“Miamor perdido”

“Miamor perdido”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Toda la información en Facebook.

El argumento: Mario y Olivia se enamoran locamente. Una tarde, planteándose que toda relación se acaba, terminan rompiendo. Durante la gran bronca, Miamor, el gato callejero adoptado por ambos y que sólo atiende si le hablan en valenciano, se escapa y desaparece, como el amor que los unía. Durante un tiempo Olivia dará por muerto al amor y al minino, mientras Mario lo mantiene con vida a escondidas. Como el gato de Schrödinger, el amor entre los dos permanece vivo y muerto al mismo tiempo hasta que, un buen día, en el que parece haber resucitado definitivamente, Olivia se siente víctima de un engaño y decide declararle a Mario la guerra, una en la que, como en el amor que aún respira, todo puede valer.

No conviene ver: “Miamor perdido” supone una nueva incursión en la comedia romántica del director Emilio Martínez-Lázaro tras el enorme éxito cosechado por “Ocho apellidos vascos” y su inevitable secuela. Dani Rovira y Michelle Jenner dan vida a una pareja que cada vez más se aproxima a ese punto en el que el amor pasa a ser asco y la relación estalla por los aires. Lo único que une a estos dos antiguos tortolitos es el gato que en su día adoptaron, que solamente atiende si le hablan en valenciano, que responde al cursi nombre de “Miamor” y el que durante su gran bronca opta por poner patas en polvorosa provocando el estallido de una guerra sin cuartel. Las intenciones de esta película son las de subvertir el género de la comedia romántica desmontando uno a uno sus tópicos pero no lo logra por culpa de un guión (firmado por Miguel Esteban y Clara Martínez-Lázaro) que va de más a menos, pierde su gracia tras su primer acto y termina derivando en un remedo de “La guerra de los Rose” en donde a pesar de que tanto Dani Rovira y Michelle Jenner resultan eficaces en sus papeles, y que Emilio Martínez Lázaro tira de su oficio para estar muy por encima del material, ni su pareja protagonista tiene la química ni el talento de Michael Douglas y Kathleen Turner ni la película tiene por asomo ni la mitad de la mala baba del film de Danny DeVito. Afortunadamente se nutre de una buena galería de personajes secundarios encarnados por Antonio Resines, Antonio Dechent y, es especialmente destacable, la breve aparición de Santiago Alverú (la revelación de “Selfie”).

Conviene saber: Nuevo trabajo de Emilio Martínez-Lázaro en la que es su tercera colaboración con Dani Rovira.

La crítica le da un CUATRO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario