"The way back"

"The way back"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,33 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Una antigua estrella del baloncesto caída en desgracia y sumido en el terrible mundo de las adicciones trata de volver al sendero correcto como entrenador de un equipo de instituto cuya mayor peculiaridad es estar compuesto por un variopinto grupo de estudiantes.

Conviene ver: Ben Affleck es uno de esos nombres que, a pesar de los vaivenes de Hollywood y de su propia vida personal entre diferentes relaciones, malas decisiones y adicciones, siempre ha terminado resurgiendo a pesar de haber sido víctima fácil para burlas y memes. No se puede negar que el mayor de los hermanos Affleck debe de tener la suerte de su lado levantándose caída tras caída. Y es que, tras confirmar que también podía ser un notable director ganando el Oscar a la mejor película con "Argo" en 2013 y callar bocas con un Batman mucho más interesante de lo que algunos aventuraban cuando se anunció su fichaje pocos meses después, en “The way back” también demuestra que hay un actor que cuando está bien dirigido y medido puede llegar a destacar e, incluso, conmover. Y es que no hay que olvidar que Affleck es el que sorprendió ganando la Copa Volpi de Venecia siendo el Superman televisivo de “Hollywoodland” (2006) y convencer en dramas adultos como “La sombra del poder” (2009), “The town (Ciudad de ladrones)” (2010), “Perdida” (2014) y “Triple frontera” (2019). Hay mucho del Affleck baqueteado en su errático y sobrio personaje de "The way back", cinta a la que aporta una presencia y una mirada de tristeza y credibilidad que lleva a altas cotas al consabido pero eficaz drama deportivo y de redención en el que una ex estrella del baloncesto, descarrilado por el alcohol, intenta coger oxígeno desde la buena senda a pesar de su voluntad autodestructiva fruto del dolor que arrastra. Un potente drama de personajes en una historia de perdedores que sorprende por su aspereza y realismo a la hora de hablar de la pérdida y la autodestrucción. Es verdad que no puede evitar caer en algunos clichés del género pero se levantan por una acertada dirección y un actor y un personaje que van de la mano y que se entienden el uno al otro en sus flaquezas. Hay mucho de catártico para un Ben Affleck en este trabajo y eso no hace más que añadir enteros a una cinta inundada de tristeza, empaque y digna de esos western de protagonistas anónimos y solitarios hacia el horizonte. Un sólido drama de segundas oportunidades planteado con agilidad en su desarrollo y que vuela gracias a la épica de su emoción y al hecho de una interpretación en la que confluye de manera orgánica el propio trabajo del actor con su personaje.

Conviene saber: Gavin O´Connor vuelve a dirigir a Ben Affleck después de "El contable" (2016) explorando una temática que ya abordó en "El milagro" (2004).

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario