Espresso: Las pasiones de Kenneth Branagh

Espresso: Las pasiones de Kenneth Branagh

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

El ala shakesperiana de la Clínica está de enhorabuena con la vuelta de su hijo pródigo, Kenneth Branagh. Nacido en Belfast en 1960, Branagh se ha configurado un estilo propio siendo la antonomasia del actor inglés, el inquieto, teatral, talentoso y clásico. Desde que vio a Derek Jacobi interpretando a “Hamlet” supo que quería ser actor, y no ha parado hasta convertirse en uno de los directores, guionistas y actores más versátiles y más centrados en difundir los grandes textos del teatro británico, sobre todo Shakespeare.

Su papel de Enrique V para la Royal Shakespeare Company lo catapultó a los 23 años como una de las grandes promesas de la escena. Ha llevado al cine “Enrique V” (1989), “Los amigos de Peter” (1992), “Mucho ruido y pocas nueces” (1993), “Frankestein” (1994), “Hamlet” (1996) y “Trabajos de amor perdidos (2000). Shakespeare es una constante en su carrera y no piensa renunciar a él. Pronto llegará “Como gusteis”, una nueva adaptación del escritor inglés.
Branagh se vanagloria de ser una de las personas que mejor conoce a Shakespeare, y nadie lo duda después de la difusión y cuidado con el que ha tratado los textos del dramaturgo inglés.

Además de la literatura anglosajona, una de las mayores pasiones de Branagh es la historia. Siempre se ha sentido atraído por la vida de Napoleón Bonaparte, llevando algunas producciones teatrales con él como protagonista y que representó en el West End en 1987 antes de saltar al estrellato cinematográfico con la admiración que provocaron sus primeros grandes trabajos. La comparación con otro grande británico como Laurence Olivier no tardó en llegar, más todavía cuando Branagh llevó al cine una nueva versión de “Hamlet”, como ya hiciera Olivier. Un proyecto faraónico, con una magnífica ambientación, un reparto con lo mejor de la escena inglesa y una duración de cuatro horas. Branagh fue muy fiel al texto original y salió del reto por la puerta grande.

Y ahora toca la música. Amante de la banda sonora que pobló el siglo XVII inglés ahora adapta a otro de los grandes, Mozart, asumiendo el reto de llevar al cine una de las óperas más conocidas del genial músico de Salzburgo, “La flauta mágica” . La ópera trata la historia del príncipe Tamino que tiene que superar tres pruebas para salvar a su amada Panima del secuestro al que le ha sometido el sacerdote Sarastro. Es una obra puramente masona y que una serie de números celebérrimos la ha convertido en una de las preferidas por el gran público. Fue la última ópera del compositor austriaco siendo estrenada en 1791, el mismo año de su muerte.
Con cantantes profesionales y ambientando la historia de la ópera en los años de la I Guerra Mundial, Branagh sorprende proyecto tras proyecto. Se mueve por impulsos, por gustos personales, y al ser estos tan exquisitos hace las delicias proyecto tras proyecto de su legión de fans.

Aquí tienes el trailer de “La flauta mágica”….

Vídeo

Tu primo Coronado

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario