Sitges 2013: Zombis, terror y un falso documental

Sitges 2013: Zombis, terror y un falso documental

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Mientras “Borgman” se alza como la ganadora del festival (ya te detallaré el palmarés) ayer pudimos ver “Los retornados”, producción española que afronta el tema de los zombis de una manera muy diferente a como hemos visto hasta ahora. El film no aporta nada absolutamente. El principio es un poco lento y cuando parece que la (poca) acción que hay, ya es demasiado tarde. No destaca por nada en particular y por lo visto (y digo esto porque me he tenido que salir pitando a un photocall a dos minutos del final, y todo para nada porque lo han cambiado de sitio) el final es de los que estropean la película a más no poder. Me alegro entonces de haberme ido.

En la rueda de prensa se ha hablado del hecho de ser una película de zombis atípica, indicándonos que se pretendía oxigenar de alguna manera este género, mostrarlos de otra manera para que asimismo diera pie a mostrar la transformación moral al final del film. Así, por tanto, no podemos, como ya ocurre en muchas películas, atender a la premisa de los humanos somos buenos y los zombies son los malos, se ha pretendido, según palabras del director, restituirles la dignidad que en su momento tuvieron.

La siguiente película ha sido “Insidious 2”, que ha resultado ser en parte como la primera. Mucho susto en la primera parte del metraje, previsible en la segunda. Sinceramente, a mi modo de ver esta segunda parte se ha hecho para explotar la buena taquilla de la primera. El final de la primera daba pie a la secuela y como funcionó bien se ha hecho la segunda pero las vueltas de tuerca del guión son demasiado exageradas y hace que el film se sostenga con pinzas.

Y, por último, “Interior. Leather bar”, un falso documental estupendísimo dirigido por James Franco. La premisa, rodar a su manera los 40 minutos que se recortaron por censura del film “Cruising” protagonizado por Al Pacino. De corta duración (poco más de una hora), la película es estupenda de principio a fin. Está rodada como si diera la impresión de documental pero hay ciertas cosas que dan pistas para darte cuenta que realmente estás viendo una película. Curiosa la visión de James Franco sobre las relaciones homosexuales, planteadas durante las conversaciones con uno de los actores, el que interpreta al personaje de Al Pacino, que no es que esté en contra, pero no comulga con las ideas homosexuales. James Franco tiene mucho talento y si alguien lo duda… que vea esta película.

Crónica completa y fotos de la jornada en el foro

Tu prima.
Imogen

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario