Cine en serie: Episodios con nombres y apellidos

Cine en serie: Episodios con nombres y apellidos

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (7 votos, media: 4,86 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

“-Doctor, ¿por qué los episodios de mis series no me quieren?

-Por qué no les llamas por su nombre”.

Ya te lo anticipé la semana pasada, los episodios de las series también tienen su corazoncito y les gusta que les llamen por su nombre. Y tú dirás, este tío acaba de ver el final de “Los Serrano” y ha perdido la poca cordura que le quedaba. Pues no, y te lo voy a explicar.

Estamos tan acostumbrados a ver “S04E13” en los subtítulos de nuestras series preferidas que perdemos parte de la esencia de lo que realmente vemos. Y es que, en algunos casos, los creativos y guionistas ponen verdadero empeño en buscar títulos para sus episodios que aporten algo más a la propia serie.

Antes era más fácil, veías “El coche fantástico” o “El equipo A” y una voz en off te decía algo así como “Misterio en Whispering Pines” o “Kitt asesino” y tu cerebrín se ponía en marcha suponiendo esto o aquello sobre lo que iba a acontecer. Ahora lo único que oyes es “Priviusli on De gut guaif…” (“Previously on The good eife…”) y tres minutos de resumen para que entiendas de dónde van a venir los tiros en el episodio de hoy. Ellos, los guionistas, ya saben que tienes 14 series empezadas que ves alternativamente y que a veces piensas que Ned Stark se va a ir con Grissom a salvar a su hermano de la cárcel, y esta es su manera de echarte un capote y disipar dudas. Todo esto no quita para que cada capítulo tenga su propio nombrecito (que no es “Previously…”, obviamente) y eso es lo que vamos a analizar.

Empecemos entonces por lo más sencillo, ¿cómo sueles referirte a los episodios cuando hablas con alguien?

“-Has visto el de…”

Pues eso es lo que pensaron en la serie “Friends”. Todos los episodios de la serie empiezan por “The once with / where…” que vendría a ser “El (episodio) de…”. Por ejemplo, todos nos acordaremos de “¡¡¡¡Nos estábamos tomando un descanso!!!!” (“El de Ross y Rachel se toman un descanso”) o de ver la fiesta de graduación de Ross y Monica (“El del video de la graduación”). Bastante fácil de recordar, ¿para qué romperse la cabeza? ¿Acaso no es así más fácil de transmitir la idea principal?

Una cosa parecida pasa en “Seinfeld”, donde todos empiezan por “The…” y la cosa o elemento que va a definir el episodio. Por ejemplo tenemos “The nose job” o “The dog”, como el que va explicando su vida a golpe de definición.

Siguiendo una línea similar, en la serie “Scrubs” los episodios empiezan siempre por “My…” (“My student” o “My dirty secret”), un gran “ego” para una serie de ficción autobiográfica en la que nuestro médico en prácticas nos cuenta sus avatares en el MIR americano (que la verdad ni fu ni fa, técnicamente hablando, claro)

¿Y cómo saber si hablamos de un episodio de la primera, la segunda o la cuarta temporada de una serie? Muy fácil, los creativos de “The good wife” tienen la solución. La primera temporada, títulos con una sola palabra, los de la segunda con dos, y así sucesivamente. Ya que la serie es de lo mejor que hay ahora mismo en antena, no me extrañaría que en un par de años pidieran consejo a Meat Loaf, gran experto en “comprimir” ideas en los títulos de sus canciones (You took the words right out of my mouth u Objects in the rear view mirror may appear closer than they are) para nombrar episodios de una décima temporada, por ejemplo.

Y hablando de canciones, ¿por qué matarse en escribir nuevos títulos si ya hay alguien que lo hace por ti? Es una mera cuestión de pagar royalties y no exprimirse el cerebro. Así “Anatomia de Grey” o la más moderna “Revolution” simplemente toman títulos de canciones para nombrar sus episodios (en el caso de esta última, principalmente de Led Zeppelin).

Otra serie que también lo hace, pero solo en su segunda temporada es “Hart of Dixie”. Curioso, mientras que en la primera temporada todos los episodios eran juegos de palabras en parejas (“Homecoming & coming home” o “Faith & infidelity”), en la segunda tenemos clásicos americanos como “The gambler” o “Achy breaky heart”. No es habitual un cambio tan marcado en la denominación de los episodios pero a nuestra doctora preferida se lo permitimos.

Una forma sencilla, basarse en algo ya establecido en la vida diaria que evoque el “quid” de la serie. A la pregunta, ¿de qué va la serie “Hannibal”, a grandes rasgos? Los títulos de los episodios te lo dejan claro (“Aperitif” o “Potage”, éste último seguro que hay muchos que lo han sentido viendo los episodios).

Y… ¿qué pasa si eres guionista de una serie infantil pero tienes en tu fuero interno un friki en potencia? También hay un sitio para ti: “Patoaventuras” (“Ducktales”, para que veas que ya desde pequeño vivía pegado a la tele, como el protagonista de la serie “Dream on”, aquella que empezaba con un niño a dos centímetros de la caja tonta viendo todo lo que emitían y que, por cierto, tiene algún título de episodio tan bueno como “May divorce be with you” o “Here comes the bribe”). Poder poner títulos como “Send in the clones” o “The three ducks of the condor” bien valen acabar tu carrera, master y doctorado en el Estudio con Tío Gilito y Donald.

Más complicados son los títulos de por ejemplo “Stark Trek” (la primera, claro) con verdaderos poemas de una frase casi tan interesantes como la propia serie (“Where no man has gone before” o “The city on the edge of forever”) y de donde posiblemente los de “The Big Bang Theory” cogieran su inspiración. Esta última tiene una fórmula muy marcada a la hora de nombrar sus episodios (a la vez que elaborada para hacerlos coincidir con la trama), todos empiezan por “The” + sustantivo + “solución científica”. Dicho así parece muy complicado pero en la práctica verás como no lo es: “The middle-earth paradigm”, “The friendship algorithm” o “The gorilla experiment”

Ya lo sabes, un respeto a los episodio que sus papás y mamás sufrieron mucho en su parto y tienen nombres, que a nadie le gusta que le digan “¡Rema 41!” (“Ben-Hur”).

Y la semana que viene…

Algo venido de Asia, para que practiques tu coreano… por lo que pueda pasar en un posible futuro. Live long and prosper.

David Volcano

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario