sabotearlos, y los miembros del Glee Club siguen siendo unos parias sociales a los que tiran granizados por los pasillos, pero el tono de la serie ya no es el mismo, ya no estamos ante esa comedia con tintes de drama de la primera temporada, sino ante un puro drama teen (en el caso de las tramas de Kurt podríamos hablar hasta de tragedia teen), y la verdad es que este cambio le ha venido muy mal, ya que este tono no es nada creíble para esta serie.

La serie ha desplazado los momentos de comedia para dar un protagonismo muy excesivo a Kurt (Chris Colfer) que se ve acosado por su homosexualidad en el instituto y tiene que huir hacia la maravillosa y extraordinaria escuela privada (según el señor Ryan Murphy paraísos impolutos donde nunca ha habido casos de bullying, lugares esplendorosos donde el respeto hacia los demás es la nota común sin ninguna excepción), y también se centran demasiado en los líos amorosos de los estudiantes (y de sus profesores) destacando sobre ellos ese pesado triángulo (bueno podríamos hablar ya hasta de hexágono) de Rachel-Finn-Quinn.

Pero lo peor de esta temporada no ha sido esto, lo peor es el rumbo que han tomado los personajes, hay personajes que van a la deriva (Quinn), personajes que todavía no sabes que pintan en todo esto (Tina), y personajes que varían sus motivaciones y personalidad cada capítulo en función de lo que disponga el caprichoso (y a veces hasta improvisado) guión, y esto no es algo que pase sólo con los adolescentes, sino que también ocurre con los adultos, acentuándose incluso más con Sue que se ha convertido en una parodia de lo que era. Pese a todo esto, no todo lo relativo a este aspecto es negativo, y si que hemos podido ver en esta temporada la incorporación de un buen personaje como el de Blaine (Darren Criss) o la notable mejora de los personajes de Santana (Naya Rivera) y Britanny (Heather Morris).

Aunque no sólo el guión y los personajes han bajado el nivel, sino que los números musicales también lo han hecho, se han vuelto largos, repetitivos y aburridos y, a diferencia de la primera temporada en que la música parecía estar seleccionados de forma precisa para la escena en que sonaba, en esta temporada parece más bien que se selecciona la música por el dinero que pongan sus autores encima de la mesa, da igual que la música no tenga coherencia ninguna con lo que se está contando (los capítulos dedicados a Brittney Spears y a Justin Bieber son bastante malos). También me gustaría y agradecería que de vez en cuando pongan alguna interpretación con la voz en directo, y no después de haberla transformado en el estudio de grabación.

Sobre las interpretaciones pues Jane Lynch sigue haciéndolo bien pero como dije anteriormente su personaje ya no es lo que era. Lea Michele, Mathew Morrison, Heather Morris, Naya Rivera y Darren Chris también están bien, y el resto dentro de lo que cabe correcto, aunque voy a hacer una mención aparte sobre Chris Colfer, y es que en serio, ¿podría explicarme alguien que le ven a este chico?, vale que canta bien (o eso parece, aunque no es el mejor), pero actuar no actúa bien (salvo que poner la misma cara de “soy un desgraciado y estoy sufriendo mucho” todo el rato se pueda considerar actuar bien), su personaje es absolutamente insoportable (y probablemente gran culpa de ello sea del guión, pero él también ayuda mucho) al igual que sus tramas (menos mal que en ellas aparecen Mike O’Malley y Darren Chris para hacerlas algo más llevaderas), y es que me parece un expediente X tantas nominaciones a premios a mejor actor secundario de comedia (y esa es otra ya que su personaje y su interpretación es de todo menos de comedia). La verdad es que espero que en los Emmy de este año no se cometa una injusticia (otra más) y no se lleve el premio antes que el reparto de “Modern family” que está excepcional (sobretodo Ty Burrell y Eric Stonestreet). Y bueno, en cuanto a los aspectos técnicos siguen siendo correctos como era de esperar, y el doblaje al español dentro de lo que cabe me parece bueno (aunque siempre es preferible la VO).

Para concluir decir que la segunda temporada de “Glee” ha sido una completa decepción, se ha pasado de una primera temporada de notable a una segunda que salvo contados episodios apenas pasa del suficiente, veremos si en la tercera remontan y vuelven a los orígenes o sin embargo siguen con esta espiral auto destructiva que puede hacer que la serie no dure mucho más del previsto cambio generacional que ocurrirá al final de ésta.

Vídeo

Tu primo.
Petro

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Julio C. Piñeiro - 17.08.2011 a las 22:16

Yo creo que el problema es que, al principio, el efecto novedad hizo ver la serie como algo que no era. Ni al principio era tan buena ni ahora es tan mala. Es una serie pensada para un nicho concreto, como serie de culto, y se ha acabado convirtiendo en un producto de masas con multitud de salida mercantil.

Hay personajes que siguen siendo incoherentes, pero se ha ido cambiando la centralidad por tramos (primero Kurt, luego Santana), y se han redefinido otros antes muy planos como Santana, Brittany o Karofsky, aparte de los buenos descubrimientos de Blaine o Beiste y la mayor presencia del gran Burt.

La serie se sabe autorregular, y es capaz de continuor episodios y momentos vergonzosos con otros épicos, y aunque no parezca a primera vista, la incorrección política sigue estando al orden del día (el 2×16 es un torrente de puyas hacia dentro y hacia fuera).

Por supuesto que no merece el Emmy por encima de Modern Family, es más, dudo que gane algo más que la estatuilla de invitada para Gwyneth Paltrow. Pero aún así, se echaban de menos nominaciones para Naya Rivera o Darren Criss, y que Lea Michele (en su mejor línea durante toda la temporada) perdiese la suya frente a Melissa McCarthy, es de juzgado de guardia.

Petro - 18.08.2011 a las 15:28

En primer lugar gracias por comentar, sobre tu comentario lo siguiente:

-Si que creo que se sobrevaloró mucho la serie en su momento, pero aún así creo que los trece primeros episodios de la primera temporada tienen un gran nivel, estos también tenían sus momentos vergonzantes, pero eran menos y no te importaban tanto porque se compensaban, luego el segundo tramo de esta temporada bajó (el peor capítulo sin duda el de Maddona) pero está por encima de esta segunda temporada que como ves no me ha gustado nada (sobretodo por el cambio de tono de la serie, que no le queda bien).

-Incluso admitiendote que Karofsky es un buen personaje (que a mí no me lo parece) tenemos el problema de que la serie es una serie coral, y son muy pocos personajes los que funcionan esta temporada, cuando deberían funcionar la mayoria, y encima algunos de los que funcionan como el gran Burt son muy secudarios.

-Sobre los episodios te pongo lo que puse en el último párrafo “se ha pasado de una primera temporada de notable a una segunda que salvo contados episodios apenas pasa del suficiente”, como ves no digo que no haya capítulos buenos sino que estos son muy escasos, creo que en el segundo tramo de la temporada hay alguno de los mejores capítulos, y que tienen buen nivel, el problema es ese que escasean, y por cierto esto se me olvidó ponerlo en el artículo el capítulo final es muy flojo.

-Vale que es cierto que Melissa McCarthy no debería estar nominada, pero tampoco creo que Lea deba estarlo, ya que fuera de la terna de nominadas se ha quedado fuera gente como Mary Louise Parker o Toni Collette y sinceramente creo que la interpretación de estas es muy superior.

Pues eso es todo, muchas gracias por comentar.

Julio C. Piñeiro - 18.08.2011 a las 18:03

El episodio de Madonna sí marcó un punto de inflexión, de cuando la serie se dio cuenta del fenómeno de masas que estaba siendo. El primer bloque de 13 episodios de la 1º temporada sí fue el mejor, por un concepto más unitario, pero después esa irregularidad fue más acentuada. Por eso digo que afirmar que, en sentido global, la primera (entero) es mejor que la segunda (entera) es muy arriesgado, puesto que mientras una tuvo un primer tramo bueno y otro regulero, la otra tuvo tres tramos con sus más y sus menos, que supieron dar en el clavo en el que se supone que tiene que ser su momento álgido: los episodios de competiciones y los inmediatamente previos. Puede que la season finale estuviera por debajo de la esperado (pese a ser su episodio más “cinematográfico” con un NY bien aprovechado), pero episodios previos como Prom Queen tenían precisamente esa épica que se reservó.

Veremos qué tal la 3ª temporada, con un mayor equipo de guionistas (Murphy y Falchuk estarán compatibilizando con American Horro Story) y el final de la generación en el horizonte. Qué pena que hayan borrado a Sam: aún tenía que dar lo mejor de sí mismo.

Petro - 18.08.2011 a las 20:18

Bueno respeto tu opinión pero no estoy de acuerdo, cuando yo digo tan tajamente que la segunda es peor que la primera, es porque realmente creo que hay un buen abismo entre ambas, la segunda temporada tiene 22 capítulos y creo que (es una percepción personal) como mucho 7 capítulos llegan a un buen nivel y el resto está a un nivel entre aceptable y mediocre, por lo que no se puede comparar con una primera temporada con unos 13 primeros episodios con un buen nivel (algunos de gran nivel) y luego con 9 episodios donde algunos tienen buen nivel, otros un nivel suficiente y algunos como el de madonna mediocre, vamos que creo que la proporción de buenos episodios entre una y otra temporada es bastante grande.

En cuanto a la tercera temporada tengo la esperanza de que vuelvan a los orígenes, pero lo dudo mucho (y me gustaria equivocarme), si la cosa mejora me alegraré y lo comentaré por aquí.

Saludos y muchas gracias por tu comentario.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario