“La mujer del quinto”

“La mujer del quinto”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Dossier, cartel y fotos.

El argumento: Tras perder su trabajo debido a un escándalo, Tom Ricks, un escritor norteamericano, viaja a Francia, sobre todo con la intención de recuperar el amor de su mujer y de su hija. Las cosas no salen según lo previsto, y Ricks se ve obligado a hospedarse en una turbia pensión de los suburbios y a trabajar como vigilante nocturno para poder subsistir. Cuando entra en su vida la bella y misteriosa Margit, parece que las cosas empiezan a mejorar, pero la intensidad de la pasión que los une desencadenará una serie de inexplicables acontecimientos.

Conviene ver: “La mujer del quinto” es un drama pasional y claustrofóbico que se mueve por los terrenos de la paranoia tras parecer el escritor protagonista haber tocado fondo en su vida. Ethan Hawke deambula por un París afeado e inquietante con indudables referencias polanskianas (se le ha comparado mucho con “El quimérico inquilino”) en sus referencias a los espacios cerrados y a no saber lo que es realidad y lo que es ficción, así como en la apariencia tranquila y sosegada de un tipo tranquilo y apocado que nunca sabes que instintos puede esconder en su interior tras un tormentoso pasado familiar en el que navega de víctima a culpable. La atmósfera angustiosa está conseguida y no se puede decir nada en contra del trabajo de Ethan Hawke y Kristin Scott Thomas, pero un guión con motivaciones confusas y una definición de personas fría y demasiado calculada hace que la película no termine transmitir las pasiones y desesperaciones que se intentan mostrar en pantalla. Regodearse en detalles estilísticos mínimos y contemplativos, o en abusar de los primeros planos, no ayudan a avivar una película que termina haciéndose tediosa a pesar de no llegar a la hora y media. Elegante factura pero indefinición emocional y también de género a la hora de saber porque terreno moverse, si el cine negro, la intriga, el drama sobre la personalidad propia, etc… Y es que a veces, aunque haya esfuerzo actoral y buenas intenciones desde el punto de vista formal, la chispa no aparece como es el caso.

Conviene saber: Trabajo de Pawel Pawlikowski de 2011 adaptando la novela de Douglas Kennedy que llega a nuestras pantallas tras el buen funcionamiento de su más reciente “Ida”.

La crítica le da un CINCO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario