“1793”

“1793”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

El año 1793 tuvo un punto de giro sangriento que reverberó por toda Europa: los reyes de Francia fueron guillotinados. Resultó la cúspide de un oleaje que ya había alcanzado al resto de Europa y sus monarquías absolutas. Niklas Natt och Dag nos lleva a ese año en Estocolmo, para comenzar una trilogía que ya está siendo muy leída entre los aficionados al combinado de novela histórica y negra. Tan sólo los propios suecos han comprado 300.000 copias, un bombazo literario para su nivel de población.

Título: “1793”

Autor: Niklas Natt och Dag

Editorial: Salamandra

Un cuerpo aparece en un lago de la capital sueca sin elementos para identificarlo. Las extremidades le han sido amputadas, al igual que lengua, dientes y ojos. El abogado Cecil Winge, enfrentado a su propia muerte, que sabe cercana, acepta poner a disposición de las autoridades su probada capacidad lógica, para lo que tal vez será su último servicio público. Contará con la ayuda de un antiguo soldado, empleado como guardia tras la amputación de un antebrazo, sustituido con una prótesis que puede resultar tan dolorosa como útil.

Sobresale un tercer personaje, Anna Stina, joven acusada injustamente de prostituirse, delito relacionado con brujería en la época. La prostitución era tan ilegal en Suecia como hoy, pero todos los hombres la usaban abiertamente, y hacía falta poco para acusar a una mujer respondona y quitártela de encima. La historia de Anna recluida en la prisión local y forzada a hilar sin descanso, es de las que atrapan y se recuerdan.

El esfuerzo documental refleja un Estocolmo maloliente y sórdido, un mundo donde se bebía hasta el alcoholismo generalizado. Eran 70.000 habitantes y había 1.000 tabernas. Una ciudad con picaros que pasan de sablear a desconocidos a ser recibidos en las mansiones de los millonarios. Estocolmo creció en esos años muy deprisa y surgieron problemas de higiene, epidemias, un 50% de mortandad infantil, una sociedad muy dividida entre ricos y pobres, sin ninguna movilidad social.

Natt och Dag (“Noche y día” en sueco) ha cerrado ya prácticamente la trilogía, y vive en pleno mareo del éxito más rotundo. Abandonó el periodismo para ver si podía vivir de la literatura y ha cambiado esa duda por el vértigo de pensar en lo siguiente. Del periodismo aprendió la importancia de la documentación previa, pero el primer borrador de “1793” fue rechazado varias veces por las editoriales. Había demasiada historia y poca trama. Lo retocó y el equilibrio entre una y otra me ha parecido perfecto, la inmersión en la Suecia de entonces muy conseguida, y espero “1794” cuanto antes. Será uno de los libros más leídos en su genero del 2020.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario