Históricos de cine: Richard Nixon, el líder deshonrado

Históricos de cine: Richard Nixon, el líder deshonrado

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Abrimos esta nueva sección, donde recopilaremos a los grandes personajes históricos y su tratamiento en el mundo del celuloide, con uno de los políticos más controvertidos del pasado siglo XX, Richard Nixon. Nixon, único presidente que dimitió en toda la corta historia de Estados Unidos, tras una series de casos de corrupción y escuchas ilegales que le puso en contra de la opinión pública, y forzó su marcha de la presidencia, de la que había sido electo por primera vez el 20 de Enero de 1969. Con Nixon, como ocurre con la mayoría de políticos, es difícil recordar cuales fueron sus últimos momentos ya que se confunden sus últimos días con lo meramente profesionales. En 1994 Nixon moría a los 81 años después de haber sufrido un ataque cerebral. Como presidente, dos décadas antes, Nixon había especificado que, cuando falleciera, quería yacer con todos los honores bajo la cúpula del Capitolio, como se había hecho con todos los líderes nacionales desde Abraham Lincoln. Pero Nixon cambió de idea a la vejez y ordenó que sus restos se trasladaran a Yorba Linda, cerca de Los Ángeles, en la granja en la que había pasado su infancia. Su idea era que quedara como una planta más del lugar que le vio nacer. Su adiós, con todos los honores, fue una dulce venganza con la que Nixon se despidió de otro mundo tras abandonar la presidencia como un líder humillado. Era el triunfo del estadista por encima del político. Una venganza que no fue más allá de ese día en el que todo muerto es valorado como un gran tipo. Una encuesta realizada tras su muerte arrojaba el dato de que el 27% le recordaba como un gran presidente frente al 44% que lo valora como un líder deshonroso. El cine siempre lo ha mirado con este último porcentaje.

El caso Watergate derrumbó a un mandatario, que innovó en política exterior y las relaciones internacionales, ordenó una retirada gradual de tropas de ese infierno bélico que fue Vietnam y consiguió acuerdos para la reducción del armamento nuclear y estratégico a nivel mundial. En política popular, subvencionó a todos los Estados, creando numerosos puestos de trabajos, creando planes de pensiones y ayudas a los más desfavorecidos en un tratado denominado “New Federalism”. Nixon fue un presidente diferente que aunó claroscuros, y que el mundo siempre recordará por el caso Watergate y no por sus logros o como un genial letrado. El arte no fue ajeno a este personaje del que se crearon novelas, obras de teatro y, como no, películas.

HistoricosdecineRichardNixon02En su gran mayoría, estas producciones tratan a Nixon como un personaje corrupto. Desde un punto de vista periodístico, en “Todos los hombres del presidente” (1976) del gran Allan J. Pakula, donde Dustin Hoffman y Robert Redford son dos incansables reporteros que averiguan el sistema de escuchas de Nixon en el edificio Watergate. El término “Garganta Profunda” que se hizo tan popular en esta época es uno de los ejes de un film, que hoy en día sigue siendo uno de los mejores retratos del periodismo de investigación en el mundo del celuloide. Un gran reparto y una gran historia que explica con detalle todo el proceso, dificultades y presiones que Carl Bernstein (Hoffman) y Boob Woodward (Redford) para alcanzar y destapar una noticia que cambió la historia de su país. Ganadora de cuatros Óscars, entre ellos, el de mejor guión adaptado.

Siguiendo el enfoque informativo, pero mostrándonos un Nixon más íntimo, es la reciente “El desafío: Frost contra Nixon” (2008) del casi siempre impersonal Ron Howard. Película aclamada, y candidata a los premios de la academia en cinco categorías, entre ellas, la de mejor película. Basada en una conocida obra teatral, que interpretó el también protagonista de esta cinta, Frank Langella como Richard Nixon, “El desafío” nos muestra la preparación, el desarrollo y las consecuencias de una de las entrevistas más esperadas, hecha por el showman David Frost a un Nixon ya derrocado. Un drama donde se muestran las dudas de ambos contendientes y nos deja la evolución de un Richard Nixon, primero, orgulloso y altivo, y que ha medida que su rival le arrincona, se va convirtiendo en una persona insegura, dubitativa y derrotada por las circunstancias. La sola interpretación de un Langella en estado de gracia, convierte el film de Ron Howard, en probablemente su mejor obra y una de las mejores de 2008.

HistoricosdecineNixonFrankLangellaAnthonyHopkinsProbablemente, Langella haya sido, por el momento, el mejor Nixon en pantalla. Siempre con el permiso de Anthony Hopkins. Oliver Stone mostró con “Nixon” (1995) el lado más positivo del gobierno del trigésimo séptimo mandatario de los Estados Unidos y una de las mejores interpretaciones del galés, Sir Anthony Hopkins. La crítica especializada y no tan especializada, pensó que Stone fue demasiado condescendiente con un personaje, cuyos errores podían más que sus aciertos. Este film, es un reconocimiento a los méritos de un político y una muesca que su periodo de gobierno le creo seguidores a la par de detractores. Nixon fue el precursor de un nuevo estilo de política exterior, que sirvió de moderador en las turbias aguas de la Guerra Fría. Con su estilo biográfico, Stone, plasma de manera correcta un personaje que Hopkins remata de manera impecable y eleva la película a clásico político del cine de los noventa.

HistoricosdecineRichardNixonWatchmenMás caricaturesca es su presencia tanto en la novela gráfica como en su adaptación a la pantalla grande de “Watchmen” (2009). Con un Nixon caracterizado de forma cruel y sumiso al poder de los vigilantes dentro de un mundo ucrónico y donde toda gestión política tiene halo de putrefacción. Esta película revela algunas pistas de la corrupción del mandatario (escucha y seguimiento de los héroes), así como su actuación en política internacional, ante el conflicto con la Unión Soviética y la crisis de los misiles que parecía adelantar el fin del mundo. Nixon es mostrado en clave de thriller en un irregular film producido por Alfonso Cuarón y dirigida por Niels Múller en “El asesinato de Richard Nixon” (2004). Con Nixon como fondo, e interpretado por un excelente Sean Penn, y con unos secundarios de alcurnia como Naomi Watts o Don Cheadle, Müller nos narra la historia de un hombre más, desolado por su situación, decide que la única manera de cambiar el rumbo, es cambiar la Historia. Interesante pero, por momentos, demasiado densa película donde el presidente es sólo la cabeza de turco de la situación, que vivían muchos americanos y ciudadanos del mundo.

También como fondo y como trasfondo, Nixon, nos es mostrado en una creación televisiva con el más puro aroma al mejor cine, “Mad Men” (2007). En esta serie de la HBO, nos coloca en los Estados Unidos de los sesenta, en un retrato de la sociedad americana, sobresaliente, con una brillante producción y grandes guiones. El ocaso de Nixon, no es mostrado de manera indirecta pero si influyente en las decisiones de estos publicistas encabezados por Don Draper. Durante el transcurso de temporadas, se produce el cambio de gobierno y la desaparición del ámbito social de uno de los protagonistas americanos del siglo XX.

Richard Millhous Nixon, héroe y villano, retratado en las dos caras de la moneda. Un personaje influyente y atractivo, que nos mostró algo habitual hoy en día, la absorbencia del poder y su adicción, que hace que el ser humano se corrompa.

Vídeo

“Ama un solo día y el mundo entero habrá cambiado.”

Richard Nixon

 “El más elevado honor que la historia puede conceder a un hombre es el título de pacificador.”

Richard Nixon

 “He decepcionado a mis amigos, he decepcionado a mi país.”

Richard Nixon

 Emilio Martín Luna

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Mary Carmen Rodríguez - 30.01.2010 a las 17:12

Me ha encantado el inicio de esta nueva sección. Estaré muy pendiente de los próximos artículos. Mi más sincera enhorabuena Emilio.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario