“Los caballos de Dios”

“Los caballos de Dios”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Toda la información en Facebook.

El argumento: Yachine tiene diez años y vive con su familia en Sidi Moumen, un poblado de chabolas de Casablanca. Su madre, Yemma, hace lo que puede por sacar adelante a la familia. Su padre se encuentra en un estado depresivo y de sus tres hermanos uno está en el ejército, otro es prácticamente autista y el tercero, que tiene trece años y se llama Hamid, es el cabecilla del barrio y el protector de Yachine. Cuando Hamid es encarcelado, Yachine se ocupa de varios trabajillos que le ayudan a escapar del marasmo provocado por la violencia, la miseria y la drogadicción que la rodean. Cuando Hamid sale de la cárcel se ha convertido en un islamista radical y convence a Yachine y a sus amigos para que se unan a sus “hermanos”. El líder espiritual del grupo, el imán Abou Zoubeir, se encarga de dirigir el prolongado entrenamiento físico y mental de los muchachos, antes de anunciarles que han sido elegidos para convertirse en mártires. Interpretación libre de los atentados terroristas que tuvieron lugar el 16 de Mayo de 2003 en Casablanca.

Conviene ver: “Los caballos de Dios” es una cinta sobre la pérdida de inocencia con unos críos que viven entre chabolas cultivados por sus mayores en el odio y en el rechazo. Eso lleva a que la cinta se inspire en los atentados de Casablanca del 16 de Mayo del 2003 llevado a cabo por una serie de jóvenes procedentes de los lugares más míseros de Marruecos. Una cinta sobre como la desesperanza y la miseria puede terminar germinando en radicalismo. Todo a través de la historia de dos hermanos que sufren el desmoronamiento de sus emociones hasta convertirse en instrumentos de guerra fruto de la necesidad de sentirse cobijados por algo, sea en una creencia o en algo a lo que agarrarse para no sentirse meros seres perdidos sin personalidad ni cometido. Hay fuerza, verdad y determinación en lo que se cuenta en una propuesta que podría nacer de la unión de la brasileña “Ciudad de Dios” y la palestina “Paradise now”. La marginación como origen del odio en una cinta valiente, bien pulsada y en la que todo acaba surgiendo de manera casi imperceptible pero muy orgánica gracias a unos actores no profesionales que aportan verdad y a una puesta en escena cercana al documental.

Conviene saber: Participante en la sección Una cierta mirada del Festival de Cannes 2012. Espiga de Oro en el Festival de Valladolid 2012.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario