“The artist”

“The artist”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (18 votos, media: 4,44 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web en español tiene argumento, fichas, datos, extras, fotos y videos.

El argumento: Hollywood, 1927. George Valentin es una estrella del cine mudo al que todo le sonríe. La llegada del cine sonoro marca el final de su carrera y lo lleva a caer en el olvido. Pero la joven extra Peppy Miller empieza a ser propulsada hacia el firmamento de las estrellas. “The artist” cuenta la historia de estos dos destinos entrelazados.

Conviene ver: “The artist” es una de las películas del año y entusiasma como una bella carta de amor a una época clave del cine, la del paso del mudo al sonoro, en una época en la que se lleva la nostalgia en el cine. Una película deliciosa y encantadora que nos devuelve a esa época recreándola y que alimenta nuestra alma de amantes del cine y su arte. Sorprende por como logra mantenerse durante todo el metraje a base de música, situaciones cómicas y la expresividad de sus personajes. Estos tienen una gran humanidad y facilitan la empatía y la universalidad de sus historias ya que vemos a personas con sus anhelos, sueños, miedos y frustraciones más que a estrellas de cine. Argumentalmente no cuenta nada que no se haya tratado en cintas como “Cantando bajo la lluvia” o “Ha nacido una estrella” pero es de alabar que en el siglo XXI alguien apueste por una cinta que se deja llevar por las emociones y por la nostalgia del cine como arte más que como gran medio de comunicación. La cinta nos deja claro lo que debe el cine actual a esa época que refleja tanto el primer star-system como los felices años 20 en los que se ambienta. Un homenaje a todos aquellos que sufrieron una transición vital en la historia del cine como Charles Chaplin, Greta Garbo o John Gilbert, entre tantos otros. Todos los actores (hasta el perro Uggie) se lucen por su frescura y gestualidad lo que contribuye a que el conjunto llegue a buen puerto. El protagonista, estupendo Jean Dujardin, es una combinación de Douglas Fairbanks, Max Linder, John Barrymore, Rodolfo Valentino y Gene Kelly, lo que supone un guiño a las estrellas de la época. Su compañera Bérénice Bejo llena de encanto la pantalla. Muy bien los secundarios John Goodman y James Cromwell. Siendo deliciosa y muy entretenida, no es la obra maestra que algunos señalan en pleno éxtasis emocional. Sorprendente, emotiva y agradable, pero también es ligera y con excesiva reiteración del gag situacional nutriéndose de un gran número de referencias y títulos de esa época a la que homenajea lo que le hace ganar frescura pero le quita originalidad y sello propio y fuerza en la narración. Por otro lado, argumentalmente suena más como un “grandes éxitos” que como una película con marca personal. Es una de las cintas del año, sobre todo por el mérito de lanzar a día de hoy una propuesta anacrónica como esta y conectar universalmente con los espectadores de todo el mundo, pero el divertimento y su cuidado (y algo artificioso) envoltorio para un cine tan diferente como el que se hace hoy en día no tiene que magnificar lo que es realmente. Una película para dejarse llevar, para disfrutar de la magia del cine y para que tu corazón palpite a ritmo de claqué, pero es más un divertimento terapéutico y sensitivo que una gran película. Sensacional número final que eleva definitivamente al espectador a la salida del cine y que se une a escenas logradas como la del juego de la chica con la chaqueta del protagonista en el camerino o la pesadilla sonora. Fuera prejuicios por el hecho de que sea francesa, muda y en blanco y negro ya que es la clara muestra de que los diálogos y el color no son necesarios para llegar al corazón del público y salir del cine lleno de felicidad y con una sonrisa. Siempre quedará como una buena manera de iniciarse en este tipo de películas por su accesibilidad y por reunir todas las claves de ese tipo de películas añoradas del pasado.

Conviene saber: Tras la saga de “OSS 117”, la parodia francesa de las películas de James Bond, Michel Hazanavicius, tras siete años intentando levantar el proyecto, ha sorprendido con una película que va directa a los próximos Oscar.

La crítica le da un OCHO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Antonio - 16.12.2011 a las 14:18

En mi caso hacer un cortometraje mudo representa una enorme simplificación de medios. La parte sonora es casi tan complicada como la visual.
Y creo que se puede transmitir el mensaje casi por igual. Como ejemplo puedes ver mis dos cortos mudos. Bastante divertidos según mi opinión.
Yeti http://youtu.be/Kzej38f0Ua4
Sonata Bucólica http://youtu.be/fR2jS-ptpp0

César - 18.12.2011 a las 02:40

Qué bajón de película. Yo que había leído buenas críticas de gente importante, entre la cual os incluyo, y menudo chasco me he llevado. Ganará oscars y se llevará la gloria por ser original en estos tiempos de 3D, pero es como si me dicen que un chico es original por llevar pitillos; no dejaría de ser una más en su momento. La historia es sosa, convencional y previsible. Lo mejor, sin duda, el perro, aunque los dos protas lo hacen muy bien, las cosas como son.

Lo dicho, decepción mayúscula.

kunboy - 18.12.2011 a las 14:20

Pensaba ir a verla pero resulta que por la zona en la que yo vivo, no la están haciendo en ningún cine. Realmente lamentable.

Laura - 23.12.2011 a las 02:02

El autobombo del comentario “Antonio” lamentable, independientemente de sus cortos, pero bueno.

A mí la película me encantó. Recuerda a El crepúsculo de los dioses, recuerda a Cantando bajo la lluvia, es una película clásica de realización, montaje y concepción moderna. A mí me ha gustado MUCHÍSIMO

pepe - 28.12.2011 a las 14:01

Desde luego le director ha sido muy valiente para hacer una pelicula muda y en blanco y negro, pero la película es aburrida y sin ninguna historia que contar. Sobre la opiión de la crítica, parece que en este caso los criticos se influyen los unos en los otros para decir los mismos tópicos.

ruisu - 02.01.2012 a las 00:05

Otra de las peliculas que vi hace tiempo en el Festival de Sitges, sin saber de que iba y sin los comentarios de ningun critico. No me esperaba un tipo de pelicula asi, que recordara tiempos pasados. Para aquellos que el cine solo es en color y con sonido, y jamas han visto una pelicula de cine mudo, puede ser tanto un descubrimiento, como una pesadilla por su laguisima duracion.
Yo la disfrute horrores. Me sente en mi butaca y me hizo recordar montones de peliculas de aquella epoca (y no soy tan mayor, que estoy en la treintena, pero me gusta mucho el cine de todos los generos y epocas).
Ver pasar imagenes, ver que los personajes no necesitan hablar para comunicar, que se puede hacer de lo antiguo algo original hoy por hoy, me lleno mucho y me dejo como hipnotizado.
Tambien he de decir que se hace larga a tramos, que hay momentos impagables con momentos insufribles que se podrian recortar para hacer un metraje mas ajustado. Pero, cuando sali de la sala, estaba como en una nube. La sensacion final es de haber disfrutado de una joya, de que merecio la pena verla, y de que es un gran homenaje del cine al propio cine. Y por supuesto un 8 me parece una buenisima nota!!

Capitan Clostridium - 05.02.2012 a las 11:13

Y se abre el telón: y no una película… es TEATRO, puro teatro. Y me encanta.
Me recuerda a todo el cine (de comienzos del cine), cine unido y encadenado, orquestado por su banda sonora en una sinfonía de guiños y de recuerdos.
Me parece grande, pero anacrónica y anecdótica. En plena era del 3D es grato conocer que el primer gran cambio no fue del blanco y negro al color, sino del mudo al sonoro. No recuerdo quien (o quienes), pero el protagonista refleja la negación y el miedo a los cambios de muchos actores y actrices de su época. Y eso puede ser lo que más me ha gustado de la historia (léase guión).
También me ha encantado ella, actriz de impronunciable nombre, llamada Berenice Bejo. ¡Qué forma de conquistar (enamorar, deleitar, adornar, iluminar, refrescar, aclimatar, …) la pantalla! Y, casi de casualidad, descubro que Berenice significa “portadora de la victoria” en macedonio. Y como en Hollywood se vuelvan locos con esta película (que va de película dentro de película y de película), ni Streep, ni Davis, THE OSCAR GOES TO la “portadora de victoria”. Eso sí, se se atreven a pronunciar su nombre.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario