Espresso: Rosellini chica, Aniston recuperada y Almodóvar sin parar

Espresso: Rosellini chica, Aniston recuperada y Almodóvar sin parar

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

“El venas” ha cogido de la biblioteca una biografía de Leonardo da Vinci para hacernos un ala delta con motor para fugarnos.
Estaba explicándome que un ala es una obra de arte, capaz de sostener todo el peso de un avión. Está diseñada con una precisión de milésimas de milímetro. La forma es crucial: curva en la parte superior, plana en la base. Eso significa que el aire que pasa por encima del ala tiene que moverse más rápido, y según el principio de Bernoulli cuanto más rápidamente se mueve un gas, y el aire es un gas, menor es su presión. De modo que la presión de una corriente en movimiento es inferior a la del aire que la rodea. Puesto que el aire se mueve más fácil y por tanto a mayor velocidad en la parte superior curvada del ala, crea un vacío que tira del ala hacia arriba. El ala es lo bastante fuerte para sostener el fuselaje, de modo que todo el avión se mantiene en el aire. Por eso se eleva y vuela un avión. En el suelo es el fuselaje quien sujeta las alas, en el aire es al revés.
Dos factores determinan el nivel de altitud: la velocidad a la que el ala se mueve en el aire y el grado de curvatura. Cuanto mayor es la velocidad y la curvatura, mayor es la altura. Cuando el ala se mueve con rapidez, durante el vuelo, llegando a los mil kilómetros por hora, no necesita demasiada curvatura. En realidad, debe estar casi plana. Pero cuando el avión se mueve más lentamente, durante el despegue y el aterrizaje, el ala necesita una curvatura mayor para sostener el peso. Por eso, en esas circunstancias, aumentamos la curvatura mediante la extensión de secciones retraíbles en la parte delantera y posterior del ala: las extensiones posteriores se llaman flaps, y las anteriores, slats.
Menos mal que en ese momento ha llegado esta cafetera de mis primos y le he mandado a que me haga un croquis….

Querido primo:

– Poca noticia cinematográfica se podría encontrar en la Feria del Libro de Fráncfort, a no ser que se pase por allí Isabella Rossellini que presentó su libro “En el nombre del padre, la hija y el espíritu santo”, y el cortometraje surrealista basado en el libro, en el que Isabella interpreta un gran número de papeles, incluyendo el de su madre, Ingrid Bergman. Además sus declaraciones tuvieron jugo porque habló de que su padre, Roberto Rossellini, envidiaba a las mujeres por sus senos y por su capacidad de dar a luz, además de que “siempre lamentó el hecho de no poder dar de mamar a sus hijos”.
Aquí tienes una foto tomada del corto en la que Isabella aparece caracterizada como su recordada madre.

– Jennifer Aniston ha perdido buena parte de su credibilidad. Y es que después de negar por activa y por pasiva que Vince Vaughn y ella tuvieran un romance, han sido pillados ‘in fraganti’. La revista ‘People’ publica una foto en la que puede verse a los actores besándose en una calle de Chicago. Con anterioridad hubo otras fotos de ambos en poses amistosas pero siempre fueron recibidas con el habitual “no somos más que amigos” y disculpadas como fruto del rodaje de ‘The Break Up’, que ambos protagonizan.

– Cuando aún esperamos ver “Volver” que hace unos días concluyó su rodaje, en páginas webs dedicadas a Pedro Almodóvar, ya se empieza a hablar del que puede ser su próximo proyecto. Sería “Réquiem”, una historia basada en un guión que se conoció como “La tempestad soñada”. Estaríamos frente a un intenso drama protagonizado por Penélope Cruz, Leonor Watling, y Cecilia Roth. Veremos si las partes confirman esta noticia, aventurándose ya en dichas fuentes datos del rodaje que se desarrollaría en junio de 2007 en Madrid y Canarias.

De tus primos Ratonero y Vlad

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario