Piercing defiende las salas de cine de barrio

Piercing defiende las salas de cine de barrio

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido “ex” Teo:

Después de mi último viaje ya me encuentro de nuevo en mi hogar a la espera de vivir nuevas aventuras para tener historias que contarte en mis cartas como la que estoy escribiendo en este mismo momento ¿Te interesa conocer mis últimas andaduras?. El otro día decidí que deseaba ir al cine a ver una de las tantas películas que hay en cartel. Como no deseaba ver la película de las más taquilleras ni de un estreno de la última semana acudí a un sala de cine que jamás me había defraudado con su selección, sabiendo que seguro encontraría una buena película con la que disfrutaría de dos horas de buen cine.

Pero cual fue mi sorpresa cuando me encontré con las puertas de cine cerradas. Primero pensé que había llegado muy pronto pero rápidamente me fije que ningún cartel adornaba sus paredes y pronto deduje que otro cine de barrio había cerrado sus puertas. Rabia y tristeza recorrieron mi ser: otra sala había caído en la saca. Casi no soy capaz de recordar todas aquellas salas a las que yo acudía en mi infancia y que ahora no existen. Recordé la primera sala de cine a la que mis progenitores me llevaban y que un día nefasto cerró las puertas. Ese fue un día negro en el calendario. En recuerdo de esa primera sala elegí mi primer piercing

Pronto descubrí otras de las llamadas cines de barrio a las que acudir en vez de ir a los multicines. Esas salas con butacas rajadas, sonido nefasto pero con ese aire inconfundible de cine de casa. Pero una tras otra han echado el cierre. Sin esforzarme demasiado puedo recordar seis salas en un primer repaso, casi ocho pero dos de ellas consiguieron reinventarse y de nuevo abrieron sus puertas tras meses cerradas.

Llegué a casa y me puse a investigar que otras salas han cerrado en España. Seguro que tú puedes nombrarme unas cuantas, Teo. Pronto descubrí que 115 han cerrado en la capital desde 2005 y que el número de salas en los años 50 en Barcelona era de 127. Ahora no llegan a 40. Pero mi sorpresa fue que otra sala había cerrado sus puertas este mes de Junio por culpa de un incendio, era una de las salas que había conseguido abrir de nuevo sus puertas pero el renacer del fénix fue breve.

Me pregunto que sala será la próxima en caer, Teo.

Me despido con amor.

Piercing

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario