San Sebastián 2013: “Caníbal” impacta y remueve

San Sebastián 2013: “Caníbal” impacta y remueve

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Voy a saltarme el orden de visionado que he llevado para mandarte las crónicas, y pasar a la película que acabamos de ver esta mañana: “Caníbal”. Otra a añadir a esa colección de las que van a dividir a público y crítica. Y será bueno, porque una película tan dura y personal no puede despertar un sí unánime.

El planteamiento de la película queda claro desde su prólogo, de manera que el espectador se va a centrar enseguida y de lleno en Carlos, ese sastre pulcro, elegante y pausado al que da vida Antonio de la Torre. Aquí no hay juego del gato y del ratón, así que nada desvía la atención del protagonista. Un personaje que calla y observa, mientras el espectador le observa a él con creciente desasosiego. Y aún cuando la película comienza sin una referencia temporal y sin localización reconocible, algo que también ayuda a definir al personaje principal, ya que los actos y motivaciones de Carlos admitirían ser extrapolados a cualquier lugar y momento, no tardamos en situarnos en la Granada contemporánea, que se mantiene fiel a sus tradiciones y que nos resulta, en algunos momentos, anclada en el pasado, porque así es Carlos y así vive su ciudad.

Uno de los aspectos más destacables de la cinta es su belleza visual basada, en la fotografía de Pau Esteve, con imágenes preciosas (como la de Carlos, de espaldas, a punto de cruzar una calle bajo un intenso aguacero) y un juego de claroscuros que inciden aún más en la personalidad de la pareja protagonista. Es su trabajo, junto con el pulso de Martín Cuenca en su tratamiento que le da a cada escena, lo que le da el carácter a la película, y alimenta un guión (de Rafael de la Uz y Alejando Hernández), que huye de lo superfluo, que ahorra en escenas descriptivas innecesarias para no alejarnos nunca de lo importante. No vemos todo lo que sucede, pero sabemos qué ha sucedido.

Y si ese es el carácter de la película, el alma la pone Antonio de la Torre, protagonista absoluto, que tiene unos primeros y medios planos geniales. Alejado de otros personajes mucho más físicos, aquí todo queda dentro. Hay angustia en su mirada, tanta que es hasta palpable, y también hay violencia. Al margen de que su labor sea reconocida o no cuando llegue la lectura del palmarés, no queda la menor duda de que estamos ante una de las interpretaciones del año. De la Torre está estupendamente secundado por Olimpia Melinte, actriz rumana (que ha contado en la rueda de prensa posterior al pase de prensa que aprendió español para este rodaje) que funciona muy bien como contrapunto de De la Torre.

En resumidas cuentas, era una de las películas que más ganas tenía de ver, y no ha defraudado.

Tu prima.
Rodasons

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

gabriel - 25.09.2013 a las 19:35

porque boyero la asesina con tanta frialdad. no es critica es desprecio.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario