Robert Redford, el señor director

Robert Redford, el señor director

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (10 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Redford es un tipo marcado por esa popularidad que suele convertirse en la peor de las celdas cuando el ego no se ha preparado. Robert Redford le advirtió a un periodista: “Si usted fuera yo durante un mes – querría dejarlo a las dos semanas. Lo peor es que nunca se está preparado para el éxito. “
Robert no parece haber conseguido llegar a convivir bien con su éxito, y su vida ha sido una suma de éxitos.
Esa conciencia de “pata de conejo” le ha acompañado siempre. Cuando tuvo la idea para hacer “El candidato” (1972) mientras veia en la televisión la campaña de las elecciones de 1968, para conseguir el realismo de una auténtica campaña política, contrató a un antiguo escritor de discursos políticos y en vez de usar extras para hacer de público en los mítines, varias personas distribuidas estratégicamente en calles y locales, repartían fotografías de Redford como si fuera candidato demócrata al Senado usamericano. Cuando se había reunido suficiente público, aparecia como si en verdad fuera un candidato real, y hasta algunos empezaban a lanzarle preguntas sobre sus intenciones para la asistencia social, el paro o cualquier otro asunto.
El equipo se involucró tanto que empezaron a sugerir seriamente al actor que debía presentarse a las elecciones.
“¿Qué pasa si gano?”, preguntó con miedo.
Una mañana de noviembre siete años mas tarde inauguró un congreso en su casa, un albergue para esquiadores con grandes vigas, en las laderas de los Timpanogos, en el North Fork de Provo Canyon de Utah, que se había comprado con las ganancias de “Dos hombres y un destino”. El congreso reunió en tres días a directores de cine y otros profesionales de las artes. Era el germen del Sundance Festival. Al año siguiente sumó a la capacidad que ya tenía para elegir el papel que quisiera entre los posibles y el éxito como productor de “Todos los hombres del presidente”, el poder del director. Dirigió su primera película eligiendo una historia sencilla, osea, las más complicadas de las historias para tener éxito en las taquillas. Consiguió un Oscar por aquella “Gente corriente” (Ordinary people) y dos años mas tarde Sundance le convertía en el señor del cine independiente, donde era apodado Bob “El corriente”.
Al éxito como actor tenía que aguantar también el que tenía como director y mecenas. Creo que está empezando a preocuparse ya, por si resucita a los tres días , hecho polvo, je, je, je….

Aquí tienes este mp3 con su recorrido como tipo concienciado y director….
RedforSenordirector.mp3

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario