“La por (El miedo)”

“La por (El miedo)”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial en español tiene trailer, fichas y fotos.

El argumento: Manuel tiene dieciséis años y nunca habla con nadie de lo que pasa en su familia. Nunca habla de que, por las mañanas, cuando su padre se levanta, él ya está despierto. Nunca habla de los morados que su madre tiene en diferentes partes del cuerpo. Ni tampoco habla del miedo que él, su madre y su hermana pequeña sienten cuando están en casa con su padre. Por eso a Manuel le gusta ir al instituto, porque mientras está allí no está en casa. Hoy el profesor les explica qué es la herencia genética y Manuel no puede dejar de pensar en eso durante todo el día: ¿Seré como mi padre? Entonces Manuel toma una decisión: Buscar trabajo para sacar del infierno en el que viven a su madre y a su hermana, aunque eso le suponga separarse de su novia, dejar el baloncesto y apuntarse al bachillerato nocturno. Es la decisión más importante que ha tomado nunca. Es una decisión adulta.

Conviene ver: Con “La por (El miedo)” Estamos ante una de las películas españolas que más disparidad de opiniones van a generar este año. Su temática aparentemente no es original, puesto que le maltrato ha sido llevado anteriormente a la pantalla, y de manera más o menos recientemente si revisamos títulos españoles como “Te doy mis ojos” o “Solo mía”. Sin embargo aquí el foco se dirige a los hijos que viven situaciones violentas en casa, y que han de convivir a diario con ese miedo que da título a la película. Así, la película se va centrando en el desgarro que lo cotidiano le va produciendo al protagonista, Manel, responsable y buen estudiante, que convive con la realidad de un padre violento preguntándose en las relaciones con sus amigos y su novia sobre si su futuro estará marcado por alguna especie de maldad genética. La película se centra más en los efectos que la forma de ser de este padre tiene en su hijo, más que en el punto de vista adulto de maltratador/maltratada. En un recurso utilizado en muchas otras películas (como la reciente “Caníbal”), el espectador ve los efectos de la violencia pero no los actos violentos. El recurso funciona, puesto que incrementa la opresiva sensación de impotencia del espectador y hace que Ramón Madaula logre impresionar con su personaje tanto en sus momentos de presencia como de ausencia.

Conviene saber: Nuevo trabajo de Jordi Cadena tras dirigir “Los pasos perdidos” y “Elisa K.” en el año 2010.

La crítica le da un CINCO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario