Cine en serie: Las mejores series de la temporada (I)

Cine en serie: Las mejores series de la temporada (I)

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (7 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Como ya hicimos el año pasado en esta misma página, hemos procedido a seleccionar las series de televisión que más nos han gustado de la temporada, para ello nos hemos reunido la redacción de Cine en serie formada por los psicos Profesor Falken, David Volcano, El Kurgan y Petro, además de Harry Callahan colaborador en el podcast, y Nacho Gonzalo, “el jefe”. Encontrar un hueco para reunirnos ha sido difícil, debiendo adaptar nuestro interminable calendario de series a la reunión, pero más complicado aún ha sido alcanzar un acuerdo entre todo para determinar las serie que formarían parte del ranking. Y es que todos queríamos a nuestras favoritas en él, por lo que se fueron sucediendo las discusiones, los gritos, e incluso en un momento del acalorado debate alguien saco un magnum del calibre 44, pero afortunadamente la sangre no llegó al río, y finalmente logramos llegar a un acuerdo satisfactorio para todos y esperamos que también para ti, y es el siguiente…

20º “Shameless”

Cerrando este ranking encontramos a la cuarta temporada de “Shameless” que, en mi opinión, se ha vuelto a superar. La serie ha sido noticia esta temporada por haber cambiado de categoría en los Emmy de drama a comedia, pero no le ha servido de mucho, sólo ha rascado una nominación para William H. Macy, debida probablemente a la falta de competencia en la categoría de mejor actor de comedia, pero no deja de ser curioso que se haya realizado el cambio en la que es, sin duda, la temporada más dramática de la serie. Una temporada que supera a la ya notable tercera, y que puede ser probablemente la mejor de la serie. A destacar la madurez que han tenido los personajes y la incorporación del personaje de Emily Berg, además de las enormes interpretaciones de Noel Fisher, Jeremy Allen White y de Emmy Rossum. (Petro)

19º “Silicon Valley”

Una agradable sorpresa de esta temporada, que le debe mucho al éxito de otras comedias orientadas al espectador más friki, me refiero por supuesto a “The Big Bang Theory”. Sin el éxito de ésta, habría sido impensable dar luz verde a una serie dirigida a un nicho aún más reducido, con unos protagonistas que trabajan como programadores, con referencias más o menos veladas a Google y Apple, y ninguna intención de bajar el listón cuando se tocan los temas técnicos. El hecho de que haya irrumpido en los Emmy no hace más que confirmar que estamos ante una serie a la que vale la pena prestar atención, y empezar a verla lo antes posible. (Profesor Falken)

18º “Sons of anarchy”

Cuando el año pasado se quedó fuera de la lista algunos me mostraron su descontento, pero mantengo la opinión, la quinta temporada de los moteros supuso un bajón importante para la serie, sin embargo esta sexta temporada ha sabido remontar el vuelo. Si bien en un principio parecía que se había estancado con unos capítulos que no terminaban de funcionar, con una historia que se liaba demasiado y que no parecían saber por dónde tirar exactamente, o con unos personajes como Juice o Clay que parecían totalmente perdidos, u otros como Toric demasiado extremos, de mitad en adelante la serie deja de liar la madeja y vuelve a funcionar a pleno rendimiento con capítulos brillantes (ese capítulo 11), tensos de principio a fin y un final desgarrador. Ahora queda ver que nos tiene preparado Kurt Sutter para el cierre de la serie. (Petro)

17º “The wrong mans”

Las series británicas nos sorprenden día a día y cada vez, afortunadamente, hay más ojos puestos en la interesante producción que sale de allí cada año a la sombra de otras más popularizadas globalmente como “Sherlock” o “Downton Abbey”. Bajo su manto encontramos auténticas revelaciones como “The wrong mans” en la que una llamada de teléfono contestada en el momento más oportuno lleva al enredo al protagonista hasta límites insospechados, pero siempre con un tono de comedia refrescante y aire de buddy movie con corrupción, mafia y golpes de humor directos y jugando con el gag físico. Como dicen algunos críticos, estamos el híbrido de las películas de Jason Bourne y el cine de los Coen en una primera temporada de seis capítulos que tiene como protagonistas a Matthew Baynton y James Corden (el amigo de Keira Knightley en “Begin again”). (Nacho Gonzalo)

16º “House of cards”

Con esta serie no hay término medio, por un lado están los que la odian porque la ven como un burdo escaparate para su actor principal, e incluso les molestan los diálogos de Kevin Spacey con la cámara. Otros la adoran precisamente por lo mismo, porque es el vehículo perfecto para su protagonista, y porque pocos son capaces de comunicar tanto con una mirada de reojo a la cámara, o con el simple acto de abrocharse una americana. En cualquier caso, tras unas temporadas en las que hemos visto fructificar las maquinaciones de Frank Underwood y algunos giros sorprendentes, la próxima temporada promete dar muchos motivos a unos y a otros para seguir amándola u odiándola. Esta última temporada nos ha dado algunos momentos memorables desde el primer episodio con el encuentro en el metro, hasta la última escena con Kevin Spacey haciendo lo que más le gusta, convertirse en el amo de la sala con un simple gesto. (Profesor Falken)

15º “Louie”

Tras terminar la tercera temporada, Louis C.K. se tomó un año de descanso para preparar la cuarta para disgusto de sus fans, pero una vez se ha estrenado ésta podemos decir que la espera ha valido totalmente la pena y el genial cómico ha sabido aprovechar bien todo ese tiempo. Y es que pocas pegas le podemos poner a esta cuarta temporada, Louis C.K. ha sabido reinventar la serie y, aunque quizás los dos primeros capítulos sean más convencionales (aunque muy buenos), el resto es intachable, desde el monologo final de “So did the fat lady”, la serie de capítulos sobre sus vecinas húngaras, o los dos dedicados a su infancia, hasta los últimos sobre el personaje de Pamela con ese perfecto e impagable final. (Petro)

14º “Downton Abbey”

Siempre se criticara que “Downton Abbey” ocupe en los Emmy un lugar que para muchos debería ser de “The good wife”, “Masters of sex” o “The americans”, pero no se puede negar que lo que “Downton Abbey” hace (sea mucho o poco) lo resuelve muy bien. Además de por el empaque de la producción británica que hace que queramos perdernos por los pasillos de la mansión de los Grantham y alrededores, la serie ha sabido reinventarse en su cuarta temporada y, aunque no haya avanzado argumentalmente de manera especial, se haya estancado en algunas ocasiones, y algunos personajes (sobre todo en la zona de los criados) sean un mero pegote, ha vivido el drama de un duelo duelo y, al igual que Lady Mary con una cada vez más interesante Michelle Dockery, ha cogido las riendas de la situación cumpliendo sin grandes alharacas pero ofreciendo momentos dramáticos intensos (como el vivido por Anna) que ha servido para vertebrar la serie este año, al igual que la nueva vida que emprende Lady Mary mientras el luto sigue inundando su corazón, los nuevos aires que ha dado el personaje de Rose, el reclamo de las frases de Maggie Smith, ver a Paul Giamatti como actor invitado chupóptero u ofrecer una simbólica escena con el señor Carson y la señora Hughes descubriendo el mar. Posiblemente no haya sido más que una temporada de transición, pero dentro de que es un culebrón de época ha vuelto a saber manejar bien sus cartas a la espera de que el año que viene confirme realmente si realmente se está abriendo una nueva etapa o sólo le queda morir con dignidad. (Nacho Gonzalo)

13º “Hijos del Tercer Reich”

Imperdonable que no hayamos dedicado esta temporada en la página un artículo a “Hijos del Tercer Reich”, el nuevo ejercicio de revisionismo histórico y de purga de sus vergüenzas que está llevando a cabo la cinematografía alemana. En una fiesta inicial encontramos a cinco amigos que disfrutan de la velada y de la alegría conjunta (quizás la última) antes de partir a la guerra, cada uno dentro de sus responsabilidades. Dos hermanos que van al frente, un sastre judío intentando mantener el negocio familiar siempre con la sombra de la amenaza de la purga nazi, la novia de éste doblegándose al paradigma nazi para ascender en su carrera artística, y otra chica como enfermera enamorada en secreto de uno de los hermanos. Tres capítulos que no desmerecen en nada a “Hermanos de sangre” o “The Pacific” de la ambiciosa HBO y que es la mirada europea (concretamente alemana) al conflicto, no tanto desde el punto de vista de la guerra, sino de la perspectiva humana de unos personajes que se mueven entre el sentido del deber y la frustración de comandar a unos hombres al matadero, el recelo, la deshumanización que desemboca en la insensibilidad ante la violencia, o el amor interrumpido ante la barbarie de un pueblo que se avergüenza y que mira atrás a su pasado como rememora su evocador título original. Muy bien ambientada e interpretada, y con momentos que encogen el alma por su verdad, es imposible no emocionarse y terminar extasiado ante una de esas series que es tan grande que sobrepasa la cultura audiovisual para convertirse en toda una lección de Historia. (Nacho Gonzalo)

12º “Orphan black”

Nos gusta la segunda temporada de “Orphan black” porque sus diez episodios pasan volando. Lo consigue gracias a su dinamismo y, quizás, por cierta superficialidad argumental (si la comparamos con alguna de sus coetáneas). Esto imprime adrenalina a su intriga policial aderezada con clones. Merece la pena sólo por las múltiples interpretaciones de Tatiana Maslany, que dan verosimilitud a unos personajes que podrían haberse quedado en pelucas parlantes. Cautivadora ella y cautivadora la serie que, en su segunda temporada, intenta abrirse a un público más amplio, introduce secundarios con más relevancia (aunque algo estereotipados) y ramifica las tramas para profundizar en la vida de cada clon. (El Kurgan)

11º “Masters of sex”

La originalidad así como el estupendo trabajo actoral de esta serie (como ya comentamos tras su estreno) vale para ser uno de los principales estrenos del año. Ajustado drama, el interés que despiertan los años 60 (influenciado claramente por la corriente “Mad Men”) y el propio morbo que despierta la temática de la misma son, junto a un guión realmente bueno, los pilares del éxito de esta especie de biopic sobre el Dr. William Masters y sus investigaciones sobre sexología. Tiene pinta de convertirse en una serie de culto y de que la nombremos repetidas veces al hablar de rankings y premios. (David Volcano)

Las mejores series de la temporada (II)

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario