Conexión Oscar 2017: “20th century women”, la enésima intentona de Annette Bening

Conexión Oscar 2017: “20th century women”, la enésima intentona de Annette Bening

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Annette Bening no olvidará la fecha del 26 de Marzo del año 2000. Estaba a punto de dar a luz a su cuarto hijo y había acudido a la ceremonia de los Oscar en donde se disputaba el premio a la mejor actriz por su soberbia interpretación de la neurótica Carolyn Burnham en “American beauty” de Sam Mendes, y en las proximidades del Shrine Auditorium se habilitó una ambulancia medicalizada por si se ponía de parto durante la gala y, sobre todo, para evitar la escena de ver a Kevin Spacey actuando como comadrón. No era la gran favorita al galardón, siempre lo fue Hilary Swank por “Boys don’t cry”, pero fue la vez en la que estuvo más cerca de la estatuilla, podemos intuir que la Bening se quedó a muy pocos votos de Swank, tengo que confesarte que muchas veces he estado tentada a interrogar a alguien de la consultora Pricewaterhouse Coopers pero ellos firman un contrato de confidencialidad con la Academia y es más probable que dé con alguien que no ha participado en el recuento de votos. Desde esa noche se tiene la sensación de que Hollywood le debe un Oscar a Annette Bening y cada vez que la señora, que además tiene el mérito de haber retirado de la circulación a Warren Beatty, hace una película pensamos que “ya ha llegado su momento”.

Tras un notorio paso por los escenarios, llegando incluso a la nominación al Tony por la obra “Coastal disturbances”, y alguna intervención televisiva, como por ejemplo en “Corrupción en Miami”, debutó en el cine con “Dos cuñados desenfrenados” en el año 1988. Pero fue a raíz de “Valmont” de Milos Forman cuando realmente llamó la atención de los críticos. En el año 1991 conseguiría su primera candidatura al Oscar por “Los timadores” de Stephen Frears en donde la actriz estaba arrebatadora en la piel de una sexy estafadora, pudo haber ganado perfectamente de no ser porque se enfrentaba a una superlativa Whoopi Goldberg en “Ghost”.

La carrera de la actriz iba en ascenso. Hollywood no vio en ella a una estrella pero sí que encontró a una intérprete con mucho talento para desenvolverse en cualquier tipo de género y, aunque nunca llegó a ser considerada una de las bellezas oficiales de la comunidad de Tinseltown, tiene tal dominio de la escena que llega a convertirse en un imán para la cámara, de hecho fue la elegida por Tim Burton para que interpretase a Catwoman en “Batman vuelve” pero se quedó embarazada.

En noviembre de 1990 su vida dio un giro al conocer a Warren Beatty. Él intentó contar con ella para “Dick Tracy” y no pudo ser así que no quiso que se le escapara para que interpretase a Virginia Hill en “Bugsy”. Le invitó a cenar y la actriz acudió prevenida por su representante que le advirtió que había un 99% de probabilidades de que sus bragas no llegasen al fin de la velada. Él se enamoró de ella durante la cita porque le pareció una chica normal, incluso tradicional, de esas que están concebidas para casarse. Warren en ese momento tenía 53 años y, quien en su día afirmó que no era capaz de conciliar el sueño sin haber echado un kiki (su historial de conquistas es realmente inabarcable), buscaba sentar la cabeza y Bening no tardó mucho en caer rendida ante él. Cuando terminó el rodaje de “Bugsy” la actriz descubrió que se había quedado embarazada y se casaron cuando ella consiguió el divorcio de su primer marido, Steven White, de quien llevaba bastante tiempo separada. Llevan juntos más de un cuarto de siglo y ella figura en el reparto de “Rules don’t apply” que supone el regreso de Beatty a la dirección.

Pero es injusto limitar a Annette Bening a su relación con Warren Beatty. De hecho es ella quien ha mantenido a la familia durante estos años, la última película de Beatty fue “Enredos de sociedad” del 2001 considerado uno de los mayores desastres financieros de este siglo, y nadie duda de que estamos ante una de las grandes damas del cine usamericano actual, ella no tiene una larga filmografía porque prefiere moverse por las historias aunque a decir verdad algunas no han estado a su altura. El punto determinante en su trayectoria fue “American beauty” de Sam Mendes. En el film la Bening bordaba su interpretación de mujer ambiciosa y neurótica que cree que su marido ha arruinado su vida. La ópera prima de Mendes, reputado director teatral, escrita por Alan Ball revolucionó el panorama cinematográfico cuando se alzó con el triunfo en el Festival de Toronto del año 1999 y fue la gran vencedora de los Oscar. La película, Mendes, Ball, la fotografía de Conrad L. Hall y Kevin Spacey se llevaron la estatuilla y Bening, que había sido bendecida por el SAG, se quedó en su butaca con su sonrisa electrizada y alguna que otra contracción mientras veía que Hilary Swank recogía su premio por “Boys don’t cry”.

annette-bening-en-american-beauty

Lo que sucedió esa noche de la primavera del año 2000 habría sido una de las mayores injusticias de la Historia de estos premios de no ser porque los académicos se decantaron por una interpretación tan descarnada como la realizada por Hilary Swank en la película de Kimberly Peirce pero el trabajo de la Bening había despertado tanta admiración, cuando veo “American beauty” no sé quién está mejor si Kevin Spacey o ella, que la decisión tomada en aquella edición no deja de ser cuestionada.

Cinco año después la historia volvió a repetirse. Annette Bening había recibido excelentes críticas por su interpretación de Julia Lambert, una actriz que se encuentra en su apogeo profesional pero que necesita algo de pimienta en su vida en el film “Conociendo a Julia” de István Szabó. Parecía la favorita a la estatuilla hasta que Hilary Swank apareció en escena con “Million dollar baby” y le dejó en la cuneta. Esta vez el respaldo era mayor hacia Swank, que después de ganar su primer Oscar había desarrollado una carrera errática, básicamente porque Hollywood no supo muy bien qué hacer con ella y la situación no cambió tras el segundo galardón.

Un lustro después Annette Bening volvió a encontrar a una nueva bestia negra en la figura de otra actriz joven, Natalie Portman, que había hecho un trabajo descomunal en “Cisne negro” de Darren Aronofsky. En “Los chicos están bien” de Lisa Cholodenko daba vida a una lesbiana que se siente amenazada ante la aparición del padre biológico de sus hijos, no tenía opciones de victoria frente a una Portman antológica pero la Bening no se rindió en una campaña que se hizo especialmente agotadora.

annette-bening-en-20th-century-women

Ahora la actriz lo vuelve a intentar con “20th century women” de Mike Mills, director que logró que Christopher Plummer se hiciese con el Oscar al mejor actor de reparto por “Beginners” en el año 2012. La película, que cuenta con el respaldo de la cinefilántropa Megan Ellison, narra la historia de un adolescente que recibe las enseñanzas sobre el amor y la libertad por parte de tres mujeres, entre ellas su madre (a la que interpreta Bening), las otras dos son Greta Gerwig y Elle Fanning. La cinta se convirtió en la pieza central del Festival de Nueva York y ha recibido muy buenas críticas, que destacan especialmente la labor de Bening, así como la de sus compañeras de reparto que también han sido muy aplaudidas. Y aunque ya se ha iniciado su campaña, dirigida por la inefable Lisa Taback, queda por ver qué decisión toma A24 sobre la categoría en la que será promovida ante la “pelea de gatas” que hay para ocupar una plaza en el apartado de mejor actriz principal.

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

manuel - 17.10.2016 a las 22:40

Otra vez Annette Bening en la conversación. Su caso es el más claro de como la academia se puede equivocar premiando a malos intérpretes desconociendo a los buenos. Y es que ella tuvo el segundo lugar dos veces frente a la misma contendiente, pero, francamente, ¿quién puede decir que Hilary Swank es mejor actriz que Annette Bening? Mientras Bening nos demuestra eventualmente (cuando le dan la oportunidad) lo magnífica actriz que es, Swank solo puede ratificar siempre lo mala y limitada que es.

Ale - 18.10.2016 a las 02:58

En respuesta a lo que dice manuel, coincido en que nadie puede afirmar que Hilary Swank es mejor actriz que Annette Bening. Muy por el contrario. Sin embargo, creo que Swank tiene en su carrera dos interpretaciones mucho mas que sobresalientes (las dos por las que gano el Oscar) y creo que fue justa ganadora en ambos años.

Rodri - 18.10.2016 a las 12:39

Este año lo tiene crudo para ganar. Peli pequeña con protagonismo compartido, será casi imposible. Lo suyo será intentar hacerse con la nominación de nuevo. Tengo entendido que para el año que viene tiene un papel jugoso. Si la película funciona y su papel es muy destacado 2017 puede ser su año.

GM - 19.10.2016 a las 10:42

De acuerdo con Ale. No creo que nadie dude que Anette Bening es mejor actriz que H. Swank, pero cuando han coincidido en el quinteto de nominadas, las interpretaciones de H. Swank eran superiores (en el caso de Boys dont cry/american beauty puede ser mas debatible, pero en el de Million dolar baby/Conociendo a Julia no hay duda), de ahi que sus oscars sean justos, aunque luego su carrera haya sido muy irregular.

manuel - 20.10.2016 a las 04:58

Lo único meritorio que hizo Hilary Swank en MDB fue aprender a boxear y ganar no sé cuantos kilos de masa muscular. Fue por eso que la academia la premió, por el sacrificio físico, pero no por una actuación de verdad compleja. En las escenas fuera del ring era solo H. Swank haciendo de H. Swank.

Nicolas07 - 22.10.2016 a las 15:57

Annette Bening es una de esa viejas deuda que tiene los Oscar al igual que Glenn Close, grandes y mejores actrices que muchas ganadoras del Oscar.

Pero lo que fue fue, ahora se debe centrar en que tanto puede garantizar Bening su nominacion por 20th century women ante tres segurísimas nominadas como Portman, Stone, Davis, y sin olvidar el poder de la Streep.

Annette Bening conseguira la nominacion por el SAG eso es mas que seguro tanto ella como su reparto, pero para el Oscar todavia tiene rivales que están a igual igual, Ruth Negga, Amy Adams, y a la espera de la critica de Jessica Chastain por Miss Sloane, pero algo si podemos asegurar que este año no sera el Oscar para Bening, y todo esta en el poder de campaña que permita cimentar a la actriz dentro de las nominadas.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario