Cine en serie: Cory Monteith, qué hace a nuestros héroes tan vulnerables en la vida real

Cine en serie: Cory Monteith, qué hace a nuestros héroes tan vulnerables en la vida real

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Ayer fue hallado muerto uno de los protagonistas de una de las principales series que ocupan la parrilla americana, “Glee”, Cory Monteith. No sólo eso lo convierte en noticia, el hecho de que apenas hubiera empezado la treintena y conocer que desde los 19 años el ya inolvidable quaterback Finn Hudson abusaba de distintas sustancias y adicciones, no deja de golpear la imagen de “chico bueno” que tenía en la cabeza.

Canadiense de nacimiento, Cory había aparecido en distintas series (“Smallville”, “Kyle XY”) y películas (“Destino final 3”) hasta que su papel en “Glee” le hizo saltar al estrellato. Si bien su voz no estaba entre las mejores del fantástico reparto de la serie, sí que su capacidad de transmitir y empatía hizo de su personaje el “entrañable grandullón” del grupo por el que el público sentía tanto aprecio, valiéndole un Teen Choice Award en 2011. Su personaje desprende una áurea de honor inquebrantable y amor puro por el que desde un principio sentiremos simultáneamente simpatía y lástima. Simpatía por que es un caballero en el siglo XXI y lástima porque sabemos que esos granizados que reciben sus compañeros también van a decorar su rostro en más de una ocasión.

Lo triste es que en mi mente no hago ninguna distinción entre Cory y Finn. Para mi eran la misma persona. No sé si el hecho de sólo haberle visto en esta serie o que asimilemos que un actor es afín al personaje que interpreta episodio tras episodio, pero me resulta difícil imaginarme al Cory que, según he leído, estaba en una clínica de desintoxicación y había pasado por más de 16 colegios distintos, cometiendo pequeños actos delictivos para financiar sus vicios.

Para mi Cory interpretaba lo bueno que hay dentro de cada uno, sin reñir la superación personal y ambición con el compañerismo, la competitividad con tender la mano, el amor de juventud y esa inocencia de antaño con la fuerza de capitán de equipo de fútbol americano. Y quiero pensar que en su vida tuvo también muchas de esas cosas, aunque posiblemente nadie le supiese dirigir y encauzar para evitar un final tan trágico.

Y ahora sería fácil hablar de Heath Ledger, Michael Hutchence o de cualquier otra estrella que no supo asimilar que para nosotros eran privilegiados y de si la fama o el éxito están reñidas con la soledad, pero sería en balde, el mal ya está hecho.

Se habla de la relación, fuera ya de plató, que mantenía con otra de las protagonistas de la serie, Lea Michele, y la verdad es que no puedo imaginar lo qué podrá estar pasando por la cabeza de una joven que sufre una desgracia como esta y como la podrá afectar tanto personal como profesionalmente.

Ya desde un punto de vista mucho más impersonal, probablemente la serie no consiga reponerse de un golpe tan tremendo ya que tristemente el drama de la realidad cada vez supera más veces la ficción.

Mis condolencias a familiares, amigos y fans de Cory Monteith.

Vídeo

Vídeo

David Volcano

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario