Cine en serie: Las series de mis herederos (I)

Cine en serie: Las series de mis herederos (I)

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (7 votos, media: 4,86 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Como bien sabes, durante estos últimos años me he dedicado a ampliar mi familia con un egoísta interés en que mis más preciados bienes (mis guitarras y mis GI Joe’s) pasasen de generación en generación sin parar en manos del estado. Dos años después, y dos espectadores más en mi salón, paso largas horas delante del televisor aunque ya no para ver una y otra vez “Red wedding” de “Juego de tronos”. No supe cómo enfrentarme a este nuevo mundo y al final acabó por engullirme. Acostumbrado al suave y gentil carácter de “Fraggle Rock” y la inocencia de “David el gnomo”, me he sentido “abuela” al ver las nuevas producciones. Y es que existe todo un mundo de (nuevas) series infantiles que despiertan en mí una mezcla de estupor, indignación, sorpresa y atracción por toda una serie de motivos que paso a relatarte.

“Peppa Pig”, la historia de los tres cerditos en versión inglesa 2.0.

Con una protagonista terriblemente maleducada, egoísta y narcisista, lo mejor de la serie son los guiños a los adultos que se suceden en los episodios y, sobre todo, Papa Pig, un adalid del saber estar y el reflejo del “connoiseur” del siglo XXI. Esta mocosa que cree que todo gira a su alrededor y que maltrata psicológicamente a su hermano George proviene de una familia en la que la idea de diversión es acabar cada episodio con barro hasta las orejas.

Eso sí, grandes canciones acompañan toda la serie y tiene un toque muy interesante en V.O. (por el acento de sus protagonistas, claro). Sin duda, que la emitan en 180 países augura un nuevo orden social. La trama de los episodios suele girar en torno a las acciones cotidianas de Peppa en el colegio, de excursión, etc…

“Bob Esponja”, vive en una piña… ¿debajo del mar?

A veces de las ideas más disparatadas nacen los mejores guiones, aunque éste me supera. Eso sí, nadie puede discutir el tremendo éxito que tiene la serie. No sólo las montañas de merchandising que veo por todas partes, si no el efecto hipnótico que tiene sobre nuestros hijos. Desde el primer momento, con el cuadro del pirata moviendo la boca, hasta un episodio épico con actores reales en el que se dedican a buscar una grabación inédita de Bob, la serie parece creada bajo los efectos de LSD. Todo esto la ha hecho merecedora de un Emmy (15 nominaciones) y del orgullo de aparecer en todos los puestos callejeros de mi barrio.

“Caillou”, the weeping boy

Una serie en la que el protagonista sólo llora, solloza y se queja no ejerce una influencia positiva sobre las personitas que habitan en mi casa. Este pequeño cabezón franco-canadiense se pasa la vida bajo las faldas de su madre aprendiendo sabias lecciones sobre lo que no debe hacer. Lo más atractivo de la serie es esa propuesta de metalenguaje en la que una abuela cuenta a sus nietos las historias sobre Caillou, algo parecido a un cuentacuentos que muchos padres se ahorran enchufando al niño al televisor.

“Tutitu”, el cortador de cesped… para niños

Quizá esta sea la que más me sorprenda. Creada por una empresa de animación 3D en Israel, aquí el nivel de hipnosis es total. La estructura es sencilla, una nave espacial (?) que deja caer en la pantalla diversos bloques y figuras de colores que irán dando forma a los más variopintos objetos y mecanismos. Desde coches de bomberos a tiovivos, la verdad es que no se sigue ningún patrón establecido e incluso la animación en algunos casos deja mucho que desear (parece salido del ordenador directamente a nuestras pantallas). Debe ser la curiosidad que provoca el no saber qué va a salir de un cubo rojo y un cono amarillo pero su canal de Youtube con 900 millones de visitas echa chispas

Vídeo

Buf, me vuelvo con los pequeños a ver si les explico que es “Rosebud”.

Y a ti, ¿qué te parecen estas series? ¿Hay alguna otra que te de miedo también?

David Volcano

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Anaïs - 11.12.2013 a las 22:28

Si Bob Esponja es hipnótico, ni se te ocurra ponerles “baby einstein”…
Imágenes aleatorias con musiquita y sonidos. Seguro que detrás de toda esa dulzura se encuentran mensajes ocultos maquiavélicos!

Daniel Martínez - 13.12.2013 a las 10:23

Te dejas “La casa de Mickey Mouse”, “Doctora Juquetes” o lo peor de todo “los cantajuegos!!!”, por lo menos hay algunas muy divertidas para cuando sean más mayores como “Hora de Aventuras”, o “la Hora de Gunbal” 😛

David Volcano - 16.12.2013 a las 08:36

Creo que tendré que alargar esta “temporada” un par de episodios más según vuestras sugerencias
Atentos esta semana a la segunda parte!!!

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario