Cannes 2014: Mike Leigh entre pinturas y óleos y fundamentalismo enfermizo

Cannes 2014: Mike Leigh entre pinturas y óleos y fundamentalismo enfermizo

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Mike Leigh ha vuelto al festival en el que ganó una Palma de Oro hace 18 años con su nuevo trabajo, siendo el responsable de encauzar un certamen que se abrió con las dosis necesarias de glamour aunque tuvo que sacrificarse la calidad en favor del vacío oropel. En “Mr. Turner” el director se mete de lleno en la figura del pintor británico preimpresionista famoso por sus óleos y acuarelas paisajísticas. Todo al servicio de su actor fetiche, un Timothy Spall que para todos confirma que es gran candidato al premio de interpretación masculina y que, a buen seguro, dará que hablar en la próxima carrera de premios.

Timothy Spall recibe todo un regalo de la mano de Leigh tras una exitosa colaboración que pasa por títulos como “La vida es dulce”, “Secretos y mentiras”, “Topsy-Turvy” y “Todo o nada”. Leigh se aleja del biopic al uso y cuenta sus últimos 25 años de vida, entre su febril actividad profesional y su caótica vida personal por la que van desfilando su influyente padre, su ex mujer, una criada fiel inocentona, sus compañeros rivales de profesión y el nuevo amor que va surgiendo casi más fruto del deseo más pasional que del sentimiento profundo.

Dos horas y media en las que se analiza más la profundidad psicológica del personaje (gruñiendo más que verbalizando), y que es lo que permite a Spall dar importantes matices a su interpretación que en otro actor podría haberle hecho caer en la parodia, que el recorrido por las pinceladas más destacadas de su vida, que es a lo que el subgénero nos ha acostumbrado en las últimas tres décadas, algo que parece estar cambiando teniendo en cuenta los últimos proyectos que están llegado.

Teniendo en cuenta que estamos hablando de “el pintor de la luz” se ha destacado su cuidado y preciosista apartado técnico (Leigh rueda la película como si fuera un gran lienzo) en el que destaca una fotografía llena de contrastes entre luces y sombras a cargo de Dick Pope, así como el vestuario y el diseño de producción. Sin duda, una de las películas que más largo recorrido puede tener en los próximos meses y un trabajo resuelto nuevamente con brillantez por un director que pocas veces falla.

Propuesta bien diferente es “Timbuktu” de Abderrahmane Sissako, una ficción de denuncia que no abandona el espíritu documental con el que comenzó el proyecto y que se adentra en el peligro de los fundamentalismos, centrándose este trabajo en este caso en el islámico en una región de Malí. Un retrato humano sobre el horror tanto desde la perspectiva de las víctimas como de los yihadistas a través de una ciudad asediada por violentos extremistas en el que las prohibiciones, denuncias, lapidaciones y violaciones están a la orden del día. El proyecto surgió tras el hecho real de la muerte a pedradas de una pareja que había tenido hijos sin estar casados. Un trabajo pulcro e intenso sobre las miserias y barbaridades en una sociedad a la que se le extirpa su posibilidad de moverse en libertad, siendo víctimas y prisioneros del odio y la moral de su propio país.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario