Cine en serie: El juego (de tronos) no ha hecho más que empezar

Cine en serie: El juego (de tronos) no ha hecho más que empezar

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (10 votos, media: 4,80 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

“Juego de tronos” ha sido una de las series que más rápido se me han pasado (volando no, lo siguiente). Parece que fue ayer cuando me atreví a opinar sobre su piloto (ya han pasado casi tres meses), y ya tengo que ponerme las pilas para echarle un buen vistazo a lo que nos ha dejado su primera temporada. Diez episodios puede que den para poco o para mucho (según se mire) pero lo que está claro es que no nos han dejado indiferentes a casi ninguno de nosotros, ávidos telespectadores, hayamos leído los libros o no. Cuando una serie llega con tanto hype, es muy fácil perderse entre tanta promoción y expectativas (como en un laberinto de luces de neón), olvidándose por completo de juzgar tan sólo la esencia de la serie, sin interferencias ni prejuicios, como si se hubiera vivido la temporada con unos ojos limpios y alejados de tanto ruido. El hype de “Juego de tronos” ha sido mastodóntico, y como tal, uno no ha podido evitar el subidón de salida, e inevitablemente el bajón consiguiente, quedándose algo frío con el devenir de los primeros episodios, quizá lastrados un poco por ser excesivamente corales y descriptivos para una serie de televisión de estas características. Pero pasemos mejor al interior de mi castillo, y diseccionemos con mi espada la primera temporada de “Juego de tronos” tal y como se merece…

Si de algo he tenido la sensación, es que esta primera temporada ha estado (inteligentemente) dividida en dos partes, que por otro lado nos ha dejado un crescendo constante con traca final de regalo. En la primera mitad (los primeros cinco episodios, más o menos), los guionistas se han dedicado a contarnos de que va esto de “Juego de tronos” (que no es poco), y a desplegar las fichas en el tablero (por cierto, impresionante y muy útil intro la que se han marcado los de HBO), poniéndolas cada una en su sitio, y escondiendo en ellas múltiples y reveladores secretos que nos han ido explotando en la cara cuando menos lo esperamos. Quizá los que hayan leído los libros tuvieran la paciencia necesaria para acometer este tipo de episodios tan descriptivos e informativos, pero los que no lo hemos hecho (como es mi caso) hemos echado de menos, en algunas ocasiones, algo más de fuelle que nos hubiera venido de perlas para avivar un poco nuestro entusiasmo, algo alicaído tras un inicio tan prometedor.

Echando la vista atrás, creo necesaria toda esa parafernalia argumental, base indispensable para sostener todo lo que vendrá después, pero también entiendo que en televisión el ritmo interno de una historia no es equiparable al de una novela, y por ello creo firmemente que, a esos episodios, le hubieran ido mejor un poco más de síntesis en pos de una armonía televisiva más acorde con el medio en que se encuentra. En cualquier caso no me quejo demasiado, pues en ningún momento me aburrí o me pareció que la historia hiciera aguas, pues todo es tan condenadamente hermoso (casi apabullante), y los actores, lugares y diálogos están tan bien escogidos, que es imposible apartar la vista, ni la atención, un momento de la pantalla, absorto por el magnetismo de las imágenes y sonidos provenientes de la serie.

En la segunda parte de la temporada, hacia el episodio sexto, las piezas empiezan a encajar como magnetizadas, los engaños a precipitarse uno tras otro como salidos de una chistera, y la sangre a fluir a borbotones y a mancharnos la imaginación con su fascinante realismo muchas veces solo sugerido. Sencillamente genial la elipsis de la batalla donde uno de los personajes principales es apresado (cuando el presupuesto no da más de sí, aparece el talento de los responsables). Aunque a partir de ahí la serie se agigante con cada escena, no es sino tras el séptimo capítulo donde “Juego de tronos” mete la directa, y se precipita hacia ese lugar al que todos estábamos esperando que llegara. La recta final es de una belleza visual tan apabullante, y la intensidad y la épica de los acontecimientos de una narrativa tan adictiva, que uno no puede más que rendirse ante lo evidente, y manifestar todo su entusiasmo en silencio o directamente levantarse y ponerse a aplaudir. Es ahí donde la serie nos deja en la retina varios de las mejores momentos que se han visto en televisión en muchos años, y regalarnos de paso una escena final de proporciones bíblicas, donde por fin descubrimos ansiosos y fascinados, que todo lo que habíamos visto hasta ahora no era más que el principio de una gran historia que está por venir. Porque señoras y señores, si de algo estoy seguro ahora, es que el juego (de tronos) no ha hecho más que empezar. Esperaremos su vuelta alertas y confiados, con las espadas desenvainadas, y las expectativas por todo lo alto.

Vídeo

Watanabe

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Serra - 20.07.2011 a las 20:46

Excepcional crítica. Esperemos que la segunda temporada (y las posterioras, si hay suerte y las hay) mantenga o supere el nivel de esta primera).

Blumi - 21.07.2011 a las 13:03

Totalmente de acuerdo con la crítica. La serie es una de las mejores que hay actualmente. Es muy fiel al libro (en todo lo que se puede) y, aunque te hayas leído los libros te acaba sorprendiendo por la gran precisión con la que han hecho todo, sobre todo por los actores, un gran acierto.

Manuel - 22.07.2011 a las 13:31

Mira que está bien la intro… pero la versión Heavy de la música ya ni te cuento http://www.youtube.com/watch?v=GC-ZmlwBWKM&feature=related

Spooky - 22.07.2011 a las 15:21

Muy de acuerdo en todo lo que dices, pero para mi el ultimo capítulo era totalmente previsible en todos los aspectos.

El mejor fue el noveno, eso fue el culmen de la temporada y ya el décimo baja para abrirte las puertas al segundo volumen.

Lástima que aun quede mucho tiempo hasta la llegada de la segunda temporada.

Karina - 25.03.2015 a las 19:43

Me agrada mucho ver HBO, siempre tiene contenidos renovados, me fascinan las series que trasmite. Actualmente veo la serie documental VICE (http://www.hbomax.tv/vice-3 Se las recomiendo mucho, es una excelente propuesta de periodismo documental, saludos.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario