Cine en serie: “The game”, espías vintage

Cine en serie: “The game”, espías vintage

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

El mundo del espionaje siempre ha dado mucho juego en todos los géneros, especialmente en el literario y el cinematográfico. James Bond, Jack Ryan, Jason Bourne… (que ahora me doy cuenta empiezan todos por la misma letra, casualidades de la vida). Estos son espías que basan su trabajo en dos factores, el físico y el tecnológico. Lo que nos ofrece la BBC en este caso es otro tipo de espionaje, el del trabajo de campo, las reuniones y los interrogatorios.

Ambientada en 1972, “The game” nos presenta al servicio secreto británico intentando descubrir el objetivo de una operación rusa de la que sólo conocen el nombre, “Operation glass”. Poco a poco irán descubriendo ciertos detalles que les darán una idea de su objetivo, que de ser cierto convertirá esta investigación en el desafío más importante al que ha hecho frente el MI5.

Y digo poco a poco porque el ritmo de esta historia de espías es lento, aquí no podemos tirar de sofisticadas bases de datos con información acerca de los espías rusos, ni tampoco hackear sus teléfonos móviles para interceptar sus llamadas y mensajes. Los protagonistas tienen que arremangarse para obtener cada dato, plantando micrófonos ocultos en habitaciones de hotel, interrogando cara a cara a los sospechosos y confiando en trucos tan poco refinados como el de dejar mensajes en clave escritos con tiza en una pared.

theg3

Pero la serie no se centra únicamente en resolver esta trama, al mismo tiempo tenemos a un director del servicio secreto con algún secretillo personal que le conviene mantener lejos de sus empleados, a su mano derecha deseando ocupar el puesto de su jefe empleando cualquier artimaña a su alcance, y al espía que encabeza la investigación con una vendetta rondándole la cabeza, y del que no termina de quedarnos claro de qué bando está.

Respecto a esto último, “The game” abre su primer episodio con un espía británico que aparentemente va a desertar al bando soviético junto con otra mujer, pero algo sale terriblemente mal, acabando ella muerta (¿o no?), en estas intrigas nunca podemos estar seguros de nada, y él capturado. Como vemos después, consigue escapar y al volver al MI5 se encuentra con que está al frente de esta nueva misión. Está claro que durante una buena parte de la serie nos vamos a estar debatiendo entre si Joe (de nuevo un espía cuyo nombre empieza por jota) estaba fingiendo su deserción o si todo esto es parte de un plan suyo como agente doble.

theg7

Puede ser interesante también ver cómo se desarrolla la lucha por el poder entre el actual director, al que todos conocen simplemente como Daddy, y Bobby, que además de ansiar el puesto de su jefe también parece tener algún tema personal bien escondido.

El cambio de ritmo respecto al espionaje que solemos ver en cine y televisión se agradece, y en este caso no se llega a hacer aburrido a pesar de avanzar a pasos muy cortos. Una cosa que no hacen sus guionistas es tratar de tontos a sus espectadores, dejando caer las pistas acerca de la misión y de las motivaciones personales de cada uno de sus protagonistas con cuentagotas, sin explicar demasiado lo que estamos viendo.

En cuanto a actores, a nuestro espía de dudosa lealtad, Joe, lo interpreta Tom Hughes (“Una cuestion de tiempo”, “The hollow crown”), que le da a su espía el toque justo de hombre entre misterioso y sociópata. Brian Cox (al que hemos visto en la saga Bourne) interpreta a Daddy, un director del MI5 algo desencantado con el día a día de su trabajo. Paul Ritter (“Quantum of solace”) da vida a Bobby Waterhouse, el segundo de a bordo conspirando para reemplazar a su jefe. Los seguidores de “Misfits” reconocerán a Shaun Dooley como el detective Jim Fenchurch, el enlace del MI5 con el cuerpo de policía.

maxresdefault

Creada por Toby Whitehouse (“Being human”), las críticas acerca de la serie son en general buenas, coincidiendo muchas en que “The game” no innova en cuanto a su trama de espionaje, pero que aún así ofrece una historia interesante y una serie de tramas personales secundarias que pueden darle mucho juego.

Así que ya sabes, si quieres revivir el ambiente del espionaje en plena guerra fría, y descansar un poco del ritmo frenético de otras producciones, reserva un sitio en tu calendario para los seis episodios de esta miniserie, yo ya lo he hecho.

Vídeo

Atentamente.
Profesor Falken

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario