Espresso: “Oliver Twist”, un clásico muy adaptado

Espresso: “Oliver Twist”, un clásico muy adaptado

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Comprenderás que para un niño como yo, experimento probeta, abandonado ante un televisor encendido a los pocos días de nacer, con multipersonalidad y tal y tal…. la historia de Dickens me resulta una novela rosa que transcurre en un balneario. Pero porque yo soy así, por eso no me ha extrañado nada recibir una cafetera de mis primos foreros, también enfermos como yo pero menos graves, con Oliver como protagonista.

Querido primo:

Muchas películas han mamado del espíritu que el escritor británico Charles Dickens reflejó en sus novelas a lo largo del siglo XIX. Para unos, Dickens es creador de obras que han pasado de forma envidiable el paso de los años debido al estilo directo del escritor. Otros opinan que no se le puede considerar un gran autor, ya que en muchas ocasiones se ha tachado a sus personajes de poseer una cierta linealidad. Ya sabes, los buenos son muy buenos y los malos son muy malos. De todas formas, sin duda hay que reconocer el mérito de un autor y unas historias que a pesar de llevar escritas más de un siglo siguen muy presentes en la actualidad, siendo Dickens uno de los autores de referencia y uno de los más leídos en cualquier lista sobre publicaciones literarias, como queda reflejado en este museo
dedicado a su vida y obra.
El cine no ha sido ajeno al filón dickensiano, y el escritor es junto a Shakespeare uno de los autores más adaptados en la gran pantalla. Para muestra las múltiples versiones que se han hecho de títulos como “Grandes esperanzas”, “Canción de Navidad”, “Historia de dos ciudades”, “Nicholas Nickleby”, “Cadenas rotas” o “David Copperfield”.

La obra que nos ocupa en este espresso, Teo, es “Oliver Twist”, historia del año 1839, que el escritor publicó cuando sólo tenía 27 años. En esta novela, se respira un aroma de pobreza, desarraigo y abandono, características que gran parte de sus protagonistas poseen en sus novelas. Estos personajes tienen algo de autobiográfico ya que con el arresto en prisión de su padre por no pagar sus deudas, el pequeño Charles tuvo que buscarse la vida y subsistir con el mísero sueldo que ganaba como trabajador en una fábrica de tintes.
En sus novelas la pobreza es muestra de nobleza, humildad y espíritu de superación por quien la padece. Será en “Canción de Navidad” cuando sobre la nieve y el frío londinense retrate a Mr. Scrooge un viejo avaro que a pesar de todo el dinero que posee, no se encuentra menos abandonado que Oliver Twist o Nicholas Nickleby.
Dickens suena y huele a Navidad, frío, pobreza, solidaridad, esperanza, honradez…, en definitiva buenos valores con los que los lectores se han sentido muy identificados.

“Oliver Twist” acaba de ser llevado al cine por Roman Polanski, un director que en su infancia también tuvo algo de dickensiano. El realizador no ha escatimado en detalles para acercarnos este clásico de la literatura a partir del próximo viernes en los cines de nuestro país. En la cinta, el huérfano Oliver vaga por las calles londinenses hasta que encuentra con un carterista que lo introduce en un asilo de niños, en el que estos son entrenados para robar. El extraño Fagin se encargará de aleccionar a todos estos niños sin esperanza. En el reparto de la película se podrá ver al joven Barney Clark que interpreta a Oliver Twist y a Ben Kingsley que interpreta a Fagin.
Polanski cuenta con casi todo el equipo técnico con el que contó en “El pianista”, destacando la labor de Ronald Harwood que ha tenido la responsabilidad de escribir el guión en base a este clásico literario.
De todas formas no es la primera vez que la novela se lleva al cine, nosotros te destacamos un ramillete de versiones que por algún motivo son las más representativas:


– OLIVER TWIST (1922): Una de las primeras versiones cinematográficas en la que se contó con dos intérpretes muy conocidos de la época. Como el pequeño huérfano, Jackie Coogan, que hizo llorar a más de uno en “El chico” de Chaplin. Como Fagin, el terrorífico Lon Chaney.
– OLIVER TWIST (1948): Dirigida por David Lean, que ya había probado lo que era adaptar una obra de Dickens en “Cadenas rotas”. Película de gran éxito, siendo considerada una de las mejores adaptaciones del clásico.
– OLIVER (1968): Carol Reed decidió hacer un musical de la historia, y a pesar de permitirse algunas licencias sobre el texto original conquistó a crítica y público ganando 6 Óscars entre ellos el de mejor película.
– OLIVER Y SU PANDILLA (1988): Adaptación de Disney en la que los protagonistas de la historia toman los rasgos de perros y gatos para acercar el clásico a los más pequeños. Uno de los títulos menos recordados de la factoría, pero una opción entretenida.
– TWIST (2003): Película de Cánada que moderniza la obra trasladándola a fechas contemporáneas.

De tus primos Afi, Coronado y Loberto.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario