Cine en serie: “Rubicon”, la cancelación más dolorosa

Cine en serie: “Rubicon”, la cancelación más dolorosa

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (13 votos, media: 4,92 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Antes de nada quiero aclarar una cosa, soy una persona que cree que para valorar una serie hay que verla completa o por lo menos casi completa, no entiendo determinada manía que existe actualmente de ver el primer capítulo de una serie y luego colgar una crítica sobre la serie en general haciendo valoraciones tajantes sobre su calidad, ya que valorar una serie por un capítulo es como si valoráramos una película por su tráiler, una serie puede comenzar muy mal y acabar de forma brillante y viceversa, por lo que creo que no es adecuado valorar una serie no habiendo visto ni el 10%. Pues todo esto me viene de lujo para hablar sobre “Rubicon”, y es que esta serie es uno de esos casos en los que nuestra paciencia se ve recompensada, y con creces además, se trata de una serie de la AMC, cadena responsable también de “Mad Men” o “The walking dead”, y que fue cancelada hace unos meses, y probablemente la culpa de ello la tenga su frío inicio.

En primer lugar hay que decir que “Rubicon” es una serie de espías, pero no va sobre espías como James Bond o Jason Bourne, sino que va sobre aquellos que trabajan en una oficina haciendo el papeleo, los que hacen informes sobre que atacar y como, los que buscan información sobre posibles atentados y transmiten datos, los que descifran códigos, en definitiva simples analistas de datos que trabajan para la American Policy Institute (API). La historia la podríamos dividir en tres planos que irremediablemente acabarán chocando, por un lado tendríamos al protagonista de la historia Will Travers (James Badge Dale) un analista que un día descubre con ayuda de su secretaria (Jessica Collins) un extraño patrón en los crucigramas publicados en todos los periódicos de ese día, eso lo hace sospechar sobre que pudiera ser algún tipo de mensaje terrorista y transmite sus inquietudes a su jefe y mentor David Hadas (Peter Gerety), este le tranquiliza y le comenta que no es nada de lo que preocuparse, pero sin embargo una vez Will se va, se pone a investigar el asunto preocupado, posteriormente David muere en un accidente de tren, por lo que a Will le ofrecerán su puesto, y aunque en un principio este no quiere el puesto, lo termina aceptando para investigar la muerte de su amigo y el extraño caso de los crucigramas, y todo ello a espaldas de su superior Kale Ingram (Arliss Howard) y el jefe de todo Truxton Spangler (Michael Cristofer). Por otro lado tenemos a Katherine Rhumor (Miranda Richardson) que empezará a investigar el inesperado suicidio de su marido tras recibir un trébol de cuatro hojas. Y por último nos encontramos con las investigaciones sobre el líder de una célula islámica que realizan Will y su equipo formado por Tanya (Lauren Hodges), Miles (Dallas Robert) y Grant (Christopher Evan Welch).

Sin duda el guión y el desarrollo de los personajes es uno de los aspectos más fuertes de la serie, la serie es un thriller político que denuncia esos poderes que hay en la sombra y que dirigen el mundo, y los personajes de esta son personas no superhombres, son personas que realizan una labor importante que no todos pueden soportar, y Will el protagonista no es el típico personaje que solemos ver en estos casos, sino que es una persona no muy fuerte físicamente (es más necesita urgentemente que alguien le proteja para no acabar en el fondo del río), aunque eso sí muy inteligente, pero que pese a ello no puede evitar encontrarse muchas veces perdido, una persona que empieza a hacer averiguaciones y que de repente se encuentra en una situación en la que ya no sabe en quien confiar o hablar, por lo que empieza a vivir con una paranoia y miedo constante.

Al igual que otras series de AMC, el ritmo de esta serie es bastante lento, y esto es su principal hándicap, en sus primeros tres capítulos la serie es demasiado lenta, primero planos en silencio que en ese momento no me decían nada, capítulos en los que parecía que no pasaba nada, y en lo que me llegué incluso a aburrir viéndolos, y esto es algo que no ayuda mucho cuando tienes que seguir una trama a la que hay que prestar atención para no perderte, por lo que también me sentí por momentos confundido, y encima a diferencia de series como “Mad Men”, en las que el carisma de los personajes suple enseguida esa falta de ritmo, en esta parecía que esos personajes no tenían ese carisma para llevar a flote la serie, no me interesaba mucho ni esa mujer que busca una explicación al suicidio de su marido, ni ese protagonista callado y reservado con pasado trágico, ni su secretaria enamorada, ni sus súbditos la novata, el trepa y el adicto al trabajo, sin embargo si había algo que me interesaba y eran sus dos superiores.

Con este panorama si fuera una persona con poca paciencia hubiera dejado de ver la serie y hubiera pasado a otra cosa mejor, pero como soy una persona muy cabezona seguí para adelante y no me arrepentiré de ello, y es que de repente llega el cuarto capítulo y empiezas a notar un cambio, ya que al terminar el capítulo te has quedado con ganas de más y tras ver el quinto resulta que casi sin quererlo te has enganchado y ya no hay vuelta atrás, de repente ese ritmo lento ya no parece tan malo, es más te parece perfecto para la serie, esos silencio que antes no te decían nada ahora cuentan más que mil palabras, la trama ya no es tan confusa y la sigues a la perfección, y aquellos personajes sin carisma ahora la tienen, y te empiezas a sentir identificado con esa viuda que quiere esclarecer la verdad del suicidio de su marido, con la secretaria enamorada y madre soltera que esconde más de lo que aparenta, con la analista novata que descubre que no soporta hacer lo que hace y se evade con el alcohol, con ese analista que no es un trepa, sino una persona que adora lo que hace pero que tiene un sueldo de mierda que no convence a su mujer que preferiría que tuviera otro trabajo, y también con ese otro analista que se refugia en el trabajo para no aceptar que su mujer le ha dejado, pero sobre todo con Will, ese analista que busca la verdad pero que tiene miedo de saber lo que va a encontrar, somos testigos de su soledad, sus miedos, su confusión, su nerviosismo y de como nos lo transmite, y bueno aquellos jefes que nos gustaban ya desde un principio ahora pasamos a adorarlos.

Visto esto podríamos pensar que es un fallo que la serie haya empezado de esa manera, pero no necesariamente ha de verse así, quizás deberíamos verlo como algo necesario para que la serie llegase a ese punto, hay motores que han de calentarse antes de arrancarlos, y aunque quizás se podría haber hecho mejor probablemente fuera necesario empezar así. La serie sigue un ritmo in crescendo hasta llegar a un punto álgido que sería el penúltimo capítulo de la temporada, que hubiera sido un perfecto broche final a la temporada, sin embargo quedaría un buen capítulo final pero que se queda a un nivel inferior de los capítulos anteriores, y que hubiera sido eso sí un buen comienzo de segunda temporada.

Lamentablemente debido a los bajos índices de audiencia la AMC canceló la serie (aunque hay gente que busca teorías conspiratorias en las que la CIA está detrás), Jason Horwitch el creador de la serie tenía planeado ya otra temporada, pero finalmente nos quedaremos con un final abierto que se puede considerar cerrado, es decir, hay incógnitas que se plantean que ya no podrán ser resueltas, pero sin embargo la trama central de la temporada pese a no resolverse de una manera definitiva deja las suficientes piezas para resolverlas por uno mismo.

El reparto es excelente, no desentona nadie, pero si hay que destacar a alguien destaco a tres por encima del resto, James Badge Dale, actor que para mí en “The Pacific” ya fue de lo mejor de la serie interpretando al sargento Leckie, y en esta ha sabido llevar encima suyo el peso de la serie y ha sabido dotar a su personaje de un gran personalidad (como curiosidad Badge Dale empezó su carrera interpretando a Simon en “El señor de las moscas”, y ya de pequeño se le veían algunos de los gestos que hace ahora, puedes comprobarlo en este video), y luego están los dos jefazos de la función que bordan cada escena en la que salen, y que poseen varios de los mejores diálogos de la serie Arliss Howard y Michael Cristofer. No puedo hablar del doblaje, ya que yo la vi en VOS y recomiendo verla así, pero los fragmentos que he oído de doblaje no me gustaron nada, ahora bien yo estoy influenciado de haberla visto antes en VO.

“Rubicon” es una serie que merece una oportunidad, aquellos que no la hayan visto deberían de verla, y no asustarse por su timorato inicio, ya que es una serie que tarda en arrancar pero que vale la pena esperar a que coja el ritmo. Es una serie de una factura impecable no sólo en su apartado artístico y en el guión, sino en otros aspectos técnicos como el montaje, dirección, sonido, fotografía o música, y es una gran lástima que no vaya a continuar, pero eso no quita que crea que esta serie ha sido el mejor estreno del año pasado y una de las mejores series de los últimos años.

Vídeo

Tu primo.
Petro

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Perplejo Martínez - 25.07.2011 a las 18:21

No sabía que la hubiesen cancelado. Lo siento, porque a mí me pareció tan buena como a ti. Además, fue la primera que vi en HD, y la calidad de la imagen y del sonido me marcaron; y, naturalmente, las voces originales, especialmente la del oscurísimo Truxton Spangler.
Merece una revisión.

Petro - 25.07.2011 a las 19:27

Muchas gracias por comentar, la cancelaron hace ya bastante tiempo y la verdad que es todavía no lo comprendo, porque la audiencia tampoco era tan baja, y más teniendo en cuenta que estamos hablando de una televisión de pago, aunque según parece querían ahorrar gastos.

Hablando de revisionar, estas últimas semanas he vuelto a verla, y conociendo ya la historia y los personajes me han gustado más los tres primeros capítulos, aunque sigo creyendo que para alguien que no la haya visto le puede resultar algo pesados.

watanabe - 26.07.2011 a las 00:32

A mí también me dolió mucho la cancelación. Aunque por otro lado, más o menos, tiene un buen cierre. A diferencia de la mayoría, a mi no me costó nada entrar en la serie. Me atrapó ya desde su maravillosa e hipnótica intro.

Petro - 26.07.2011 a las 02:32

Gracias por dejar tu comentario a ti también, el cierre es bueno, pero aún así me quede con muchas ganas de ver como resolvían las incógnitas presentadas y que pasaba con determinados personajes.

Te envidio mucho por haber podido disfrutar desde el principio de esta serie, con ella me pasó lo que me suele pasar con los primeros capítulos de las series dramáticas que se basan fuertemente en la trama y los personajes (ya que normalmente estos capítulos son de presentación de situaciones y personajes y tardan un poco en arrancar, por ejemplo Los soprano me empezó a enamorar en su tercer capítulo, aunque también hay alguna excepción como A dos metros bajo tierra que me sedujo desde el primer minuto), pero en este caso fue muchísimo más pronunciado.

kazuya - 26.07.2011 a las 11:08

Por lo que leo, a mí me sucedió lo contrario que a la mayoría. El arranque de la serie me pareció genial, los dos primeros capítulos me intrigaron tanto que terminé de ver la serie, aunque ya era conocedor de su prematura cancelación. No obstante, el tercio medio de episodios llegó a aburrirme en algunos momentos (cuando me daba cuenta había desconectado completamente de su visionado), hasta llegar a unos capítulos finales, en los que se recuperó un poco el ritmo inicial de la serie. Reconozco que el capítulo final me dejó bastante frío, para mí se trató de lo más cercano a un anticlímax que he visto en muchos años. Imagino que a los productores no les bastaría con el fenomenal elenco de actores, ni con el sobresaliente apartado técnico… Creo que a mí me habría pasado lo mismo… En definitiva, una serie con un inicio sobrecogedor, pero con un desarrollo decepcionante, en mi opinión.

Danielovich67 - 06.03.2014 a las 05:17

No saben por que se canceló ?
Saben lo cerca que estuvo de la verdad ?
La aerie era una denuncia, y para que no la censuraran la hicieron a ese ritmo leeento, casi imperceptible.
Pero le apuntó medio a medio

Enrique - 31.03.2014 a las 19:41

Hace algún tiempo pude ver algunos capítulos y me pareció una serie muy interesante. ¿Alguien me puede dar una pista de cómo me puedo hacer con ella?
Muchas gracias por anticipado.
Salud

Aru - 15.08.2014 a las 22:04

La serie ha sido cancelada porque es muy real y no manipula, fin de la discusión.. porque no hay otra razón más que esa. SI no hay segunda temporada es porque probablemente querian cambiar el guion de la segunda temporada y el creador se negó, porque probablemente ahi explicarian eso que “nunca entenderias” que dijo Truxton Spangler.

Adepto - 15.12.2016 a las 05:59

La serie comienza con un personaje principal que perdio a su familia en el atentado de las torres gemelas, y toda la trama juega en torno a la idea de que personas de mucho poder politico hacen y deshacen usando ataques terroristas para satifacer y ampliar sus acras financieras, si la serie seguia inebitablemente iba a persegur la idea que el terrorismo es un asunto interno y no externo, por eso la cancelaron, no por audienci, no por ser lenta, es mas AMC dijo abierteamente que pasarian todo el presupuesto de Rubicon a The Walking Dead….

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario