“A Roma con amor”

“A Roma con amor”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,40 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial tiene trailer, argumento, información del reparto y recopilación de las mejores críticas. También puedes escuchar y comprar la música que suena en la película, uno de los atractivos de la cinta.

El argumento: Cuatro historias independientes con un escenario común: la ciudad de Roma. En la primera, un matrimonio americano viaja a Italia para conocer a la familia del prometido de su hija. En la segunda, un italiano es confundido con una estrella de cine. En la tercera, un arquitecto californiano visita Roma con sus amigos, y en la cuarta, unos recién casados se pierden en la capital italiana, a la que han ido a visitar a unos familiares.

Conviene ver: “A Roma con amor” tiene la manida etiqueta de ser una cinta menor dentro de la filmografía de Woody Allen y es la típica postal que hace que muchos se planteen si Woody está en los últimos años haciendo publirreportajes más que películas. Una cinta que juega con la banalidad y el surrealismo de la italianada para homenajear a ese tipo de cine junto a un sinfín de temas y canciones muy reconocibles del país. Podría ser un “Manuale d´amore 4” y de no ser de Allen le habrían llovido más palos. Eso sobre todo se ve en la historia de la fama repentina y la televisión con referencias berlusconianas protagonizada Roberto Benigni con una crítica al periodismo muy facilona y reiterativa, que también se cuenta en la cinta italiana vista y premiada en Cannes “Reality” o en la francesa vista en Venecia “Superstar”, y en el segmento en el que Penélope Cruz como prostituta vuelve a demostrar su carnalidad y sensualidad mediterránea a la vez que un histrionismo algo extremo insinuándose al personaje de Alessandro Tiberi que forma parte de la clásica familia de clase alta llena de hipocresías. Por otro lado, los demás personajes se reservan los tics y temas habituales del cine de Allen que, en esta ocasión, también se pone delante de las cámaras, algo que no ocurría desde “Scoop” en 2006 haciendo pareja con Judy Davis, una de sus habituales en los 90, y dando vida a un experto en ópera bastante hipocondríaco que cree descubrir a un nuevo gran tenor en la figura de su futuro consuegro. Alec Baldwin repite ese papel de galán cómico trasnochado, que va más allá del lenguaje cinematográfico como conciencia espectral y que tan buenos réditos le está reportando últimamente, mientras que Jesse Eisenberg y Ellen Page recuerdan a la pareja que reflejó Allen en “Todo lo demás”. Page está encantadora y Eisenberg se encarga de hacer de neurótico alter-ego del director. Los dos juntos están algo cargantes. Lo más flojo y prescindible es el segmento del matrimonio italiano con ecos a “El jeque blanco” de Fellini. Un liviano esparcimiento neuronal en el que Woody no se ha molestado ni en dejar alguna frase o diálogo para el recuerdo. Entretenida pero irregular en su mensaje, tópica y floja.

Conviene saber: Penélope Cruz repite con Woody Allen tras conseguir el Oscar por “Vicky Cristina Barcelona” en 2009.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

cesarbela - 24.09.2012 a las 19:20

Cuando uno ama la obra de Woody Allen resulta muy difícil ser objetivo a la hora de enjuiciar su entrega anual.
Desde mi subjetividad haré el esfuerzo de reconocer que no es su mejor película, que quizás sea más de lo mismo, pero a fin de cuentas ¿no es eso Woody Allen?, una película que empezó allá por 1969 y que hoy, 43 años después, sigue inacabada, pendiente de seguir contada…ahí radica precisamente su encanto y eso es lo que todos,por lo menos, le deberíamos reconocer.
Quizás de los 4 episodios de los que consta la cinta, sobren 2, el de Penélope, fuera de lugar en todo momento, y aquel otro segmento en el que Alec Baldwin juega a consejero espiritual de un joven confundido. Pero nos queda la aparición de Roberto Benigni y su famoso casual y cómo no, la del propio Woody, que seis años después nos recuerda de lo que esto se trata, ¡that’s entertainment!
Merece la pena verla

ruisu - 30.09.2012 a las 10:04

Siendo fan incondicional de Woody, no tengo por mas q decir que su ultima pelicula ha sido decepcionante hasta la saciedad. Cuatro historias insulsas, sin ninguna trascencia, que no cuentan nada por si mismas y no dejan la sensacion de haber querido decir algo.
Me da vergüenza ajena que se fomenten los estereotipos de los italianos, de forma que los ridiculizan mas que usarlos para aportar algo a las historias. Por no decir que las actuaciones son muy malas. Todos los personajes masculinos son copias del mismo personaje: unos Woody Allen sin gracia. Los femeninos no se ecplotan y dolo tienen algo de sustancia llos americanos frente a unos traslucidos papeles italianos. Por no decir q las historias de la parejita italiana y de Roberto Benigni son prescindibles y si desaparecen no pasa nada.
Yo a esta peli le daba un 2. Y un 3 si soy generoso.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario