Espresso: Casanova, algo más que un vividor

Espresso: Casanova, algo más que un vividor

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo:

Giacomo Casanova ha pasado a la historia como un mujeriego nato, a la altura del mítico Don Juan. Ya que estamos en fechas como la de hoy, San Valentín, Casanova fue uno de esos aventureros de la época que vivió con los sentidos y sus sentimientos, siendo el amor uno de los más destacados. El amor, la lujuria o el placer, son conceptos que a lo largo de la historia han acompañado a su figura y a la de sus muchas conquistas.
No se sabe con exactitud cuantas conquistas se pueden anotar en su historial amoroso, pero bien es sabido que fueron muchas y que superaron con holgura la centena. Casanova está considerado como un inconstante, un cínico y un mentiroso, pero según se puede leer en sus voluminosas memorias, a ninguna de sus mujeres les dejó insatisfecha, ya que todas terminaban por conocer la naturaleza infiel e inconstante de Giacomo. Para conocerle un poco más nada mejor que abrir sus memorias y recordar las primeras líneas que reflejan y resumen lo que fue su modo de vida: “Por lo que toca a las mujeres, se trata de engaños recíprocos que no entran en la cuenta, porque cuando el amor se mete por medio, es cosa común que los unos se engañen a los otros”.

Sería un acercamiento muy sesgado a su figura si sólo se hablara de su carácter vividor y sus múltiples conquistas. Casanova fue algo más que eso. Fue el impulsador de la lotería nacional en Francia, ejercicio que después se extendería a todo los lugares. Tal vez los niños de San Ildefonso no lucirían gorgoritos si no hubiera existido nuestro protagonista, ¿quién sabe?.
Fue prófugo de la justicia ya que fue condenado por una estafa en 1755, siendo condenado por los Tribunales de la Inquisición de Venecia. Giacomo logró evitar la pena e huir de las mazmorras en las que parecía que pasaría el resto de sus días.
En el campo de sus curiosidades cabe destacar que se cuenta que durante todas sus conquistas no dejó embarazada a ninguna de sus amantes, ya que ideó un sistema algo primitivo que realizaba las funciones del actual preservativo. Introducía en las vaginas de sus amantes una canica de oro de 60 gramos para evitar embarazos no deseados.
Además cabe destacar sus contactos influyentes ya que conoció a personalidades como Voltaire o Mozart, dos de los grandes nombres de la cultura de ese siglo XVIII.

El personaje ha dado ya para algunas versiones cinematográficas. Lo han interpretado entre otros Donald Sutherland y Alain Delon, pero es la nueva versión la que puede provocar que el personaje esté de nuevo de actualidad. Lasse Hallström ha dirigido, con los grandes canales de Venecia como escenario, un nuevo acercamiento al mito que es interpretado por uno de los actores de moda, el australiano Heath Ledger.

A parte del cine, Casanova ha saltado al cómic ya que “Giacomo C” constituye una de las sagas históricas más importantes de Francia editadas en papel. A lo largo de las 13 historias que ya se han publicado, el autor Jean Dufaux presenta una trama desarrollada en Italia en la que el sexo, la violencia y la acción tienen al personaje de este espresso como protagonista indiscutible. Aprovechando todo el tirón que el personaje vuelve a tener, se va a editar un nuevo tomo de esta colección que será presentado en el Salón de Cómic de Barcelona el próximo mes de marzo.
De tus primos Aly y Coronado

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario