Cine en serie: “True detective”, sobre finales y expectativas

Cine en serie: “True detective”, sobre finales y expectativas

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

A estas alturas pocos desconocen el fenómeno que ha supuesto en estos primeros meses del año el estreno en HBO de “True detective” . La serie ha sido tema muy recurrente en las redes sociales, blogs, y páginas webs especializadas (en esta misma página ya hemos hablado de ella). Dicha notoriedad ha venido acompañada de una enorme aceptación entre la crítica, siendo que actualmente es la serie americana mejor valorada de la temporada en Metacritic junto al regreso de “Hannibal” y “The americans”, y esta aceptación crítica se ha visto reafirmada por el fervor con el que ha sido recibida la serie por el gran público, dónde muchos ya han elevado a esta primera temporada a la altura de series como “The wire” y “Breaking bad”. Todo esto se ha traducido en unas grandes audiencias para el canal, siendo que incluso HBO GO, el servicio de video demanda del canal de pago americano, se colapsó este domingo para ver el final. Pues bien, querido primo, en este nuevo artículo que le dedicamos a la serie de Nick Pizzolatto, queremos dejar constancia de nuestra valoración sobre el final, las reacciones que ha generado, la serie en su conjunto y el futuro de ésta, por lo tanto te advertimos que si aún no las has visto entera y no quieres que te desvelen nada de la trama, a partir del siguiente párrafo podrás encontrar algún spoiler.

Tras la enorme expectación y la infinidad de teorías generadas sobre la resolución del caso y la identidad del asesino, “True detective” clausuraba su primera temporada con un final convencional, quizás demasiado, y aunque en general la reacción hacia él ha sido positiva, muchos que esperaban algún giro importante en la trama no han podido evitar quedar decepcionados con el desenlace, por lo que las comparaciones con el final de “Perdidos” no han tardado en aparecer argumentando que han dejado demasiados cabos sueltos, demasiados misterios por resolver. ¿Pero realmente son equiparables ambos finales? Bajo mi perspectiva no, son dos series que generaron muchas expectativas y teorías, pero creo que en el caso de “True detective” hemos sido los propios espectadores los que hemos querido ver más de lo que realmente había, siendo traicionados por nuestra propia imaginación.

Vídeo

Y es que la principal diferencia entre una y otra es que la serie de Carlton Cuse y Damon Lindelof hacía del misterio una de sus principales bazas, eran muchos, formaban parte de la trama y se le daba mucha importancia, los personajes hablaban de ellos, y los propios creadores los comentaban y afirmaban en un primer momento (luego fueron variando sus posturas) que tenían solución para todos y cada uno. Sin embargo, en “True detective” los presuntos misterios son anecdóticos, la mayoría de los que salieron son imperceptibles en un visionado siendo necesario para poder verlos ralentizar la imagen, y en cualquier caso nunca se le dieron importancia en la trama. Quizás el “misterio sin resolver” más destacado sea el de las muñecas de Audrey, pero al igual que los otros apenas se les da relevancia, tanto que ni siquiera es objeto de una conversación entre los padres, y tampoco tiene continuidad en posteriores capítulos, ya que la actitud de la Audrey adolescente, de la que se ha hablado mucho, es perfectamente achacable a su rebeldía y a un padre que la ha desatendido desde pequeña.

Que hayan podido jugar con nosotros es muy posible, pero realmente nunca nos han engañado, el propio Pizzolatto en diferentes entrevistas nos advertía que a él no le interesaban para nada los asesinos en serie y que no iban a haber sorpresas en el final, pero nosotros preferimos no creerle, y pusimos en marcha nuestras dotes detectivescas sobredimensionando meras anécdotas o guiños sin importancia.

Y es que al igual que en la otra serie en la que ha colaborado Pizzolatto, “The killing” (y que también ocurre en muchas de las nuevas series policiacas), si a algo se le ha dado importancia a lo largo de los ocho capítulos que conforman la primera temporada de “True detective” no es a la identidad del asesino, sino a los dos protagonistas y su relación. Se ha profundizado mucho en ellos, quitándoles capas capítulo a capítulo, viendo cómo les afecta el caso y la influencia que terminan generando uno en el otro, tal es así que se le resta profundidad al resto de personajes de la serie que terminan siendo personajes de apoyo, escritos más bien para desarrollar la personalidad de los dos protagonistas principales que para tener una entidad propia.

Todo esto se ha llevado con todas sus consecuencias hasta el final, siendo que tras la tensa y agobiante persecución del villano, y pudiendo terminar la serie perfectamente en ese momento, se nos conceden veinte minutos más, pero no para resolver “cabos sueltos” (le basta para hacerlo poniendo unos segundos de un informativo), sino para despedir a sus personajes, primero de manera separada, mostrando sus redenciones personales, y luego diez minutos juntos con su última conversación.

Quizás por esto el final sea algo anticlimático, pero no es un mal final, es un cierre coherente y un buen broche para una serie notable, que al contrario de lo que se ha podido leer no es revolucionaria en su género, ya que comparte el tono y los rasgos de muchas series actuales de crímenes, pero que consigue sobresalir gracias a sus puntos fuertes, esto es, la construcción de su guión y sus dos personajes principales, la narración con una gran labor de Cary Fukunaga tras la cámara, y la interpretación de sus protagonistas, se destaca merecidamente a Mathew McConaughey, pero Woody Harrelson con un personaje menos favorecedor e icónico no le desmerece. Todo ello nos permiten afirmar sin duda que estamos ante una de las mejores series del año, pero creo que nos estamos apresurando en elevarla a lo más alto, quizás deberíamos dejarla reposar y que sea el paso del tiempo el que nos muestre si es merecedora de estar en el altar de la series.

¿El futuro?

Una vez finalizada esta temporada la incógnita que se nos plantea es cómo funcionará la segunda, y ello debido a las características de esta serie, que siguiendo el esquema de “American horror story” plantea una renovación anual, por lo que el próximo año no continuarán ni Fukunaga ni los dos protagonistas (que continuarán en la producción) y nos encontraremos con un caso y personajes nuevos.

En un primer momento, la ausencia de tres de los pilares fundamentales de la serie puede parecer que le vaya a afectar para mal (especialmente a nivel de audiencia), pero lo cierto es que el cerebro de la serie seguirá en ella, y si la HBO le permite trabajar sin prisa y firmar algo de la misma factura, la ausencia de esos tres pilares no debería resentir el resultado final si encuentran un buen recambio para ellos (se abren las apuestas para adivinar director y actores). Ahora dicho esto, puede que el éxito de esta primera temporada sea el próximo año su mayor enemigo, tras el buen resultado de esta, la segunda se ha ganado una oportunidad y habrá mucha expectación por verla, pero sin embargo el nivel de exigencia estará muy elevado y la serie y los nuevos actores se encontrarán sujetos constantemente a comparaciones lo que le puede causar más de una crítica injusta.

Vídeo

Vídeo

Tu primo.
Petro

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

David - 18.03.2014 a las 09:47

Muy buena serie! Ayer precisamente yo también le dedique un post en mi blog. Os lo dejo por si tenéis curiosidad 😉

http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/03/louisiana-detectives-club.html

Un saludo!

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario