Cine en serie: “Westworld”, la vida se abre camino

Cine en serie: “Westworld”, la vida se abre camino

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,33 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

En 1973 se estrenó una película escrita y dirigida por Michael Crichton acerca de un parque temático en el que las atracciones acaban volviéndose contra los visitantes, y que ha acabado convirtiéndose en una película de culto. Curiosamente, Crichton se haría famoso en 1990 por su guión acerca de otro parque temático en el que las atracciones acaban volviéndose contra los visitantes y que ha acabado convirtiéndose en una película de culto. Pero mientras esperamos a que “Parque Jurásico” acabe convertida en serie, de momento ya tenemos aquí la adaptación de “Westworld”.

A diferencia de la película original, en la que el parque tenía tres zonas temáticas (medieval, Roma Antigua y el salvaje Oeste), en la serie el parque únicamente tiene una gran zona ambientada en la frontera americana. El parque funciona como una gran partida de rol en vivo, en la que los visitantes se mezclan con los androides y viven las aventuras de indios y vaqueros de cuando eran niños, pero en un entorno más realista.

Pero como ya conocemos de “Parque Jurásico”, por muy controlado que parezca este sistema, cuando se introducen muchas variables es fácil que tarde o temprano las cosas se desvíen del guión original. En este caso serán los androides los que empezarán a comportarse de maneras no programadas, de una forma sutil al principio pero que poco a poco va escalando. De hecho esto es lo mejor que tiene la serie respecto a la película, ya que se puede permitir desarrollar mucho mejor el motivo de este caos, algo que en la película nunca llega a explicarse. El piloto también se las ingenia para incluir alguna que otra sorpresa, para mostrarnos desde el principio que en “Westworld” nada es lo que parece.

Si puedo hacerte una recomendación es que veas la película original entre el primer episodio y el segundo de la serie, porque el episodio piloto hace un muy buen trabajo de presentación, algo que la película despacha muy por encima, y en el segundo se pueden ver algunos paralelismos entre los visitantes recién llegados de la serie y los protagonistas de la película. Cierto que los más de 40 años que hay entre la película y la serie se dejan notar, especialmente a la hora de mostrar la tecnología del centro de control del parque y de los propios androides, pero siempre es bonito ver que de una buena idea antigua se puede sacar una versión mejor que amplía el mundo original. Además, ver a Yul Brynner interpretando su personaje uno no puede evitar pensar que es de aquí de donde Robert Patrick tomó un par de ideas para su papel en “Terminator 2”.

westworld-hbo

Una de las diferencias con respecto a la película es toda la trama acerca de los trabajadores del parque, encargados de gestionar las diferentes historias cruzadas que suceden en el mismo, solucionar las incidencias que ocurren durante ellas y que además tienen sus intrigas de oficina. “Westworld” añade también la figura del creador original, interpretado por Anthony Hopkins en su línea contenida y discreta. Este creador asiste al inicio de los problemas con sus androides con una mezcla de sorpresa, curiosidad y admiración que deja ver algo de agotamiento viendo cómo ha evolucionado su obra, y tal vez algún interés oculto que no acabamos de definir.

La música es también un aspecto interesante de “Westworld”, que aprovecha la pianola del bar del pueblo para reproducir adaptaciones de canciones modernas (al menos para nosotros, obviamente la tecnología de los androides sólo puede concebirse en el futuro), entre las que se encuentran Black hole sun de Soundgarden, Paint it black de The Rolling Stones y la siempre inquietante No surprises de Radiohead. Y por supuesto no están elegidas al azar, vale la pena ver el videoclip original de la primera para tener una perturbadora visión de un mundo de postureo yéndose al garete, y la canción de Radiohead parece hecha por encargo, como si al dicharachero Thom Yorke le hubiesen pedido la banda sonora de una serie con robots que sufren crisis existenciales.

Junto a Hopkins tenemos a Ed Harris como el misterioso hombre de negro, un guiño al personaje de Brynner pero que aquí tiene una naturaleza completamente diferente, y un objetivo claro pero que aún tenemos que ver tomar forma. Entre los robots destacan Thandie Newton como la madame del burdel, y a Evan Rachel Wood como la dulce Dolores, la típica chica de granja. Ambas empezarán a sufrir pronto las consecuencias de su última actualización de sistema operativo, o al menos esa es la causa que manejan los trabajadores del parque en un primer momento, encabezados por Jeffrey Wright y Sidse Babett Knudsen.

westworld-12

Echando un vistazo a las primeras críticas parece que la recepción ha sido mayoritariamente positiva, algunos incluso calificándola como la serie que viene a sustituir a “Juego de tronos” cuando ésta llegue a su ya programado fin. Otros no son tan positivos y se quejan de lo predecible de su premisa, aunque reconociendo que las actuaciones de sus protagonistas están a muy buen nivel. Otros se han referido a la polémica que han suscitado las escenas de violencia contra las mujeres que se ven en pantalla, algo que los creadores han defendido argumentando que se trata de retratar las peores facetas del ser humano para poder criticarlas.

En cualquier caso, “Westworld” es una serie muy recomendable y que, aunque no sé si llegar a calificarla como la futura heredera de “Juego de tronos”, sí que se le puede calificar como una propuesta interesante para los amantes de la ciencia ficción, y en general para ver una historia que parece del Oeste pero que habla mucho acerca de la naturaleza humana.

Vídeo

Vídeo

Atentamente.
Profesor Falken

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario